6.4 C
General Villegas
domingo, 18 agosto, 2019

El magnetismo y la atracción de Atlético – Eclipse está más vigente que nunca

Otra edición más de un partido con tanta historia ante un marco imponente de público. El choque entre ambos es casi una cita obligaba del hincha de fútbol. Siempre es imperdible y esta vez tampoco fue la excepción, más allá de la posición en la tabla y el nivel futbolístico de los equipos.

Es cierto que ambos no están en su mejor momento, pero eso poco importa a la hora de alentar. El corazón de los hinchas late de una manera diferente, sobre todo cuando enfrente se tiene a su clásico rival.

Se vivió un momento especial cuando la voz del estadio anunció la presencia de Raúl Luis Malbrán (h), su padre fue un emblema de la Academia. Fue fundador del club cuando tenía 15 años, jugador, capitán, multicampeón y presidente de la institución.

Fue muy fuerte y emotivo para los simpatizantes locales escuchar, bienvenido “Raulito”, esta es tu casa.

Desde hace muchos años el estadio del club Atlético Villegas lleva el nombre de ese símbolo, Raúl Malbrán, que durante muchos años vivió en la ciudad de La Plata pero siempre regresaba al pueblo para disfrutar de su club. Hoy es uno de los escenarios más confortables de nuestra liga. Desde hace un par de meses se esta trabajando intensamente en la remodelación de la platea, ese viejo orgullo de la institución.

En ese contexto disfrutamos un intenso partido, donde no hubo vencedores ni vencidos pero dejó una mejor imagen el equipo local que estuvo muy cerca de quedarse con la victoria, por lo realizado en el segundo tiempo.

Las necesidades y urgencias de triunfo era de los dos, no habían ganado en el debut del torneo clausura y era un buen momento para saborear ese halago y sumar de a tres, no pudo ser.

Fue superior Eclipse en los cuarenta y cinco minutos iniciales, se lo vio mejor plantado en la cancha, la buena tarea de Millares, bien acompañado por Falcón y Martínez empezaron a inclinar la cancha a favor de la Maquinita, con Videla como estandarte en la última línea.

Además de un buen trato de pelota y circulación, Eclipse llegaba con peligro al arco defendido por Francucci.

Atlético era un equipo inconexo, por momentos confundido, no podía hacer pie. La clave parecía estar en la mitad de la cancha, ahí el visitante hacía la diferencia.

El zurdazo de Valdez se fue desviado, mas tarde llegó el turno de Millares, su remate fue bien contenido por el arquero local.

Cuando la visita le daba un respiro, Atlético intentaba atacar, pero era muy tibio en sus avances. La más clara fue un centro de Delgado cabeceado por Balesio que pasó cerca del palo derecho del arco de Gatusso.

Eclipse seguía haciendo mejor las cosas por eso no extrañó que se pusiera en ventaja. Tiro libre desde la izquierda ejecutado por Millares, el balón se desvió en la barrera, apareció en escena Videla y con un cabezazo la peinó a la red, ante el júbilo de su parcialidad, 1 a 0.

Eclipse seguía dominando casi a voluntad, el disparo de Collado se fue afuera. Pelotazo para el goleador Maldonado pero muy atento el guardametas local llegó antes que el delantero.

Atlético por momentos parecía que podía reaccionar pero no lograba su cometido, le faltaban ideas y claridad a sus avances. Estaban muy lejos unos de otros, no podía juntase Díaz con Balesio ni tampoco con Delgado.

Formidable derechazo de Millares, parecía que la pelota se colaba en el ángulo pero la extraordinaria atajada de Francucci evitó el segundo grito de gol visitante.

Un par de veces la Academia intentó sorprender pero caía en la trampa del offside.

Se fue lesionado Tondo, lo reemplazó Cestassi.

Centro de Maldonado al segundo palo para Millares pero el remate de este fue bien contenido por Francucci, el arquero local era el más destacado de su equipo.

En el complemento la historia fue otra, muy diferente, porque Atlético salió decidido, con convicción para  torcer el rumbo del encuentro.

Ni el mas optimista hincha local imaginó lo que iba a pasar en los segundos cuarenta y cinco minutos. La gente de Eclipse no podía creer como su equipo literalmente desaparecía de la cancha.

Como por arte de magia el equipo dirigido por Néstor Bitti se constituía en el gran protagonista y el conjunto del flamante técnico Marcos Martín que había tenido un muy  buen primer tiempo se apagaba, sufría y padecía todo el tiempo que quedaba por jugar.

Sorprendió  la metamorfosis de unos y otros. Más vigente que nunca esa frase célebre del gran periodista Dante Panzeri, fútbol, dinámica de lo impensado. Rápidamente logró la igualdad el local, un gran centro ejecutado por Balesio desde la derecha encontró muy solo a Díaz que con un frentazo batió la resistencia del arquero Gatusso, 1 a 1.

Era el comienzo de una serie de oportunidades de gol que iba generando el local. Un potente zurdazo de Piñero se fue muy cerca del travesaño.

Agigantaba su figura Balesio, que terminó siendo el mejor de la cancha, Díaz y Delgado se encendieron, Piñero y Alvarez aportaban lo suyo, Galli los empujaba a todos desde el fondo.

Eclipse entró en un cono de sombras y en un laberinto del que no pudo salir nunca. Estuvo muy cerca de la segunda conquista el local, el formidable zurdazo de Delgado se fue muy cerca del palo izquierdo.

Balesio tuvo un par de chances claras para convertir pero el arquero Gatusso con el correr de los minutos se fue convirtiendo en la figura de su equipo.

Atlético seguía buscando el gol, parecía estaba al caer la segunda conquista local. La Academia de dominado pasó a ser dominador. Asistencia de Larrea a Balesio pero Gatusso llegó antes que el delantero de General Pinto.

Devolución de gentilezas: Balesio se la cedió a Larrea, era el segundo gol local pero le picó antes la pelota al diminuto atacante local y se devoró el triunfo de la Academia.

En un partido jugado con mucha corrección, en el epílogo del mismo se calentó de manera inusitada, tal es así que el juez Marcos Palavecino de Olavarría mostró tres tarjetas rojas de manera simultanea. Se fueron expulsados Videla y Falcón en Eclipse, Iturria en Atlético. Quedaron algunos minutos para adicionar pero el arbitro sorprendió haciendo sonar su silbato y dando por finalizado el encuentro.

Las ricas historias entre Atlético y Eclipse siempre nos deparan  grandes emociones y dejan mucha tela para cortar. Este fue un nuevo capítulo, lleno de matices y sorpresas, como nos tienen acostumbrados.

                                                                           Román Gregorio Alustiza

 

Atlético 1 (Nicolás Díaz)

Juan Cruz Francucci, Diego Galli, Juan Bazán, Emiliano Blanco, Francisco Tondo, Nicolás Echeverría, Matías Piñero, Federico Delgado, Tomás Balesio, Nicolás Díaz y Juan Alvarez. DT: Néstor Bitti.

Suplentes: Claudio Castillo, Matías Herrera, Sebastián Escurra, Diego Cestassi, Santiago Iturria, Jesús Larrea e Ignacio Iturria.

Cambios: Diego Cestassi por Francisco Tondo, Jesús Larrea por Juan Alvarez e Ignacio Iturria por Tomás Balesio.

 

Eclipse 1 (Ignacio Videla)

Matías Gatusso, Ignacio Videla, Martín Alarcón, Lucas Collado, Elián Valdes, Alejandro Ponce, Maximiliano Martínez, Maximiliano Cano, Luciano Millares, Lucas Maldonado y Mariano Falcón. DT: Marcos Martín.

Suplentes: Miguel Pérez, Nicolás Giménez, Lucas Prandi, Agustín Verdugo, Angel Zapata, Matías Rodríguez y Daniel Malmoris.

Cambios: Angel Zapata por Maximiliano Cano y Matías Rodríguez por Maximiliano Martínez.

 

Arbitro: Marcos Palavecino

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre