21.7 C
General Villegas
miércoles, 20 noviembre, 2019

Campana logró la reelección en una elección atípica, marcada por un ausente

Finalmente y como se preveía, Eduardo Campana ganó las elecciones a intendente de General Villegas encabezando la lista de Juntos por el Cambio. En diciembre iniciará su segundo mandato consecutivo.

Sacó más de dos mil votos que su oponente, Sol Fernández, del Frente de Todos, quien más allá de la derrota realizó una excelente cosecha de sufragios, impensada en la previa de las PASO.

Pero la elección estuvo marcada por un ausente, Gilberto Alegre, quien con su arriesgada jugada en las PASO -compitió y perdió con Campana en la interna de Juntos por el Cambios- le entregó en bandeja de plata a Fernández la bonita suma de más de 5.000 votos que engrosaron aquel modesto 15 por ciento que la referente de La Cámpora había sacado en agosto, elevándolo más allá del 45 por ciento.

Cosas del juego democrático. Tras su eliminación directa hace ya dos meses, unos 7.200 electores que eligieron a Alegre tuvieron que votar en esta nueva elección a candidatos que no eligieron por entonces ni hubieran elegido ahora si hubieran tenido la opción original.

Se lo debe cuestionar a diario quien fuera varias veces intendente de General Villegas. Y se lo seguirá preguntando por mucho tiempo más.

La elección fue atípica por esto y por muchas cosas más. Mientras Sol Fernández y su gente caminaron el partido durante 60 días como no lo habían hecho hasta entonces, Eduardo Campana y su equipo optaron por centrarse en la tarea de gobierno y dejar de lado las expresiones netamente partidarias.

Incómodos por el concubinato forzado con la lista perdedora en la interna, nunca dieron una muestra de real fusión. Ni en lo ideológico ni en la acción.

Del otro lado tampoco llegaron muchas muestras de amor. El propio Alegre, y en menor medida sus allegados, ensayaron un apoyo acotado a los propios. «Acompañamos a nuestros candidatos Fernanda Bonelli, Silvina Riat y Damián Gutiérrez», dijeron.

Sin un espaldarazo tajante, esos 7.200 votos huérfanos que dejo Alegre se volcaron en su mayoría a Sol Fernández y en menor medida a la lista que su gente integra.

Es rara la política argentina, para no usar expresiones más barriales. Y estas generales 2019 del municipio de General Villegas dan fe de eso.

Así las cosas, las dos fuerzas en pugna se alzaron con cuatro concejales cada una. Ahora habrá que ver si aquel concubinato forzado toma forma de armónico matrimonio. Es decir, si finalmente Fernanda Bonelli va a ser parte del bloque oficialista, será parte de la oposición junto a sus pares Carelli y Pascual o integrará un bloque propio con estos, flotando entre dos polos.

En teoría, el Concejo queda conformado así: Juan José Tomaselli, Estela Russo, José María García, Fernanda Bonelli, Alicia Laino, Ignacio García, Liliana Lovagnini y Sebastián Cerrajería por Juntos por el Cambio.

Por el Frente de Todos, Sol Fernández, Carlos Pardo, Verónica Zallocco, César Julián, Cristina Liprandi y José Luis Méndez. Y por el Alegrismo, Laura Carelli y Horacio Pascual.

Dejan en diciembre su lugar Claudia Esaín, Martín Micucci, Susana Brime, Pablo Castagno, Marcelo Betanzo, Jorgelina Miranda y Silvia Alvarez. Juan José Tomaselli renueva su banca.

Surgen mil especulaciones. Y quedan boyando otras tantas preguntas que solo el tiempo responderá. ¿Qué irá a hacer Fernanda Bonelli? ¿El sector que encabeza Alegre se reunificará y empezará a caminar hacia las elecciones 2021, habida cuenta que muchos de los votos que hoy tienen otros eran suyos? ¿La unidad del Frente de Todos es tal o resurgirán pequeñas fisuras, hoy maquilladas, en el ejercicio de la política?

Campana sonríe pero sabe que no serán sencillos los cuatro años por venir. Ya no podrá ser reelecto y deberá preparar su sucesor. No contar con la mayoría -en caso que ocurra- no debería preocuparlo demasiado. De hecho, nunca la tuvo. Y tuvo que soportar a muchos de los propios votándole en contra.

Con los gobiernos nacional y provincial en otras manos, en las últimas horas del domingo recibió otra buena noticia: Juntos por el Cambios retuvo y hasta revirtió derrotas en las PASO en varios municipios de la zona y la provincia. No es poca cosa a la hora de peregrinar hacia La Plata, donde reside la alicaída caja fuerte de los bonaerenses.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.