22.7 C
General Villegas
viernes, 10 abril, 2020

¿Cómo hacer para que no nos enferme la cuarentena?

El objetivo de esta cuarentena obligatoria es protegernos del coronavirus y evitar su propagación. Pero mientras afuera está la amenaza del COVID-19, adentro el encierro puede generarnos innumerables trastornos psicológicos. ¿Cómo podemos sobrellevar un aislamiento tan prolongado si no estamos acostumbrados a algo así? ¿Cómo podemos evitar que la ansiedad o la depresión nos ganen la partida? La psicóloga Marta Formica nos brindó algunas respuestas.

«No me gusta que le llamemos aislamiento social porque justamente eso es lo que no tiene que ser. Puede ser aislamiento físico, para cuidarnos, pero no social. Ahora tenemos muchas posibilidades para estar conectados. Es natural que en estas situaciones haya sentimientos como de miedo, de angustia, enojo o ansiedad. Así se transitan las crisis. Los chinos dicen que crisis es oportunidad. Tratemos de hacer de esto una oportunidad», explicó Formica.

«Este aislamiento tiene etapas como las tiene un duelo. El aislamiento nos genera incertidumbre. Después hay una etapa que da mucha sensación de hastío, de ansiedad, de miedo, muchas veces más exagerado. Es normal que esto nos pase, es como una montaña rusa de emociones que van pasando en el día. Las sugerencias son tener la cabeza ocupada en otras cosas, pensar todos los días 10 actividades diferentes que nos puedan calmar el cerebro. Después hay otra etapa que es la de la resistencia, que es de mayor estabilidad y adaptación. Ahí disminuye la ansiedad y el pánico porque nos vamos adaptando a la situación nueva. Ojalá que cuando pase todo esto podamos aprender cosas, como poder empezar a entender el silencio», afirmó la profesional.

El secreto para evitar la ansiedad y sentirse agobiado por la situación es focalizarse en el aquí y ahora: «Es difícil porque el aquí y ahora es caótico, es de miedo, es de sensación de desconocimiento. ¿Cómo hacemos para aplacar la ansiedad? No pensar en el futuro es una de las recomendaciones. Además, tenemos que definir como máximo dos momentos en el día para recibir información: un ratito a la mañana y un ratito a la noche. Y no viralicemos todo, porque estamos saturando internet y esto es un problema para los que realmente están usando internet para trabajar, como por ejemplo los periodistas. Estamos colapsando todo por viralizar videitos que dicen cualquier pavada. No nos hace bien a nosotros, no les hace bien a los demás y no nos hace bien socialmente porque no nos estamos cuidando», sostuvo Formica.

Otro gran secreto es hacernos la idea que esta cuarentena se va a extender mucho más allá del 31 de marzo: «Pensemos que vamos a volver a la normalidad en mucho más tiempo del previsto. Si nos planteamos una fecha de vencimiento esto nos va a producir mayor angustia y necesitamos tener las defensas emocionales altas. Debemos focalizarnos en el aquí y ahora. Me levanto, limpio, hago gimnasia, pinto, leo, escribo, cocino, etc. ¿Por qué no ponernos a coser barbijos? Se van a necesitar. ¿Por qué no hacer carteles para que todos tengamos un cartel en la puerta de casa que diga ‘Todo saldrá bien’? Hay que hacer cosas creativas porque la creatividad nos salva», recomendó.

Otro punto vital es cuidar nuestra imagen: sacarnos el pijama, arreglarnos, peinarnos y vestirnos. El abandono puede llevar a la depresión muy fácilmente.

Por último, Marta Formica reconoció que el aspecto económico preocupa a toda la sociedad que no puede salir a trabajar, a producir o a hacer sus labores cotidianas. De todas maneras insistió en concentrarse solamente en el momento presente: «Yo no me puedo ocupar hoy de lo que voy a hacer dentro de un mes para resolver este tema. No me puedo angustiar hoy de lo que va a pasar en un mes porque bajo las defensas personales y doy espacio a un efecto bola de nieve. Hoy es hoy. Ocupémonos de cuidarnos hoy, de cuidar a los otros hoy. Mantengámonos aislados pero conectados. Ese es el desafío», concluyó.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre