19.8 C
General Villegas
miércoles, 19 febrero, 2020

Con concesiones a la oposición, Axel Kicillof logró la sanción de la ley impositiva

El Senado bonaerense le impuso cambios al proyecto del gobernador; tras una maratónica jornada, se mantienen las subas al campo y se atenúan los aumentos en las ciudades El gobernador Axel Kicillof logró anoche la sanción de la ley impositiva para 2020. Pero, tras los cambios que impuso el Senado, las alzas de impuestos quedaron limitadas al Inmobiliario Urbano, Ingresos Brutos y Puertos. No así en el Inmobiliario Rural.

La Legislatura bonaerense sancionó la ley, al cabo de una maratónica jornada en la que el proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo fue votado por mayoría en la Cámara de Diputados, pasó al Senado, que le introdujo modificaciones y volvió cerca de la medianoche a la Cámara baja para su sanción definitiva, luego de que el Frente de Todos aceptara las reformas.

Juntos por el Cambio hizo valer su mayoría en el Senado para modificar el texto original de Kicillof. Tras los cambios el Poder Ejecutivo dejará de recaudar unos $10.000 millones, según se informó.

De acuerdo con las modificaciones, la suba del 75% de aumento en el impuesto inmobiliario urbano llegará ahora solo a 600.000 partidas, en lugar de las 1,3 millones del proyecto presentado anteayer por el Poder Ejecutivo.

No hubo cambios en el Inmobiliario Rural: se aplicará una suba del 75% cuando las valuaciones de 2019, de la tierra libre de mejoras, sea superior a $3.000.000 y la superficie supere 2000 hectáreas. El gobierno insiste en que solo afecta a 211 propietarios.

Las alícuotas de los Ingresos Brutos a los medicamentos quedaron en 1,5, tal como envió el proyecto del Poder Ejecutivo. Se fijó, además, que las pymes tengan una base no imponible de $10.400.000. Y se aprobó la devolución a los municipios del impuesto automotor correspondiente a los vehículos de más de 10 años de antigüedad.

Juntos por el Cambio criticó la suba de las tasas portuarias e introdujo reformas: la tasa por tonelada cargada será de $46,50 y de tonelada descargada de $139. La tasa por tonelada removida será de $23. Esto es la mitad del valor que inicialmente proponía el oficialismo.

El impacto

El senador Roberto Costa, presidente del bloque de Juntos por el Cambio, enumeró: «Esta ley va a modificar el día a día de todos los bonaerenses. Planteamos mejoras. Pero, quizás, a los inmuebles que valen menos de $300.000 no les tendríamos que haber aumentado ni el 15%», dijo, en una clara crítica al espíritu progresista de la norma que defendió el Poder Ejecutivo.

De acuerdo con la nueva ley se minimizó a 600.000 los contribuyentes que recibirán un aumento del 75 por ciento. Pero no se subió el piso imponible para las valuaciones más bajas.

La mayoría de los cuatro millones de contribuyentes pagará entre el 55% y el 35% del alza en el Inmobiliario Urbano.

«La clase media no va a tener que pagar el impuestazo que había dejado el gobierno de María Eugenia Vidal», respondió la senadora María Reigada, del Frente de Todos. «La inflación del 55% no es producto de Axel Kicillof, ni de nadie de los que están acá», defendió la senadora oficialista.

«No estamos conformes con la ley. Hubiéramos preferido que no se atacara tanto a la producción agrícola-ganadera: con el 33% de retención en la soja no le da el número a nadie», dijo Costa.

Pese a estos dichos no se modificaron las subas sobre el Inmobiliario Rural. «No era un impuestazo. Pero tampoco está mejorado todo lo que queríamos», concluyó.

Desde el Frente de Todos, el senador Gervasio Bozzano dijo: «El proyecto de Axel Kicillof era una buena solución a los problemas de la provincia. Mejoraba la situación de las cuentas sin recaer sobre los que menos tienen y sin caer sobre la actividad. Pero no es la ley que vamos a tener. Vamos a perder más de $10.000 millones», se lamentó el legislador oficialista. Afirmó, además, que solo en este mes de enero la provincia de Buenos Aires tiene que afrontar compromisos por casi cinco veces ese monto.

Más duro aún, el diputado Facundo Tignanelli (Frente de Todos) criticó a la oposición por negarse a acompañar el proyecto original del gobernador Kicillof.

«No hay que asustarse cuando a uno le dicen que defiende a un sector de la población que está mejor, y que le fue mejor con el último gobierno. Celebramos que hayan venido a discutir», advirtió el diputado oficialista.

Y prosiguió: «Queremos destacar a todos los intendentes que acercaron propuestas y se vieron reflejadas. Somos conscientes de que la provincia está en emergencia. Celebramos que hayan venido a votar con sus aportes, pero entendemos que debía ser votada en integralidad. Sabemos que tienen el número en el Senado para hacer lo que consideren. Pero sería un acto de responsabilidad acompañar en su integralidad».

Fuente: La Nación

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre