Logo
-
Nacionales
Información General

SECTOR AGROPECUARIO

Control de roedores: Importancia de utilizar buenos raticidas y conocer las diferencias entre los productos
Marcelo Hoyos, especialista en Higiene Ambiental de BASF, comenta acerca de una buena elección del raticida y las diferencias entre las distintas formulaciones que hay en el mercado.

 Dentro de la problemática de los roedores uno de los factores más importantes y más complejos a los cuales debe enfrentarse un controlador es la elección del rodenticida. Vemos que hay una gran cantidad de productos en el mercado. Tenemos productos con diferentes tipos de formulación, ingredientes activos con diferente toxicidad, también la seguridad no siempre es la misma, hay de variadas formas, pesos y tamaño, diferencias en los componentes, calidades y tipos de envases y finalmente el precio. Todo esto compone el coctel de información que se debe disponer para elegir el correcto. ¿Evaluamos estos elementos antes de elegir?

Qué es un rodenticida
Para comenzar, un raticida o rodenticida es esencialmente un cebo con un producto (ingrediente activo) anticoagulante en su interior que provoca la muerte del roedor luego de ingerir la dosis letal correspondiente a ese activo. Es un alimento que debería ser atractivo para el roedor o al menos, no debería rechazarlo y que en su interior tiene un producto que inhibe la coagulación de la sangre una vez consumido por el roedor. Además, este cebo debe contar con elementos de seguridad obligatorio como el amargante disuasivo y colorantes hidrosolubles.
Pasados los 3 a 5 días luego de la ingesta, el roedor comienza a sentir los síntomas de las hemorragias internas, como un envejecimiento prematuro y el animal termina muriendo.
Para que esto ocurra necesariamente debe encontrar al cebo, no rechazarlo y consumir la dosis letal. Allí radica la diferencia entre los productos.
Bloque Compreso
BASF trabaja con un rodenticida llamado Storm® que es un bloque compreso similar a una almendrita azul de 4 gramos de peso y otra formulación en forma de tuerca con un agujero en el medio, de 20 gramos llamado Storm® Secure, pero solo basta la ingesta de un gramo o un gramo y medio de Storm® para que el roedor adulto muera luego de los 3 a 5 días de consumido. A esto se llama monodósico. Es un producto de probada eficacia en terreno y una gran reputación entre los usuarios. El rodenticida monodosico Storm® tiene un poder rodenticida muy superior a otros productos y la base de su formulación es un bloque compreso con alta concentración proteica.
Bloque Parafínico
En cambio, hay otros cebos llamados parafínicos (Bloques Parafínicos), en base a parafina, y que en su interior contiene grano tratado (esencialmente trigo) con algún ingrediente activo anticoagulante diferente del producto Storm® y del que al ser menos activo se necesita entre 6 y 7 veces más consumo para generar la muerte.
Los bloques en base a parafina, presentan un deterioro cuando hay calor y polvo en el ambiente. Esto genera una pérdida de la palatabilidad y probablemente algún rechazo, por lo que la necesidad de recambio o reposición es más frecuente, encareciendo el costo del tratamiento.
Sistemas de alto riesgo
En la actualidad, hay productos prohibidos que lamentablemente se siguen viendo en el terreno, tal es el caso de pastas, venenos líquidos, venenos en polvo, etc. También, hay usuarios que aplican el sistema de fruta envenenada con cebos líquidos, lo cual más allá de estar prohibido es extremadamente peligroso porque se expone a otros animales a un gran riesgo ya que pueden consumirlo accidentalmente y provocar intoxicaciones graves. Además, manipular veneno rodenticida líquido es peligroso y la fruta se deteriora en pocos días requiriendo un recambio permanente generando costos y mano de obra adicional.
Desde nuestra posición recomendamos el uso de rodenticidas de buena calidad, porque hacen que el programa de control sea económico, efectivo y seguro.
Si compramos productos que no son eficaces, que no tienen buena calidad, que no tienen buena seguridad y que las dosis son altas y la reposición es frecuente, va a salir mucho más caro y conllevar riesgos altísimos que no sugerimos correr.
Otro punto importante recalcar es que cuando vamos a comprar un raticida y se elabora un programa de control profesional, podrán comprobar que el costo del raticida dentro del costo total del programa es relativamente bajo.
Analizar precios por kg, precio por punto de cebado y reposición necesaria
No hay que escatimar en usar productos de "bajo costo por kilo" porque después cuando se va al programa en el terreno y aplicamos las dosis que corresponden, resultan ser los más caros.
En Gral Villegas, encontrá Storm y todos los productos BASF para Higiene Ambiental en PILAR Insumos. www.pilarinsumos.com tel. 03388- 424342
FUENTE: Sector Agropecuario

Esta nota no tiene comentarios
  • IMPORTANTE: DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
  • Nombre:

  • Email:

  • Comentario:


Otras opciones para compartir
Votar esta nota
  • Currently 5.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Ranking: 5.00 (1 votos)


El sitio está optimizado para ser visualizado en los siguientes navegadores:
Mozilla FirefoxMozilla Firefox
OperaOpera
Internet Explorer 7Internet Explorer 6 o superior