Logo
-
Nacionales
Política

¿Querés sacar un préstamo y no sabés por dónde empezar?
Cuando hablamos de financiaciones, están los créditos personales que funcionan como un adelanto de dinero que ofrece un banco o una entidad financiera para que personas particulares, mayores de 18 años de edad, puedan hacer uso de él cuando lo necesiten.

 Se trata de un tipo de préstamo muy sencillo y práctico, sobre todo porque las personas obtienen el dinero en efectivo y no deben rendir cuentas del uso que hacen de él.

A la hora de sacar un préstamo se deben tomar en consideración tres variantes: el monto, el plazo y la tasa de interés.

El monto de dinero prestado

Está es la cantidad de dinero que se solicita, cuanto mayor sea el monto más tiempo será el de financiación. Igualmente es importante tener en cuenta que los préstamos personales, al no exigir garantías, otorgan montos pequeños o medianos, es decir entre unos $ 5.000 y $ 10.000. Una recomendación para calcular cuánto dinero pedir es solicitar un préstamo cuya cuota mensual no supere el 30% de los ingresos mensuales.

El plazo del préstamo

En cuanto al plazo, éste es establecido por la casa financiera. El plazo es la cantidad de tiempo, generalmente medida en meses, en que se debe devolver el dinero del préstamo. Los plazos siempre varían y dependen del monto de dinero solicitado, pero en el caso de los préstamos personales estos plazos varían entre corto y mediano plazo, es decir entre 12 y 36 meses. Lo más recomendable es cumplir con los plazos de pago, porque de lo contrario se adquieren nuevos gastos, los intereses suben e incluso se puede cobrar una mora.

La famosa Tasa de Interés

Por último, la tasa de interés es un factor muy importante, ya que determina la cantidad de dinero extra que se va a pagar por el préstamo. La tasa de interés puede ser fija o variable, pero generalmente en este tipo de préstamos es fija. Cuando se trata de una tasa de interés fija, se habla de una cuota fija por mes. O sea que a lo largo de todo el plazo se estará pagando el mismo monto de cuota al banco.

En Argentina, este tipo de préstamos personales suelen pagarse con tasas de interés fijas y en pesos. Es importante tener esto en cuenta, ya que la variabilidad del dólar no estará afectando el valor del préstamo ni la cuota.

Se puede calcular la tasa de interés simple de un préstamo de forma muy sencilla. El interés simple de un préstamo es igual al monto del préstamo inicial (en pesos), por la tasa de interés (expresada en números decimales), por la cantidad de períodos a pagar (generalmente expresada en meses). En resumen la ecuación queda así:

Interés simple = Préstamo x Tasa de interés x Períodos a pagar

Otra referencia que se puede tomar a la hora de comparar préstamos es el Costo Financiero Total (CFT). Este costo toma en consideración las tres variables anteriores (el monto, el plazo y la tasa de interés) y adiciona además algunos costos asociados que pueden traer algunos préstamos. De esta forma, el Costo Financiero Total permite analizar y comparar las distintas ofertas del mercado calculando cuánto se estará pagando por un préstamo en total o de forma anual.

Una vez que se ha calculado el interés del préstamo, dicho monto debe ser sumado al monto solicitado, para así obtener el dinero que se estará pagando efectivamente por dicho préstamo.

Esta nota no tiene comentarios
  • IMPORTANTE: DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
  • Nombre:

  • Email:

  • Comentario:


El sitio está optimizado para ser visualizado en los siguientes navegadores:
Mozilla FirefoxMozilla Firefox
OperaOpera
Internet Explorer 7Internet Explorer 6 o superior