Logo
-
Zonales
Rurales

Opinión

Hay cosas obscenas
Por Eduardo Juan Salleras, productor agropecuario y es presidente comunal de Aarón Castellanos (Santa Fe)

 A principios de 2003, cuando nos visitó el Ingeniero alemán: Cáspar Linder, era una idea fantástica resolver el problema de las inundaciones con una propuesta superadora, con un canal navegable, un proyecto de desarrollo sin precedentes en la Argentina, capaz, no sólo de encausar los excedentes hídricos sino además, la utilización de la navegación como factor estratégico productivo y comercial, cambiando sustancialmente la ecuación del modelo de país a futuro.

   Hoy hablar de aquel canal de multipropósito propuesto por el Ing. Dante Seta y evaluado por el Ing. Linder (que resolvía la financiación de tremenda obra, proporcionada al problema integral de las inundaciones en la llanura pampeana), cuando la situación hídrica es angustiante, parece obsceno; justo ahora en tiempos en el que todos piden a gritos desesperados que resuelvan de alguna forma la cuestión y a nadie se le cae una idea razonable, admitiendo que no hay soluciones mágicas cuando se ha llegado a semejante cuadro de inundación.
   Cuando elegí el calificativo de obsceno, dudé, porque quiere decir muchas cosas que no merecemos los que desde hace dos décadas estamos anunciando lo que podía pasar si no se tomaba en serio el cambio climático y las consecuencias del mismo. Jugaron con el "Niño", apostando entonces a la "Niña", para en cierta forma, esconder detrás de la cortina, la realidad. Debe aceptar la sociedad que prefirió esa propuesta de ciclos y obras, en definitiva más de defensa civil que de hidráulica, o mejor dicho, con ningún sentido hidrológico, que aceptar lo que se les decía desde la otra vereda: "que no se estaban atendiendo las causas sino los efectos, más políticos que técnicos"? la gente prefirió las buenas noticias aunque fueran mentira, que la trágica novedad de estar inmersos en una inundación subterránea sin precedentes.
   Ahora, el término obsceno puede decir torpe y tal vez sea una torpeza referirse a una hidrovía  en estos momentos, pero pasaron 15 años en los que se pudo haber hecho, y estaría funcionando y con ella resueltas las inundaciones, sin embargo, salvo algún ilusionado con un gran país, la mayoría que se contenta con el bienestar personal y el presente, prefirió negar la realidad a ocuparse seriamente del tema.
   Pero, obsceno también quiere decir impudoroso, indecente, lascivo? no merecemos estos calificativos, en cambio, aquellos que perdieron el tiempo y el dinero de la sociedad, haciendo bodrios por doquier, cuyas obras son las causantes de esta realidad trágica, como haber elevado el nivel de rebalse de la laguna La Picasa en más de un metro (condición admitida en aquel entonces por el mismo gobernador de Santa Fe: Carlos Reutemann, el que, al sentirse culpable de la torpeza de sus funcionarios hidráulicos, mandó a construir urgente las defensas del pueblo Aarón Castellanos, cuando la mitad de su superficie está por debajo de la nueva cota máxima "artificial" de desborde de la laguna; así llegó ésta a las puertas urbanas). Eso es obsceno. Haberle creado 1.10 m más de capacidad de almacenaje a La Picasa, - esa situación que hoy está vigente - nadie busca la cota 105.20 según el Instituto Geográfico Militar (IGM) nivel "natural" de desborde, que se hubiera producido, probablemente hace más de un mes.
   También es obsceno haber hecho toda una maraña hidráulica hacia una laguna inexistente en los mapas de geografía en la década del 80, que además, se la sentenció a la caprichosa consideración de CUENCA CERRADA? ¿Cómo una laguna de escasas 1500 has de superficie y poca profundidad podía tragarse el aporte de agua producido por más de 1.000.000 de has, cambio climático mediante?
   ¿No es obsceno haber hecho una ruta, donde hubo más de 4 m de agua, sin resolver el problema hidráulico, habiéndose comenzado antes una obra de solamente 4 km más por lo seco y con un costo 6 veces inferior, la que se abandonó porque sí?
    También es obsceno hacer obras para algunos, que coinciden generalmente con el poder ? o cambio de ? cuando a una pequeña escuela rural le es imposible comenzar el ciclo lectivo porque no tiene vías de acceso, los mismos caminos que usamos muchos de los que vivimos en la tierra ? mejor dicho en el barro ? pero cuando ciertas personas deben mover la cosecha ? o sacarse el agua del campo - aparecen las máquinas, circulan los camiones, los que rompen los caminos, y una vez finalizada la tarea, otra vez aislados y sin dar clases a los deseosos niños por aprender. Eso es impudoroso. Ni hablar cuando uno escucha decir del interés por la Educación.
   Obsceno, malicioso, inmoral, sucio? es haberle robado la plata a la gente durante años, dinero dispuesto para hacer las mejores obras de desarrollo para el país, suficientes para no hablar más de pobreza y sí de bienestar; ladrones a todos los niveles, políticos, judiciales, policiales, técnicos? con cómplices pagos o gratuitos.
   Deshonesto es, levantar la mano para ocupar el Estado, y pretender que las catástrofes pasen, con las menores pérdidas posibles y de lo que quede, germine algo, sin hacer nada para evitarlas.
   La administración pública es un gran compromiso con la gente, con toda, y conlleva una gran responsabilidad.       
   A la Argentina, lo único que le hace falta, es PENSARLA BIEN.

Comentarios (2)
  • IMPORTANTE: DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
felicitaciones actualidad por la nota y tambien a sr salleras hay mentes muy lucidas en nuestro pais no todo esta perdido ...
  • por: roberto de ameghino
  • 20/06/2017

Cuantas verdades, el Sr. Eduardo Salleras es una de las pocas personas que tiene absolutamente clara la problemática de La Picasa y además se anima a decirla, porque hay funcionarios que también la tienen clara pero políticamente les es imposible decir la verdad del problema.
Además lamentablemente está comprobado que psicológicamente las personas preferimos creer LAS BUENAS NOTICIAS de los funcionarios y no las verdades que suelen ser dolorosas.
La prueba mas grande de esto es la desaparición total de Epecuén debajo del agua cuando los políticos de turno le aseguraban a la gente que el terraplén de contención soportaría bien y en caso de alguna filtración el agua no superaría los 15 cmts de altura en las partes mas bajas de la villa turística.
El terraplén se rompió, Epecuén tuvo mas de dos metros de agua y de esta manera desapareció para siempre; por eso siempre es preferible escuchar a personas sin ningún compromiso político, como Salleras, y no a funcionaros de turno.
  • por: Rodolfo Ramirez
  • 19/06/2017

  • Nombre:

  • Email:

  • Comentario:


El sitio está optimizado para ser visualizado en los siguientes navegadores:
Mozilla FirefoxMozilla Firefox
OperaOpera
Internet Explorer 7Internet Explorer 6 o superior