Logo
-
Zonales
Información General

ENFOQUES

El maestro del telar
Actualidad dialogó con Walter Cassano, uno de los artesanos emblemáticos de nuestra ciudad. En esta nota, su historia.

 Walter Cassano nació en Capital Federal, pero a los 3 años se mudó con sus padres a nuestra ciudad. Cuando comenzó la primaria regresó a Buenos Aires, y a los pocos años volvió a Villegas, donde echó raíces. En los '80 hizo el servicio militar en Pigüé, y más tarde se instaló en Capital para estudiar abogacía, carrera que completó hasta tercer año, cuando se dio cuenta de que eso no era lo suyo. Tomó sus cosas y partió rumbo a Córdoba, donde, sin saberlo, comenzaría a forjarse su fututo como artesano.

 
            Orígenes
            Mientras estaba en Buenos Aires, el telar era su hobby, que había aprendido mientras vivía en Capital, en 1982."Después de vivir en Buenos Aires, donde trabajé muchos años en un estudio jurídico, me cansé y me mudé a Córdoba, para trabajar en un hotel. Más tarde, el hotel se vendió y yo quedé a la deriva. Ahí fue cuando retomé el telar. Nunca había imaginado que eso que para mí era un pasatiempo, se terminaría transformando en una salida laboral. Desde 1994 vivo exclusivamente del telar", nos cuenta.
            Instalado en La Falda, Córdoba, Walter comenzó a formar parte de la movida de artesanos "Las artesanías de las sierras cordobesas son reconocidas en todo el país. Comencé a integrar la Asociación de Artesanos y me involucré cada vez más. Al principio trabajaba en mi casa y una vez por semana viajaba a Córdoba; dejaba mercadería en consignación y a la semana siguiente reponía lo que se había vendido y dejaba nuevos productos", recuerda.
 
            Seguir aprendiendo
            Walter siguió perfeccionando su técnica, aprendiendo cosas nuevas y formándose. Disfruta mucho de realizar diferentes cursos;ha tomado algunos de bijouterie, de marroquinería y actualmente está haciendo uno de cerámica, siempre como complemento del telar.
Primero vendía en negocios, y después comenzó a participar en diferentes ferias distribuidas a lo largo y ancho de nuestro país. Viajó kilómetros y kilómetros llevando su arte a cuestas, recibiendo elogios de clientes y colegas. Sus creaciones partían rumbo a San Juan, La Rioja, Santiago del Estero, La Pampa, Buenos Aires, Santa Fe, Neuquén y más.
            Chalecos, bolsos, caminos de mesa, alfombras, ruanas.... la lista sigue. Dice que nunca puso etiquetas a sus productos, y que es algo a lo que se resiste. "Si le pongo una etiqueta, parece industrial", sostiene.
A medida que el tiempo fue pasando, se fue adaptando a la demanda de los clientes y alos vaivenes de la moda, y fue siguiendo las últimas tendencias en colores y texturas. La materia prima la consigue en Córdoba y Buenos Aires, y sus productos siempre se destacan por la perfección y la calidad.
           
            Cursos
            Estando en Córdoba abrióun local de artesanías y comenzó a ofrecer algunos cursos a grupos reducidos. En el año 1999 participó de una feria en Santiago del Estero, en la que le consultaron si podía enseñar, y lo mismo sucedió cuando fue a La Rioja. Así, al año siguiente comenzó a dictarcursos en Santiago del Estero, en La Rioja y en La Falda. Más tarde, enseñó su técnica enCosquín, Carlos Paz, Capilla del Monte, Cruz del Eje y Villa Giardino, entre otros lugares. En determinado momento consiguió el auspicio del Banco de la Provincia de Córdoba, y estuvo realizando talleres en la sede del banco en Córdoba Capital, para un grupo de empleados. Las puertas se abrían, y las oportunidades eran cada vez mayores.Había mucho interés en el tema. Participaba en Cosquín, en la Feria Cortazar, y en Feriar. Le otorgaban reconocimientos por su trabajo y se hacía cada vez más conocido.
 
            Villegas
            Walter volvió a nuestra ciudad en el año 2002. La municipalidad le prestó un salón en la Casa de la Cultura en Villegas y allí enseñaba telar. "Hubo años en los que de lunes a sábados recorría todos los pueblos dando cursos. La municipalidad me prestaba el espacio a cambio de algunas becas. Jamás el municipio me pagó un curso, en ningún gobierno", afirma.
Todas las semanas dicta sus cursos en Lincoln, Pinto, Ameghino y Villegas. También manda sus creaciones a dos negocios en la costa y uno en Buenos Aires. En julio, además, volverá a participar de la feria en La Rioja.
Este verano, por primera vez desde 1996, no viajó a hacer temporada a las Sierras y optó por quedarse acá, dictando los Talleres de Verano que ofreció el municipio (el de Macramé y el de Hilado y teñido de lana de oveja con tintes naturales) y participando de cada una de las Ferias de Artesanos de nuestra ciudad. "Lo ideal -afirma- sería que los cursos sean pagados por el municipio y que sean gratuitos para la gente, de modo que puedan acceder a ellos personas que de otro modo les resultaría imposible, y para quienes en muchos casos significa la posibilidad de una posterior salida laboral. Eso me interesa muchísimo y es por lo que vengo luchando desde hace tiempo", concluye.

Comentarios (1)
  • IMPORTANTE: DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Diario Actualidad comunica que hasta después de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) no publicará en su Libro de Visitas mensajes que hagan referencias político partidarias de ninguna clase o involucren a personas que integren listas de candidatos.
Hice un curso de telar en Tres Algarrobos, un genio y excelente maestro.Cariños
  • por: Susana Quarin
  • 18/02/2017

  • Nombre:

  • Email:

  • Comentario:


El sitio está optimizado para ser visualizado en los siguientes navegadores:
Mozilla FirefoxMozilla Firefox
OperaOpera
Internet Explorer 7Internet Explorer 6 o superior