PATRICIO PORRATO, EL PIEDRITENSE QUE LA ROMPIÓ CON UN VIDEO SOJERO Y FUE NOTA DE CLARIN

El empleo de la cadena sojera en un video de dos minutos. Lo subió Patricio Porrato Pastorino y explotó en twitter con 88.700 visitas

Es Ingeniero en Producción Agropecuaria, con un Posgrado en alta dirección de Agronegocios y Alimentos (FAUBA). También es bailarín semiprofesional de folklore y tango, tiene un video subido a su canal de YouTube tocando “Bella Ciao” con el violín (la canción de la serie “La casa de Papel”), hace un par de años creó una gratuita para encontrar contratistas (www.BuscoContratista.com.ar) y disfruta de hacer videos y tomar fotos en el campo, mientras monitorea cultivos y ganado.

Patricio Porrato Pastorino(28 años) subió un video sobre la producción de soja que explotó en twitter con 88.700 reproducciones. La siguiente nota, la historia detrás de esta historia.

“El video salió de casualidad, en realidad sólo tenía las filmaciones de cosecha que había tomado con el drone y después me di cuenta que estaba a tiempo de filmar el ciclo completo, por eso lo armé en forma de historia para contar todo lo que hacemos en la producción de soja” contó Porrato.

Y agregó: “Sirve para mostrar la mayoría de los pasos que comprende la producción, los recursos que se necesitan y la mano de obra que se emplea, es verdad que faltaron muchas cosas pero en 2.20 minutos no se puede incluir todo, tampoco se aprecia la cantidad de puestos de trabajo que indirectamente crean este tipo de producciones en el pueblo”.

Porrato (@PatriPorrato en twitter) opinó que “aunque muchos lo nieguen, en el interior, dependemos al 100% de la producción agropecuaria es el motor de nuestros pueblos y del país”.

El video (https://twitter.com/PatriPorrato/status/1078097293549752320) fue comentado por más de 160 usuarios, recibió 3.600 likes y fue compartido (retuiteado 1.400 veces). “Más de 7 meses me llevó filmar este video. Y es sólo una arista de lo monstruoso que es el Agro Argentino. Una rueda que no puede parar e incluye desde el almacén de barrio hasta el que te carga el combustible. A pesar de todo, no paramos. ¡Siempre para adelante!”, fue el comentario de Porrato que acompañó la publicación.

“La cantidad de mensajes que recibí no me lo imaginaba ni cuando armé ni cuando posteé el video”, reconoció Porrato. En su mayoría recibió felicitaciones, pero también uno que le comentó “para nosotros que vivimos en la ciudad, conocer esto está genial. ¡Muchas gracias! Que tu esfuerzo sirva para voltear mitos”.

Hace dos años se había comprado un drone con el objetivo de incorporarle una cámara multiespectral. Cuando se produjeron las inundaciones campañas anteriores le sirvió para ver por dónde entraba y salía el agua de los campos y qué partes estaban inundadas o afectadas y tenían que manejar de otra manera.

Producción familiar

La empresa es de tres hermanos Raquel, Daniel y Lilian. Patricio junto a su primo, Santiago, son la nueva generación. Es una empresa mixta que busca crecer y eficientizar la producción desde la localidad de Piedritas (partido de General Villegas), a unos 500 kilómetros al noroeste de Capital Federal. Una zona antiguamente neta de invernada y que no la ha pasado bien los últimos años.

Patricio Porrato Pastorin, de 28 años, es Ingeniero en Producción Agropecuaria, con un Posgrado en alta dirección de Agronegocios y Alimentos (FAUBA).

Luego de recibido, en 2015, Patricio se incorporó a la empresa familiar. “Desde que empecé fueron cuatro años de puras inundaciones, llegando a su punto máximo la campaña 16-17, que fue histórica. El año pasado nos agarró el temporal a la hora de cosechar y se brotaron soja y maíz en planta, por suerte esta campaña la fina anduvo bien y la gruesa, por ahora –hay que resaltar el condicional climático-, la cosa va bien”, contó a Clarín Rural Porrato.

Como toda empresa familiar, una de las claves es ajustar los deseos de unos y otros, lograr un buen ensamblaje entre distintas generaciones. “La agricultura y la ganadería han cambiado muchísimo, hay nuevas tecnologías y técnicas y por suerte mi tío ha estado abierto a ir ajustando todo”, contó el productor.

La gestión es otra de las cuestiones a las que le apuntaron para mejorar, para organizarse, tanto en lo administrativo porque “hoy si se te pasa un vencimiento o hacés mal el control de stock podés perder mucha plata” como en lo productivo, porque organizarse permite, en los malos momentos, reaccionar más ordenada y eficientemente.

El tema es que los últimos años anduvieron “tapando agujeros, sobre los problemas, y entre el barro”. Recién este año pudieron organizarse mejor.

La campaña agrícola

Después de años muy complicados, el trigo 2018/19 anduvo muy bien en la zona. Se lograron de hasta más de 5000 kg/ha (donde no golpeó el granizo). “Fue un año triguero, el que usó buena genética, fertilizó y viene con buen manejo logró muy buenos rindes”, contó Porrato. Por ahora, soja y maíz vienen encaminados, “tienen un estado increíble”.

En maíz de primera aspiran que se pueda llegar a los 9.500/10.000 kilos por hectárea mientras que la soja sembrada a mediados-fines de octubre un poco más que 5000 kg/ha, “obviamente siempre dependiendo del potencial del ambiente, variedad/híbrido y las condiciones climáticas.

Uno de los desafíos es empezar a probar cultivos de servicio. “Sabemos que nos puede ayudar a reducir el uso de agroquímicos, mejorar la infiltración y la cobertura de estos suelos a veces complicados. El problema es que llevarlo a gran escala requiere de un manejo bastante organizado y hay que llegar a tiempo con las labores, porque como sabemos en el campo no todo es color de rosas”, enumeró Porrato.

Ganadería de 360 grados

En ganadería hacen ciclo completo. Los animales, se recrían en alfalfa y los que se pueden se terminan en 480-500 kg para exportación a la Unión Europea. Los que van a mercado interno se completan a feedlot.

La mayoría se hace en el noroeste bonaerense aunque tienen campo de cría muy cerca de Villa Mirasol, La Pampa. Además, hace varios años compraron un campo de monte en Bagual (San Luis, unos 300 kilómetros al oeste de Piedritas) que durante varios años lo tuvieron frenado porque las cosas estaban complicadas en el noroeste de Buenos Aires.

“Con respecto al monte, después de 8 años pudimos colocar los primeros animales. Nos tocaron años muy complejos y no pudimos hacer ninguna inversión”. El objetivo es hacer una recría comprando terneros en Unión (San Luis) y luego traer los animales al feedlot.

“Nos está costando mucho, porque es un manejo totalmente distinto al que conocemos, todavía nos falta ajustar el manejo de monte, pero estamos en eso, este año llegará la primera recría de San Luis”, contó Porrato.

Por año engordan unos 800 novillos. “Uno de los objetivos es, en algún momento, poder mejorar los corrales, cementarlos y darle la pendiente adecuada, pero es una inversión grande que requiere mucho dinero”, se entusiasmó.

La ganadería la mantienen por tradición y porque algunos años en los que la agricultura se manca los animales los sacan de apuro. “Pero más allá del número, nos gusta la hacienda y tenemos campo acorde a este tipo de producción, por eso la mantenemos e intentamos potenciarla”, reconoció.

Cada historia tiene detrás una historia del que la cuenta. La de Patricio Porrato es ésta. Similar o distinta a la de otros que trabajan cada día para producir alimentos. El, se animó a mostrarla.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre