3.8 C
General Villegas
lunes, 1 junio, 2020

Pedido de flexibilización: «La respuesta fue negativa por ahora»

El encuentro sirvió de todos modos para intercambiar opiniones y plantear inquietudes para que el municipio tenga en cuenta. Representantes de gimnasios, escuelas de danzas y de arte, además de clubes, fueron recibidos por funcionarios del Departamento Ejecutivo

 

Un grupo reducido de personas que están pidiendo volver a trabajar en diferentes rubros, se reunieron con funcionarios municipales para que, con protocolos de por medio, se puedan flexibilizar de alguna manera algunas actividades que continúan en cuarentena obligatoria.

Participaron del encuentro Adrián López y Candelaria Vilar, dueños de un gimnasio y de un taller de pintura, respectivamente, quienes habían hablado al respecto con ACTUALIDAD. También estuvieron Romina Costa (escuelas de danzas), Carlos Matellán y Fernando Búsico (clubes), Carina Novara (eventos) y David Potes, uno de los que inició el movimiento con los comerciantes de la ciudad que pudieron volver a abrir sus puertas al público con horarios diferentes a los habituales.

En representación del Departamento Ejecutivo estuvieron los funcionarios Gabriel Mones Ruiz, Guillermo Grosso y Sandra Ravera; mientras que el intendente Eduardo Campana estuvo ausente debido a que en ese momento participaba de una videoconferencia con el gobernador de la provincia de Buenos Aires.

«Todos los planteos de quienes piden poder trabajar tienen en cuenta las medidas de seguridad e higiene vigentes, así como también que la funcionalidad de los locales se reduzca en entre un 50 y 60 por ciento de su capacidad, no sólo por decisión de los propietarios, sino porque también existe la posibilidad de que la gente tal vez en un principio elija no concurrir a los lugares por una cuestión de precaución», le comentó Potes a ACTUALIDAD.

«La respuesta fue negativa por ahora -continuó-. Desde el municipio se entiende perfectamente la situación de cada uno de los exponentes, pero no depende de las autoridades municipales, ya que las decisiones deben contar con el visto bueno del gobierno de la provincia de Buenos Aires. Además, destacaron que las autoridades provinciales retiraron el control de la policía; y que se había logrado flexibilizar mucho más que en otros municipios».

Por otro lado, los concurrentes les habrían planteado a los funcionarios que «seguir con esta metodología es una decisión que se torna burocrática e injusta, ya que se sigue dependiendo de la Provincia. Creemos que el municipio debe poder tomar una decisión en este sentido, porque una semana más de inactividad para un comercio puede ser irreversible», dijo Potes.

«Ademas -prosiguió- sugerimos la inmediata apertura de los mismos para que puedan iniciar sus funciones en forma más reducida para, de esta manera, tener una entrada de dinero que permita, ante una eventual expansión del virus en nuestra ciudad, poder hacer frente a un posible nuevo aislamiento de 14 días con cese de actividades».

«Por último, y porque la situación lo amerita, pedimos un canal de comunicación más amplio y directo con las autoridades municipales (una o dos reuniones semanales) para poder participar en el armado de los protocolos que se elevan. De esta manera se haría más dinámico el proceso y genera en los comerciantes la confianza de que los pedidos se gestionan ante la autoridades correspondientes en tiempo y forma», agregó Potes.

Al mismo tiempo, consideró que esta relación crea también «un vinculo más amplio que va a servir para proyectar en el futuro inmediato, porque la complejidad de la situación comercial no termina con el fin de la pandemia».

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre