18.3 C
General Villegas
sábado, 24 agosto, 2019

Polideportivo-Basura, lo más discutido

El Frente Renovador no fue acompañado en el rechazo al veto que el Departamento Ejecutivo hizo público días atrás, luego de que se aprobara un proyecto de ordenanza sobre el SUM del Parque municipal, con autoría de ese bloque. Por otro lado, la mayoría acompañó a Movimiento San Martín en el pedido de generar espacios de capacitación para separación de residuos, luego de un arduo debate

 

El Concejo Deliberante tuvo este jueves su 5° sesión ordinaria, en cuyo principio asumió como concejal del Frente Renovador el doctor Pablo Varrone, en reemplazo de Jorgelina Miranda que se encuentra de licencia (según trascendió sería sólo por ese encuentro); y en cuyo final se anunció el tratamiento de la rendición de cuentas 2018, el próximo jueves 23 de mayo.

De los 11 asuntos entrados, los más discutidos fueron dos: un proyecto del Frente Renovador sobre el veto del Departamento Ejecutivo a la ordenanza aprobada en la última sesión, referido al SUM en el Parque municipal (antes también se había tratado otro proyecto sobre la empresa adjudicada para la terminación del polideportivo); y otro de Movimiento San Martín en el que se pedía generar espacios de capacitación para la separación de residuos.

 

Rechazo al veto: no a lugar

El Frente Renovador repudió el veto a la ordenanza aprobada en la sesión anterior del Concejo Deliberante para cambiar el piso que el municipio quiere hacer en el polideportivo, “por otro que permita ampliar el uso del lugar”, dijo la concejal Silvia Alvarez, que fue la única en referirse al tema planteado, a través de una lectura de texto que se extendió por alrededor de 10 minutos.

“Este gobierno que dice ser transparente, democrático y abierto, decide una vez más vetar una ordedanza”, dijo la legisladora, calificando la decisión de autoritaria.

“Este gobierno no soporta críticas. Y desde el Concejo más de una vez hemos salido a responder preguntas, cuando debió hacerlo el Ejecutivo. No hay acciones, los pedidos de informes no son respondidos, hay ordenanzas promulgadas por el oficialismo que no se aplican; y nuestra función es controlar”, continuó.

Alvarez sostuvo que “el intendente (Eduardo Campana) y al Secretario de Obras Públicas (Daniel Cepa) no tienen flexibilidad para aceptar otra mirada. Este proyecto fue ideado por la gestión anterior para beneficiar a la mayor cantidad de vecinos, no sólo en lo deportivo, sino también en lo cultural, educativo y social”.

La concejal recordó que “desde junio de 2018 hay llamados de licitación y al final de ese año salieron a explicar que la obra no se hacía. Para la empresa adjudicataria hubo un adelanto de $ 2.500.000 y no sabemos qué pasó con esa plata”.

Pero además, se refirió a una cuestión interna que la situación generó. “Podemos suponer que la discusión de la contadora Boggini con el Secretario (refiriéndose a Cepa) pudo ser por este tema. Una discusión que la llevó a querer renunciar. Hoy está de licencia”, manifestó.

Alvarez sostuvo que desde la oposición “no estamos poniendo palos en la rueda, sino que estamos intentando que se debata la calidad del piso y sus características. Que el Secretario no diga que los reclamos aparecen cuando ya se está trabajando, porque los reclamos no aparecieron cuando por ejemplo se terminó el SUM de Banderaló, donde actualmente sólo funciona el CEF y se practica educación física; y donde la gente del CEF se ocupa de la limpieza, porque no cuentan con personal ni con los elementos para eso”.

“Pedimos que el Concejo rechace el veto y se insista con la ordenanza que había sido aprobada”, concluyó la concejal, pero el pedido no fue acompañado. UC-PJ se abstuvo de votar, al igual que Martín Micucci desde su monobloque; y el oficialismo no lo aprobó.

 

El polideportivo: un tema recurrente

Previo a eso, el Concejo Deliberante había tratado otro proyecto de comunicación del Frente Renovador, donde pedían los nombres de las empresas invitadas a participar de la licitación para la terminación del polideportivo y los nombres de la adjudicada, además de querer conocer el motivo por el que otras fueron desadjudicadas.

“Es la segunda vez que pedimos un informe, además de hacerles llegar las notas correspondientes al intendente y a la presidencia del Concejo, pero todavía estamos esperando la información”, dijo Alvarez en este sentido.

La concejal Claudia Esain, desde el bloque UCR-Cambiemos, manifestó que el proyecto presentado era muy parecido al del año pasado, “al menos tiene los mismos errores que se marcaron en esa oportunidad, porque a las licitaciones públicas no se invita, sino que se publican”, destacó; al tiempo que expresó que los nombres de las empresas “están a disposición de los concejales en la Secretaría de Obras Públicas”, pidiendo el pase a archivo del proyecto.

Y entonces informó también que a la licitación en cuestión “se presentaron 4 empresas, de las cuales 2 compraron los pliegos. De esas dos, una no resultó beneficiada porque el presupuesto estaba por encima de las bases y condiciones del pliego”, aportando además el dato de la firma adjudicada, que fue “Ernesto Tarnousky S.A.. Esta comunicación no tiene sentido”.

Desde su monobloque, Martín Micucci pidió la palabra para decir que “más allá de los errores que pueda tener el proyecto, me interesa que alguna vez el intendente responda algún pedido de informe a los concejales, porque son muchos los que no tienen respuesta y es una obstaculización a nuestra tarea. Tiene que demostrar un poco más de respeto a los concejales”.

Marcelo Betanzo, desde el Frente Renovador, expresó: “Estamos acá para hacer control, por más que le pese a la vocera del gobierno (en referencia a Esain). Nosotros vamos a pedir todos los informes que sean necesarios, para determinar si todo se ha hecho de la manera que corresponde. El año pasado hubo inconvenientes. Que no se quiera ningunear el trabajo que hacemos porque estamos para controlar”.

El proyecto terminó aprobado por mayoría. Tuvo 10 votos a favor y 6 en contra.

 

Residuos: otro tema recurrente ¿sin solución?

El segundo tema discutido de la noche fue cuando se trató el proyecto de comunicación presentado por Movimiento San Martín para generar espacios de capacitación en separación de residuos.

En su defensa la concejal del bloque, Susana Brime, sostuvo que “estas son cuestiones que nos preocupan a todos”; y pidió un trabajo conjunto en este sentido. “El Departamento Ejecutivo debe hacer un abordaje de este tema, debe haber una capacitación de vecinos, hay que caminar por los barrios; y el área de Medio Ambiente debe brindarle a la gente información, para comenzar a separar en bolsas los residuos orgánicos de los inorgánicos”.

Sebastián Cerrajería, de UCR-Cambiemos, dejó en claro que la postura de ese bloque sería la de no aprobar, “porque hubo jornada de capacitación realizada por una ONG y también se vienen haciendo charlas en Elordi y en la Escuela 45, entre otros establecimientos, además de los pueblos. Y la próxima semana arranca una campaña con voluntarios de las Escuela N° 2 y 45”.

Brime volvió a tomar la palabra. Dijo que “ya está por terminar el gobierno y evidentemente las campañas no han sido efectivas. Son largos cuatro años donde la separación de origen no se hace”; y en este sentido rescató lo hecho por la gestión anterior, “con un abordaje integral del problema. Si bien las escuelas son el semillero, hay que concientizar en los barrios, ya que si se hizo algo no tuvo alcance positivo. Que se empiece a trabajar seriamente en esto, porque seguimos con el basural a cielo abierto”.

Martín Micucci, que acompañó el proyecto, dijo que “el mismo gobierno viola algunas cuestiones, como por ejemplo los recipientes de fitosanitarios que están en el basurero, la basura que se entierra cruda y el barrio El Cruce está a menos de 1500 metros del lugar, con agua de perforaciones con contaminación, ya que llegan a las napas los líquidos lixiviados del basurero. Hay defectos medioambientales”.

Sol Fernández, desde UC-PJ, manifestó que sobre residuos y medio ambiente “la deuda es histórica en el Partido. Las charlas no son suficientes. Es necesario que el Ejecutivo lo tome como política de Estado”; al tiempo que recordó que permanecen en comisión proyectos sobre agroquímicos y feedlot “que esperamos salgan este año”.

Ignacio García, con banca en el oficialismo, recordó que UCR-Cambiemos presentó en septiembre de 2018 un proyecto “no sólo para la clasificación de residuos, sino también hablando de una gestión integral. Esperemos poder sacarla este año”.

“El tema está tomado de manera integral, con Educación y Medio Ambiente. Hace años lo estamos intentando y no hemos logrado nada. Hace unos años atrás, cuando yo vivía en Banderaló, lo que separábamos los vecinos lo tiraban todo junto en el mismo lugar. Ahora se compró una máquina para clasificar residuos. Se está trabajando, más allá de los resultados. Nosotros presentamos un proyecto de ordenanza para que todos los bloques la estudiaran y aún está en comisión”, agregó Alicia Laino.

Pablo Castaños, desde MSM, cerró el debate al decir que “este proyecto trata de aportar algo más, pero se necesita un cambio cultural grande. La separación de residuos domiciliarios se hizo, pero se dejó de hacer, y falta mucho todavía en este sentido. Hablan de palos en la rueda, pero hay que sacarse la camiseta del partido que representan y mirar a la sociedad. No se puede estar en contra de una cosa que nos hace bien a todos. Es extraño”.

El proyecto terminó aprobado, con 10 votos a favor y 6 que no acompañaron.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre