18.3 C
General Villegas
sábado, 24 agosto, 2019

Por un Bunge más arbolado

“Quizás nosotros no veamos la obra final, pero sí nuestras generaciones futuras. Pretendemos hacer un proyecto que pueda aplicarse a largo plazo, más allá de los actores o voluntarios, estamos trabajando con los tiempos de la naturaleza y requiere mucha paciencia, saber esperar. Queremos que Bunge sea un pueblo verde, y para eso necesitamos trabajar en equipo, con un mismo objetivo”, manifestó Sofía Penacino, licenciada en Ciencias Ambientales.

 

La comunidad de Bunge está trabajando a pleno en un proyecto de arbolado público con la idea de plantar alrededor de 500 ejemplares, en una primera etapa. El pasado jueves 18 se llevó a cabo una reunión en la Casa de la Cultura “San Genaro”, donde participaron alrededor de 70 representantes de las instituciones del pueblo. La invitación fue hecha por parte de la comisión de la Biblioteca “Maestro Trombotto”, institución encargada de confeccionar el plan de acción en conjunto con toda la comunidad.

La intención del encuentro fue solicitar la adhesión de instituciones y vecinos que se comprometan a plantar y cuidar los nuevos árboles.

Mercedes González (paisajista) y Sofía Penacino (licenciada en Ciencias Ambientales) fueron convocadas para sumar todo su conocimiento al proyecto.

“El proyecto de arbolado urbano fue lanzado por el Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica y luego delegado a la Comisión de la Biblioteca Maestro Trombotto para la confección del plan de acción en conjunto. Junto con Mercedes elaboramos un documento donde planteamos las fases del proyecto. Esto va a ir tomando forma a medida que pase el tiempo, pero queremos sumar la mayor cantidad de árboles en este tiempo”, explicó Penacino en diálogo con FM ACTUALIDAD.

El plan de acción está planteado en diferentes fases:

  • FASE 1: Censo de arbolado actual. El proyecto comienza con la zonificación del pueblo, asignando voluntarios para cada parcela identificando las especies existentes y los espacios desocupados donde se incorporarán nuevos árboles. Previamente se va a capacitar a los censistas mediante fotos para reconocer las especies más utilizadas.
  • FASE 2: Análisis de datos. Se realizará un plano del pueblo, plasmando las especies recopiladas en la fase anterior. El censo es una herramienta fundamental ya que aporta datos sobre la cantidad de ejemplares arbóreos existentes e información sobre las especies, su estado general y la presencia de problemas fitosanitarios. Dicha información permite diseñar las mejores estrategias para aplicar en el arbolado urbano.
  • FASE 3: Adaptación y Concientización. Adaptación: Se hará un proyecto integral de las especies que mejor se adapten al suelo, al clima y al ancho de veredas. Se tendrán en cuenta los cuidados que requiere la especie y las reglamentaciones municipales o provinciales. Concientización: La correcta forestación de un pueblo puede reducir el impacto de inundaciones, evitar vientos, disminuir la amplitud térmica, aportar oxígeno y espacios de recreación.
  • FASE 4: Plantación de nuevas especies. La idea es plantear etapas y definir prioridades, para poder ir arbolando en la medida que se pueda, en diferentes zonas y diferentes años.

El proyecto destaca los siguientes servicios ambientales por parte de los árboles:

  • Proveernos de sombra, madera (si es utilizada en sistemas agroforestales), lugares de recreación, oxígeno, entre otros.
  • Mayor captación de dióxido de carbono (CO2), mitigando la acción del cambio climático: los árboles “inhalan” gases contaminantes donde las partículas se pegan a sus hojas, como es el caso de las coníferas. Muchos de los gases que ingresan a su sistema se disuelven al entrar en contacto con el agua almacenada cambiando de estado y funcionando como fertilizante.
  • Mayor absorción de agua, evitando inundaciones y posibilitando la recarga de las napas freáticas.
  • Barreras naturales contra factores climáticos y desastres naturales.
  • Conservación y fertilidad del suelo.
  • Control de plagas.
  • Evaporan agua reduciendo la temperatura del aire en verano.
  • Provisión de agua, aire y alimentos, siendo los principales requerimientos para la vida.
¿Dónde se plantarían los árboles?

Un posible ejemplo de la zonificación del pueblo sería: entrada al pueblo, cortinas de viento por algunos laterales, nuevos barrios que aún no tiene plantas, línea del ferrocarril, y otras que vayan surgiendo en la elaboración del proyecto.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre