5.2 C
General Villegas
miércoles, 21 agosto, 2019

“Que alguien tome medidas urgentes”

La expresión corresponde a Anabella Valderrey, cuyo domicilio en el barrio Bonito fue blanco de un grupo de menores que arrojaron ladrillos a un portón y a una ventana en la que terminaron los vidrios rotos. Ocurrió pasadas las 6 de la mañana

 

Anabella Valderrey vive con su esposo y su hija de 10 años en una vivienda de la calle Suipacha, en el barrio Bonito de nuestra ciudad.

Ayer a la madrugada, a las 6.20 horas, la familia no tuvo el mejor despertar. “Todavía estoy asustada”, le dijo la mujer a Radio Actualidad horas después, en el programa “De qué se habla”.

Y relató: “Estábamos acostados, escuchamos ruidos, mi marido se levanta y ve que un chico estaba saltando el tapial. Le pregunta qué hacía y él le responde ‘metete adentro porque te cag… a tiros’, a lo que Mauro (su esposo) responde que se fuera porque iba a llamar a la policía”.

Al lado de la casa de Anabella hay un terreno baldío. “Dieron la vuelta, nos gritaban que abramos la puerta y con ladrillos que tengo afuera porque estamos en construcción le pegaron al portón y lo abollaron”, continuó.

La inexplicable situación se daba mientras su hija de 10 años lloraba adentro de la casa. Toda la familia en realidad estaba asustada con lo que estaba pasando afuera; y el riesgo de que concluyera en el interior de la vivienda.

Para Anabella los atacantes, que eran alrededor de cuatro, eran menores, “por lo que mi marido vio y por sus voces, aunque no pudo reconocer a ninguno debido al mal momento que estábamos pasando. Teníamos mucho miedo”, le dijo a Radio Actualidad.

La mujer dijo que varios vecinos han sido víctimas de robo en el barrio Bonito, “pero mientras no han estado adentro de sus casas. Estos chicos querían entrar y no podemos entender tanta agresividad, en un horario en el que la gente se está levantando para ir a trabajar”, expresó.

La policía llegó al lugar y evidentemente eso fue lo único que hizo que dejaran a la familia tranquila. Salieron corriendo y los efectivos no lograron localizar a ninguno.

“Todavía estamos temblando, no puedo creer que esto esté pasando en Villegas”, manifestó Anabella en Radio Actualidad. Y agregó: “Todo el barrio está conmovido, que alguien tome medidas urgentes”, pidió.

Comentó que días atrás estuvo en el barrio el Secretario de Seguridad, Gustavo Santillán, hablando con los vecinos por las necesidades que ese sector de la ciudad está teniendo en cuanto a prevención de delitos.

“El Secretario nos dijo que iban a poner dos cámaras, pero hasta ahora nada. Es terrible lo que está pasando, es angustiante por donde se lo mire. Que hagan algo, no se puede vivir así y va a ser cada vez peor”, concluyó.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre