¡SE LLEVÓ EL TECHO, ANTONIO!

El grito desesperado de la mujer, avisando a su esposo lo que pasaba metros más allá de su casa, sintetiza a la perfección la magnitud de la tormenta de fuertes vientos que afectó buena parte del norte de La Pampa y del partido de General Villegas y sur de Córdoba y Santa Fe.

Los vientos huracanados se hicieron sentir especialmente en Serrano, Melo, Laboulaye y Levalle, pero también cerca de Cañada Seca y Rufino, entre otras localidades de la región, provocando voladuras de techos y caídas de árboles y cables.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre