26.3 C
General Villegas
sábado, 24 octubre, 2020

A 47 años de un Globo que nunca se va a desinflar

OVACIÓN dialogó con Jorge Carrascosa, campeón con aquel legendario Huracán del 73, dirigido por el «Flaco» Menotti.

A 47 años de aquel ya mítico Huracán campeón del Metropolitano 73, integrado por eximios jugadores como René Houseman, Miguel Angel Brindisi, Carlos Babington, Omar Larrosa, entre otros, y dirigido por una institución en el fútbol argentino como es el «Flaco» César Luis Menotti, OVACIÓN pudo dialogar con un protagonista de aquel equipo que quedó grabado a fuego en la retina de los amantes del fútbol bien jugado. Se trata ni más ni menos que de Jorge Carrascosa, marcador de punta que también jugó para la Selección Argentina.

«Hubo un ideal, un estilo de juego, un líder y conductor muy definido como César (Menotti) que sabía hacia dónde íbamos y pudo llevarlo a la práctica. También contó con jugadores de gran nivel. Fundamentalmente lo que se logró fue consolidar un grupo humano, que no es fácil. Llevar un objetivo a la práctica respetando un estilo no es nada fácil, y ‘el Flaco’ lo pudo lograr. Siendo muy jóven, con 33 años, ya sabía muy bien hacia dónde iba. Después vinieron todos los logros de César, que para mí es un amigo ya que con él compartí momentos inolvidables. El ‘Flaco’ nos abrió la cabeza», le dijo Carrascosa a OVACIÓN.

Su carrera futbolística comenzó en Banfield a los 14 años. Debutó en primera en el 68/69. Pasó a Central donde salió subcampeón en el 70 y campeón en el 71. Posteriormente pasó a Huracán, donde hizo historia en el 73.

Aquel «Globo» del 73 formaba de la siguiente forma: Héctor Roganti, Nelson Chabay, Daniel Buglione, Alfio Basile, Jorge Carrascosa, Miguel Brindisi, Francisco Russo, Carlos Babington, René Houseman, Omar Larrosa y Roque Avallay. DT: César Luis Menotti

Si bien Carrascosa estuvo en el ciclo de Menotti al frente de la Selección Argentina, no formó parte del plantel campeón del 78. Sí integró el equipo que disputó el mundial de Alemania del 74, donde brilló la Naranja Mecánica de Johan Cruyff.

«La del 74 fue una experiencia mundialista muy importante de la que saqué experiencias de vida y conclusiones de todo lo que es el fútbol. Estuvimos de gira un mes jugando por Europa. Luego, con la asunción de César, empezó una etapa de jerarquización del fútbol argentino y del jugador: tener un calendario nacional, trabajar a mediano y largo plazo y, fundamentalmente, consolidar un equipo», señaló Carrascosa.

Jugó hasta el 79 y decidió colgar lo botines. «Podría haber seguido jugando porque tenía 31 años cuando tomé la decisión. Sabía que el fútbol era algo limitado, que hoy o mañana terminaba y tenía necesidades de otras cosas. Inclusive tenía contrato por dos años más en Huracán. Tomé la decisión y le dije adiós al fútbol», concluyó.