12.7 C
General Villegas
jueves, 19 mayo, 2022

ARBA realizó control de camiones cerealeros en el cruce de rutas 33 y 188

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) llegó este martes al cruce de las rutas 33 y 188 de General Villegas, con su operativo de fiscalización emprendido en el marco de la cosecha gruesa, controlando documentación de maquinaria agrícola y transporte de cereales.

ARBA había detectado hasta el momento alrededor de 490 toneladas de cereales transportados de manera irregular, por un monto cercano a los 83 millones de pesos.

El control de camiones cerealeros que se apostó en el cruce cercano al ingreso de la ciudad, «se desarrolla en 16 puntos simultáneos, en toda la provincia, con un control que lleva unos diez días con unos 1500 camiones que transportan cereales controlados, de los cuales 30 fueron secuestrados por no contar con documentación, en el marco de la cosecha gruesa», afirmó el Director Ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, quien estuvo presente en General Villegas.

El funcionario indicó, además, que «este operativo comenzó a realizarse el año pasado, con la idea de instalarlo como un operativo anual»; y señaló que «ponemos el foco en la evasión de grandes contribuyentes, sin dejar de lado la simplificación tributaria (ingreso bruto simplificado y monotributo unificado) con beneficios segmentados, planes de pago», porque «la idea es mostrar una agencia que atiende de manera integral la cuestión impositiva para generar recursos para la provincia, que provengan de una matriz más justa, empezando por los que más tienen.»

En referencia al cumplimiento impositivo en torno a las actividades relacionadas con el campo, Girard destacó que «la evasión que detectamos en el sector, está un poco por debajo del promedio provincial. Sí hay focos de evasión, ahí es donde tenemos que poner la lupa.»

«El campo no es solo la actividad primaria, el campo son todas las ciudades del interior de la provincia con actividades que exceden lo que es la cosecha y entendemos la complejidad que tiene, entendemos la necesidad de que el Estado intervenga para articular ese tejido social que se fue transformando», destacó el director de ARBA.

«Esto no es un ataque a un sector, es el Estado controlando que no haya evasión y generando recursos genuinos para volcar a través de asistencia a los municipios y de políticas concretas de transferencia y redistribución del ingreso, el desarrollo de obras públicas y el sostenimiento de la salud y la educación pública.» (Cristian Girard)