5.3 C
General Villegas
jueves, 13 agosto, 2020

Carlos Dantón Seppaquercia y el gol más rápido del fútbol argentino

El ex jugador de Flandria, River, Gimnasia de La Plata y Deportivo Italiano dialogó con OVACIÓN y contó cómo fue ese gol récord.

Carlos Dantón Seppaquercia es un delantero que ya está retirado pero que aún conserva el récord del gol más rápido del fútbol argentino en el profesionalismo, con solo cuatro segundos de juego. El tanto fue convertido el 18 de marzo de 1979 entre Gimnasia y Esgrima La Plata, club al cual pertenecía, y Huracán.

El gol fue convertido desde mitad de cancha y por arriba del arquero del Globo, Jesús Osvaldo Borzi, que se encontraba adelantado.

Seppaquercia convirtió 144 goles en toda su carrera futbolística. Arrancó en Flandria, equipo del partido de Luján que en ese momento militaba en la Primera B (lo que hoy es el Nacional B). En el «Canario» jugó del 73 al 77. Allí salió goleador del campeonato y eso le valió su pase a River, donde jugó del 77 al 78 y compartió plantel con figuras como Fillol, Perfumo, Passarella, J.J López, Alonso, Sabella, Saporiti, entre otros. En el Millonario convirtió 7 goles.

En el año 1979 pasó a Gimnasia de La Plata, donde marcó 3 goles. Uno de ellos fue el gol que aún sigue siendo el más rápido del profesionalismo, convertido a los 4 segundos de iniciado el encuentro.

«Fue contra el Huracán de Babington, Houseman, muy buen equipo. Estábamos en la mitad de la cancha y veo que el arquero estaba adelantado, estaba a la altura del punto del penal. Pateé del medio y entró justito, tocando el travesaño. No me quiero jactar, pero yo confiaba en mi pegada. Tenía muy buena pegada y mi fuerte era la definición. Me animé, pero después de eso no me animé nunca más», le dijo Seppaquercia a OVACIÓN.

Del 80 al 85 jugó en Deportivo Italiano, regresando a la Primera División “B”. En el «Tano» volvió a salir goleador del campeonato.

Finalmente, a los 31 años, decidió dejar de jugar y empezó a trabajar en la Cooperativa Eléctrica de Luján.

Hoy es jubilado de Luz y Fuerza y, 41 años después, sigue manteniendo el récord del gol más rápido del fútbol profesional.