12.2 C
General Villegas
miércoles, 21 octubre, 2020

Con la satisfacción del deber cumplido: los bomberos de Charlone, Bunge y Cañada regresaron a casa

Los Bomberos Voluntarios de Coronel Charlone, Bunge y Cañada Seca regresaron a casa luego de combatir los incendios en las provincias de San Luis y Córdoba.

Luego de jornadas de trabajo extenuantes donde los bomberos de nuestro distrito colaboraron y, al mismo tiempo, aprendieron mucho acerca de cómo darle batalla a esta clase de siniestros, finalmente la situación fue controlada.

«Todo anduvo bien, se controló y no hubo más focos de incendios. Estuvimos realizando guardias de ceniza y la gente creyó que estaba todo controlado y que nuestra labor no debía seguir, así que emprendemos el retorno», le dijo a Actualidad Emanuel Fernándes, jefe del Cuerpo Activo de Bomberos de Charlone.

Los bomberos de nuestro distrito integraron la “Brigada Puma” de la Federación de Bomberos Voluntarios de la Provincia de Buenos Aires y colaboraron primero en San Luis y luego en Córdoba.

«La verdad que fue increíble porque nos enseñaron a trabajar en la tierra. Más que dar una colaboración nosotros decimos que nos llevamos una capacitación. Trabajamos casi sin tirar agua, caminando por el cerro más de 3 kilómetros. Cambió todo a lo que creíamos que sabíamos. Aprendimos mucho y conocimos a buena gente», comentó Fernándes.

La Brigada Puma estaba compuesta por 50 personas: 36 combatientes y 14 abocados a las tareas de logística y asistencia en la emergencia.

Sobre el final de su estadía los bomberos de nuestro distrito realizaron «guardias de ceniza», que consiste en controlar que no se reavive ningún foco de incendio.

Además de las llamas, los bomberos tenían que tomar los recaudos para cuidarse del coronavirus. «Para ingresar a San Luis había un protocolo que obligaba a hisopar a todo el personal. Eso nos tuvo un día y medio encerrados. Recién ahí pudimos salir a trabajar. En Córdoba no nos pidieron ningún protocolo, pero teníamos que extremar todos los cuidados, tratando de mantener la distancia y no tener contacto con nadie, sabiendo que nosotros éramos todos negativos. Cuando volvamos vamos a hacer algún tipo de test para quedarnos tranquilos nosotros y dejar tranquila a la población», aclaró Fernándes.

Los bomberos de nuestro distrito emprendieron el retorno ayer por la mañana y llegaron a Charlone en horas de la tarde. Allí deberán aislarse e hisoparse preventivamente. Recién cuando lleguen los resultados -que saldrán con carácter de prioritario ya que se trata de personal esencial- podrán seguir su camino a Bunge y Cañada Seca.