5.2 C
General Villegas
martes, 27 julio, 2021

Concejo Deliberante: la compra de la ambulancia UTI, la Ruta 33 y el cierre de exportaciones de carne fueron los temas centrales de la noche

El Concejo Deliberante se reunió este jueves para llevar adelante la 8° sesión ordinaria. Esta sesión fue la última, ya que la actividad legislativa entra en receso por la campaña política de cara a las PASO que se celebrarán en septiembre. Los ediles volverán a sesionar tras las primarias.

Los temas sobresalientes de la noche fueron la adquisición de la ambulancia y el respirador de traslado, el proyecto referido al mal estado de la Ruta 33 en el tramo Rufino-Trenque Lauquen y el proyecto vinculado a las medidas del Ejecutivo nacional respecto al cierre de las exportaciones de carne. La ordenanza para la creación de un Banco de Tierras o Inmuebles -quizás el proyecto más significativo de todos- no fue tratado y pasó a comisión, con el compromiso de tratarlo ni bien se reanude la actividad legislativa (aunque también se barajó la posibilidad de convocar a una sesión extraordinaria antes del 31 de julio).

Las ediles Liliana Lovagnini (UCR-Juntos por el Cambio) y Cristina Liprandi (Frente de Todos) estuvieron ausentes y fueron reemplazadas por Soledad Farías y Carmen Alessio, respectivamente. Era la primera vez que la bungense Carmen Alessio se sentaba en la banca y por lo tanto se le tomó juramento al inicio de la sesión.

Compra de ambulancia UTI y respirador para traslados

El proyecto fue aprobado por unanimidad. Sol Fernández, presidente del bloque del Frente de Todos, fue la única en hacer uso de la palabra: «Ratificamos la compra de la ambulancia UTI 0 km y un respirador para traslado. Es una ambulancia de alta complejidad totalmente equipada. Con esta compra estamos concretando aquel anuncio que hicimos en marzo, cuando le manifestamos a Avelino Zurro (secretario de Municipios de la Nación) la necesidad imperiosa que tenía nuestra comunidad de contar con una ambulancia para garantizarles a todos el acceso a la salud, sin ningún tipo de privilegios y para todos en las mismas condiciones. Hacía mucha falta y empezamos a gestionarla a través del programa Municipios de Pie. Logramos la ambulancia, el respirador y los fondos ($20.000.000) para la instalación de una planta de oxígeno medicinal. Es necesario pensar las políticas de salud a largo plazo y entender que todos los fondos que se destinan a la salud pública son una inversión».

Además, y ya en tono electoral, Fernández les marcó la cancha a quienes desde el propio bloque opositor la critican y le disputan el primer lugar en la lista de precandidatos a concejales del Frente de Todos: «En su momento decían que, quien les habla, cogobernaba con el intendente Campana. Después de atravesar una segunda ola de COVID que trajo mucho dolor a General Villegas podemos decir que todo lo que podamos aportar es bienvenido. No estamos para calentar la silla, estamos para representar a los que nos votaron, para cuidar las cuentas públicas pero, sobre todo, para cuidar a los vecinos. Somos una oposición constructiva que está para ayudar».

Ruta 33

Este proyecto también fue aprobado por unanimidad, aunque hubo un intercambio de perspectivas entre la oposición y el oficialismo.

La iniciativa legislativa del bloque UCR-Juntos por el Cambio proponía solicitar a Vialidad Nacional y al gobierno nacional que intervengan, de manera expresa, en la repavimentación de la Ruta 33 ante el mal estado de la carpeta asfáltica. En otras palabras, se solicitaba que la Ruta 33 sea una ruta segura.

Alicia Laino fue la primera en hacer uso de la palabra y destacó que el proyecto surgió de un pedido de los vecinos e instituciones del partido de General Villegas que reclaman la pronta solución del problema de la Ruta 33. La concejal cuestionó las declaraciones de Patricio García, gerente de Regiones de Vialidad Nacional, quien en diálogo con Actualidad confirmó que se invertirán más de $50.000.000 para bachear el tramo Rufino-General Villegas.

«Con cada camión de soja el Estado se queda con $2.300.000. Es decir que con las retenciones de 20 camiones de soja estaríamos juntando los $50.000.000 de pesos. La ruta ha llegado a situación límite y no se trata solamente de tapar pozos. El funcionario de Vialidad anunció que el costo de la obra que se necesita sería de $2.700.000.000. En el período 2019-2020 el partido de Villegas le dejó al Estado, solo en retenciones de los 4 principales granos, $27.900.000.000. ¿No nos merecemos una ruta como corresponde? Los productores están poniendo al Estado, solo en retenciones, $27.900.000.000. Nos merecemos tener una ruta segura y la posibilidad de transitar y sacar la producción de una manera adecuada. Hagamos lo que tenemos que hacer con el dinero que aportan los villeguenses. Estamos muy atentos a este reclamo y vamos a seguir insistiendo en que se le devuelva al partido de Villegas todo lo que aporta», argumentó Laino.

Por su parte, Sol Fernández manifestó que su bloque iba a acompañar el proyecto, pero salió en defensa del gobierno nacional y de Patricio García: «Lamento la información parcializada y lamento mucho la mala comunicación entre el Ejecutivo y el Legislativo. El estado de abandono en que se encuentra la ruta no empezó el 10 de diciembre de 2019. Hace muchos años que se encuentra así esta ruta, es una ruta que une dos puertos y por la que circulan muchos camiones. Es una ruta que ha tenido poco mantenimiento. Nunca escuché que le hagan el reclamo a Vidal con respecto al estado de la 33. La gente tiene memoria. La situación en la que nos encontramos hoy es distinta a la de hace un año atrás. El tramo Rufino-Villegas estaba a cargo de las famosas PPP (Participación Público Privada) que tuvieron un problema legal y estuvieron judicializadas hasta noviembre de 2020. Esto quiere decir que el gobierno nacional no tenía jurisdicción sobre el tramo porque estaba judicializado. Desde noviembre de 2020, que volvió a Vialidad Nacional, es que se empezó a trabajar el problema. En el presupuesto nacional de este año se tuvo en cuenta y se incluyó la repavimentación de la ruta nacional 33 en el corredor Rufino-Villegas. Esto se le comunicó al intendente. Si bien está incluido en el presupuesto todavía no terminó el proceso administrativo. Recién en agosto se van a abrir los sobres. Pero lo importante es que la decisión de repavimentar la Ruta 33 ya está tomada y la tomó el Presidente y Vialidad Nacional. Serán $3.000.000.000 para repavimentar ese tramo. Es importante remarcar esto para que todos manejemos la misma información», esgrimió.

«Se habla de una inversión de $2.700.000.000 cuando, solo de retenciones de cereal, el partido le deja al Estado $27.900.000.000. O sea van a dejar solo el 10% de lo que los productores aportan. Bienvenido sea que entiendan que es absolutamente necesario para la producción y para el traslado de gente», retrucó Laino.

Cierre de Exportaciones

El proyecto, perteneciente al bloque UCR-Juntos por el Cambio, había sido presentado a finales de mayo y estaba en comisión. El mismo fue aprobado por la mayoría, puesto que no contó con el apoyo de todo el arco opositor.

«Es una contradicción entre un plan futuro y un presente con exportaciones cerradas. Se supone que la medida era para que bajase el precio de la carne en el mostrador, pero aumentó un 8%. Los cortes populares como la carne picada, osobuco, asado de tira, entre otros, ya aumentaron 3 veces. No se entiende para qué repetimos una receta que ya se había hecho del 2006 al 2015. Durante ese período hubo inflación y el precio de la carne aumentó en un 300%. Esta medida vigente hasta el 2015 no funcionó. Lo único que se logra es perjudicar a los dos eslabones del extremo de la cadena: al productor y al consumidor. Al productor le bajó el precio de la hacienda casi un 15%. Esto lleva a la pérdida de cabezas de ganado, al cierre de frigoríficos y a la pérdida de empleo genuino. Pedimos que se revea la medida y que se tome en cuenta a los productores. El plan nunca va a estar completo si no se convoca al que produce. El plan no puede surgir de un escritorio, sino que tiene que surgir del campo», expresó Laino.

Desde la oposición le contestaron José Luis Méndez, Carlos Pardo y Verónica Zallocco. El concejal Méndez recordó que en el período 2015-2019 (sin restricciones para exportar) también hubo inflación y que el precio de la carne aumentó, lo que conllevó a una caída en el consumo de la carne de 15 kilos per cápita. «Hay comercio en negro e irregularidades. El gobierno viene a poner orden en medio de un descalabro que dejó el gobierno anterior. Históricamente la carne y la leche han sido alimentos básicos para la mesa de los argentinos. Cuando estén los valores fijados paulatinamente se van a ir liberando las exportaciones», expresó Méndez.

Por su parte, Carlos Pardo manifestó que «la carne no bajó pero eso es una verdad a medias porque no podemos saber cuánto hubiera subido si no se hubiera tomado esa medida. La política económica que lleva este gobierno tiene que ver con garantizar la mesa de los argentinos. No soy un técnico en esas cuestiones pero sí rescato la decisión del presidente de tomar medidas. Era una medida que había que tomar».

A su vez, Verónica Zallocco destacó que en el período entre 2015 y 2019 la gente consumió un 30% menos de carne y la inflación disminuyó el poder adquisitivo de la gente. «Hace falta atacar esa enorme concentración de poder que hace que unos pocos terminen resolviendo lo que comemos todos los argentinos», aseveró.

Ignacio García, del bloque UCR-Juntos por el Cambio, recordó que la vaca que se exporta (la que se denomina «vaca china») es una vaca de descarte, que no se consume en Argentina. Mientras que Méndez, su adversario político y su compañero de Federación Agraria, remarcó que «esa vaca china había alterado la tendencia de los precios de la vaca que sí se consume acá. El campo le daba más importancia a esa vaca que se iba a China y estaba dejando de lado la vaca que consumimos nosotros. Por eso el gobierno quiere desarrollar el plan ganadero. El tema es que el negocio había quedado en manos de unos pocos que hacían y deshacían como ellos querían».

Otros proyectos

Se aprobó por unanimidad la creación del Museo Histórico Regional. Si bien el Museo ya existe desde hace años, en los papeles había mucho trabajo por hacer. Esta ordenanza le brinda un marco de ordenamiento normativo-legal a la institución.

El proyecto de Banco de Tierras no se trató debido a que hubo modificaciones de última hora que el bloque opositor no llegó a leer y a trabajar con detenimiento. Por eso -y a pesar del apuro del Ejecutivo- se pidió que pase a comisión para que pueda ser trabajado con detenimiento. Es muy probable que se trate en septiembre, cuando el Concejo vuelva a sesionar tras el receso por la campaña electoral; aunque también existe la posibilidad -con chances más remotas- de que se llame a una sesión extraordinaria antes del 31 de julio.