9.8 C
General Villegas
lunes, 21 junio, 2021

Cuando Jorge López Oleaga y Norberto Formica hicieron historia en el aire

López Oleaga (piloto) y Formica (navegante) quedaron en tercer lugar en una competencia aérea de 1953 que contó con la participación de un centenar de pilotos.

En el año 1953 se llevó a cabo una gran carrera aérea civil de regularidad de la que participaron 98 pilotos de todo el país. Esa gran competencia contó con dos aviones villeguenses: Jorge López Oleaga y Norberto «Beto» Formica tripularon uno de ellos, mientras que en el otro volaron Humberto Búsico y Aquiles Luis Uriarte.

La primera dupla (López Oleaga y Formica) finalizaron en tercer lugar con un avión Piper P.A. 12. Búsico y Uriarte también tuvieron un gran desempeño, terminando en el décimo tercer puesto.

La competencia concluyó el 13 de septiembre de 1953 en el aeródromo de San Justo (Buenos Aires). La misma comprendió 15 escalas interprovinciales en 3 días: Gualeguaychú, Concordia, Curuzú Cuatiá, Resistencia, Reconquista, Santa Fe, Marcos Juárez, Río Cuarto, Huinca Renancó, Santa Rosa, Coronel Suárez, Tres Arroyos y Azul, finalizando en el lugar de iniciación.

«Mi viejo fue un ferviente fanático de la aviación y fue piloto hasta que después se dedicó a otra cosa y dejó de volar. En esa época había una legión de pilotos. Muchos son padres de los actuales pilotos que tan buen trabajo están haciendo en el aeroclub», recuerda Marcelo Formica, hijo de Norberto.

«En 1908 se crea el Aeroclub Argentino y todos querían ser como Jorge Newbery. La idea de estas competencias era entusiasmar a la gente para ser piloto porque faltaban pilotos. A Villegas todo ese entusiasmo empieza a surgir alrededor de la década del 40. Esa competencia la alentaba Perón para armar pilotos y el Aeroclub de Villegas se presentó. Eso fue en el 53, pero en el 54 ellos vuelven a correr y ganan la etapa San Luis-Bahía Blanca. Con Marcelo éramos muy chicos pero absorbimos todo eso. En mi caso me contagió la pasión por los aviones», rememora Julio López, hijo de Jorge.

«La aeronáutica en ese momento era una avanzada y cuando se crea el Aeroclub de Villegas muchísima gente hizo el curso de vuelo. Fue un gran paso para Villegas. De acá salieron muchísimos pilotos de líneas aéreas, fumigadores y como hobby también», agregan ambos.

Actualmente el Piper (Mat. LV-XJO) utilizado por la dupla Formica-López Oleaga sigue estando en el Aeroclub, aunque ahora es un avión escuela.