26.7 C
General Villegas
viernes, 27 noviembre, 2020

¿Dónde te habías metido que no atendías el teléfono?

Por un momento, la mujer se había alejado unos metros de su teléfono. El repentino llamado la hizo volver sobre sus pasos y atender.

– ¿Dónde te habías metido que no atendías el teléfono?, escuchó la voz de un hombre.

– ¿Quién habla?

– Tu hijo, mamá… ¿dónde estabas que no me atendías?, la apuró.

– Vos no sos mi hijo, dijo la mujer. Y le cortó, rápida de reflejos.

Es la reproducción de uno de los casos de las últimas horas, a los que accedió ACTUALIDAD. Pero no fue el único.

A otra villeguense le pasó algo similar. Notó la supuesta voz de su hijo un tanto afónica y se lo hizo notar.

– No mamá… pasa que estoy dentro del banco y no puedo hablar alto. Estoy acá por el tema este del despelote económico… pasame la numeración de los billetes que tenés en casa.

La mujer advirtió que las cosas no eran tales y cortó para de inmediato discar el número de su verdadero hijo, corroborando lo que sospechaba.

La modalidad Cuento del Tío asume nuevas formas y se recrea en su intento de embaucar a desprevenidos. Una vez más, por enésima vez, suenan los alertas: ojo con las llamadas teléfonicas. Ante la menor duda, cortar y llamar a quienes dicen llamarnos.