5.2 C
General Villegas
martes, 27 julio, 2021

El día que el aviador López Ponce recibió en sus brazos a una Miss Mundo

Carlos Ignacio López Ponce tiene toda una vida surcando los cielos por su profesión de piloto de avión. Pero ese día el cielo le tenía reservada una sorpresa que aún recuerda.

«Habíamos salimos en avión con el Negro Trucco para transmitir la carrera de Turismo Carretera con Isidro González Longhi y Andrés Rouco, de Carburando», cuenta el motivo inicial del viaje.

Pero cuando ya habían hecho un tramo importante reciben una comunicación de que la carrera se había suspendido para el otro domingo, por un accidente.

Ese día de los ’60, el recordado piloto Oscar Cabalén murió trágicamente probando un «Ford Sport Prototipo», un viernes previo al fin de semana en que se iba a correr el «6° Gran Premio de TC General Manuel Savio. En una de las salidas, el prototipo se salió del camino, a más de 205 km/h, dio varios tumbos y se incendió. El accidente se produce en el ex Autódromo «Circuito SOMISA de Ramallo», provincia de Buenos Aires, muriendo también en el siniestro su mecánico y ocasional acompañante Guillermo Luis «Pachacho» Arnáiz, quien era por ese entonces integrante del equipo de Horacio Steven. El vehículo, de carrocería de fibra de vidrio, de fácil combustión, se incendió muy rápidamente con gasolina de alto octanaje, atrapando a los conductores en la carlinga quienes murieron carbonizados.

«Decidimos seguir igual, porque nos dijeron ‘vengansé a Ezeiza que hay un trabajo que hacer’, pero no teníamos idea de qué se trataba», agrega López Ponce.

Al llegar, comprueban que se trataba de una filmación de la publicidad de Bodega La Esmeralda, donde había que volar con una joven sentada en una silla que colgaba de la nave, y cruzar así un arroyo.

La chica en cuestión era nada menos que Norma Beatriz Nolan, nacida en Venado Tuerto y coronada Miss Mundo poco antes en el Centro Internacional de Convenciones de Miami Beach, Florida, Estados Unidos.

La filmación se desarrollaba con normalidad, hasta que la bellísima mujer advirtió que el encargado de recibirla tras el vuelo tenía segundas intenciones: «Entonces me dijo: ‘Recibime vos para frenar la silla y bajarme, porque el otro hombre me aprieta demasiado».

Así, de manera inesperada, la argentina más deseada del momento cayó en los brazos del piloto de Tres Algarrobos, hoy radicado en General Villegas.

De Norma Nolan, que había nacido el 22 de abril de 1938 en Venado Tuerto y por entonces tenía veintitantos años, es poco lo que se sabe, salvo que es la única argentina en ganar este título de belleza. Dicen que guardó bajo siete llaves su intimidad y vida posterior y que actualmente vive en Estados Unidos.

La carrera, finalmente, se disputó una semana después de lo previsto. Allí estuvo Carlos Ignacio López Ponce llevando a los relatores de Carburando. Pero su recuerdo rescató especialmente aquel día en Ezeiza, donde una Miss Mundo buscó sus brazos.