22.7 C
General Villegas
miércoles, 26 enero, 2022

El gobierno municipal ya tiene ordenanza tributaria y presupuesto para el 2022

Mucho se especulaba si el oficialismo municipal iba a poder contar con los votos suficientes para aprobar tanto la ordenanza tributaria como el presupuesto del corriente año. Finalmente lo consiguió, pero no con el apoyo de Villegas Avanza como se preveía, sino con el acompañamiento del Frente de Todos. Los ediles del mayor bloque opositor fueron muy críticos con la gestión local, pero manifestaron que dejar al gobierno sin las principales herramientas para gobernar era una irresponsabilidad y por eso votaron por la aprobación. 

El Ejecutivo Municipal ya tiene ordenanza tributaria y presupuesto para el 2022. Ambos fueron aprobados por mayoría. En la 1° sesión especial se aprobó la tributaria, con la presencia de los mayores contribuyentes. Luego, en la 1° sesión extraordinaria, se trató el presupuesto de gastos previsto para el corriente Ejercicio.

De esta forma el gobierno local ya cuenta con dos herramientas fundamentales para llevar adelante su gestión durante el 2022.

Mucho se habló de que el oficialismo había perdido la mayoría (en realidad no tenía una mayoría absoluta, pero el voto doble del presidente del Concejo le permitía desempatar siempre a su favor) y que la nueva conformación del Concejo Deliberante le iba a jugar en contra. Algunos especulaban con el rol que iba a cumplir el nuevo bloque de Villegas Avanza: si iba a apoyar al oficialismo o si se iba a volcar para el lado de la oposición.

Lo cierto es que tanto el oficialismo como el principal bloque opositor (el Frente de Todos) fueron los que terminaron aprobando la ordenanza tributaria y el presupuesto, mientras que Villegas Avanza decidió no acompañar.

Lo del oficialismo era previsible, no así lo del Frente de Todos ¿Por qué? Porque muchos de sus ediles se habían manifestado en contra del presupuesto, remarcando que era un presupuesto conservador, que no incluía obras, viviendas, ni ninguna política pública que haga la diferencia. Sin embargo, y a pesar de subrayar una innumerable cantidad de críticas a la gestión municipal, los legisladores del bloque Todos señalaron que ellos son una oposición responsable y que de ninguna manera iban a dejar al Ejecutivo sin presupuesto o sin una ordenanza tributaria, que eso solamente iba a desfinanciar las arcas municipales y que iba a traer mayor desorden al distrito, algo que, en definitiva, terminarían pagando los ciudadanos.

Así, la ordenanza tributaria fue aprobada por mayoría: 30 votos positivos (los 14 concejales de Juntos y Todos, más los 16 mayores contribuyentes) contra 2 (los 2 concejales de Villegas Avanza); mientras que el presupuesto también fue aprobado por mayoría: 14 votos positivos (los 14 concejales de Juntos y Todos) contra 2 (los 2 concejales de Villegas Avanza).

Ordenanza tributaria: ¿Qué argumentaron los bloques?

Frente de Todos: 

Estos 6 años de la gestión del intendente Eduardo Campana ha empeorado la prestación de servicios públicos en el Partido de General Villegas.

Los contribuyentes tienen que atravesar la difícil realidad con la que convivimos: tasas caras en relación a la calidad de los servicios que se prestan. Para el 2022 se prevé un aumento de tasas que va del 40% al 48,9% la más alta que corresponde a servicios viales. Según los índices inflacionarios el aumento le permite al municipio actualizar sus recursos conforme los aumentos de precios.

Si bien podemos decir que habría que hacer hincapié en la segmentación de tasas aplicando criterios de progresividad tributaria, que los servicios son malos en relación precio-calidad, también debemos ser conscientes que un municipio sin actualización de tasas e impuestos queda desfinanciado y que ello le trae a la comunidad muchos más problemas que los que hoy ya tiene, teniendo en cuenta el contexto epidemiológico.

Por lo tanto, votamos positivamente el proyecto de Ordenanza Fiscal.

Villegas Avanza:

Entendemos que la ordenanza tributaria es una herramienta de gestión y de planeamiento anual, no solo para el gobierno de turno sino para toda la sociedad, pero también consideramos que el desarrollo de las áreas productivas de una región dependerá de las políticas públicas que se implementen en la misma.

Así mismo, también dependen las expectativas de los residentes y las propensiones marginales al consumo, que alientan o no, el desarrollo de la inversión y la demanda. Aplicar, mecanismos expansivos en materia fiscal, considerando aristas parciales de la comunidad sin mirar el equilibrio general de la sociedad, conduce a decisiones erróneas, o que no conllevan a un equilibrio, sino que producen mayor carga de externalidades negativas.

Los aumentos planteados en la ordenanza tributaria que nos compete, oscilan entre un 33 y 49% de aumento, lo que implica una afectación directa de los ingresos disponibles de los contribuyentes.

El ABL, que es la tasa más significativa en las zonas urbanas, tiene una recaudación promedio del 42%, lo que significa que, si aumentamos la presión tributaria, ni siquiera se lograra ese porcentaje de recaudación. Lo que consideramos es que, si se mejoran las gestiones, la planificación e imputación de los gastos se pueden aumentar los niveles de cobrabilidad en al menos un 30%.

Así mismo, la tasa vial correspondería un aumento, pero menor al 49% planteado en el proyecto de ordenanza, de igual modo sostenemos que debe haber una correlatividad cierta, real y concreta del pago de la tasa y el estado de los caminos. Dado que para que exista una tasa, debe existir una contraprestación.

Toda tasa genera distorsiones en las decisiones de quien las paga, y esto implica caídas de la inversión, el ahorro y el consumo. Podrán observar que, sin estas variables, no existe la demanda. Y sin consumo, no hay empleo, al menos en el sector privado.

Dado ello, consideramos la necesidad de modificar la ordenanza tributaria, haciéndola más simple y, a la vez, comprometida con el crecimiento y el desarrollo de todos los nichos de mercado, es por ello que la eliminación o modificación de tasas como: derechos de publicidad, derechos de ocupación o uso de espacios públicos, derechos a los espectáculos públicos para organizaciones sin fines de lucro, tasa de seguridad y defensa civil, aplicándose un 40% para bomberos, 60% para seguridad y patentes de juegos permitidos, podrían ser el inicio del cambio.

El sector público debiera analizar su política de gasto y comprender que lejos estamos de los principados, donde el pueblo trabajador debía sostener al resto de las clases. El esfuerzo por salir de la situación de crisis y despilfarro de política monetaria a la que nos somete el Estado Nacional implica una revisión de cada ente gubernamental desde las aristas de la política fiscal.

Aumentar las tasas para seguir el ritmo inflacionario es crecer al ritmo del descontrol.

No existe ningún sistema productivo que para crecer no deba ahorrar o endeudarse. Los contribuyentes están endeudados con el ente municipal, porque la recaudación real es baja, entonces nos preguntamos: ¿Consideran que aumentar las tasas mejorará los niveles de recaudación? La respuesta es simple: NO, ya lo plateaba Laffer en 1974.

Lo que la política olvida es que un impuesto determina una pérdida de eficiencia para la sociedad. Esta menor eficiencia condiciona la generación de riqueza e hipoteca la posibilidad del emprendimiento de nuevos negocios.

Las tasas generan una distorsión que se traduce en una menor cantidad de riqueza producida y en un nivel de precios más alto. Profundizar la presión fiscal solo agrava el problema, pues con menor crecimiento se acrecientan los problemas de financiamiento de los gastos del Estado.

Las pérdidas de eficiencia, significan que las transferencias no son neutrales e imponen un costo al sector generador de riqueza, y por ende, es un costo para toda la sociedad.

En épocas de crisis, como las que atravesamos, necesitamos establecer parámetros de gastos que estimulen las fuentes de trabajo, generen inversiones con derrames positivos y no solo la mera meta de pagar salarios.

Algo hemos hecho muy mal, no ser conscientes de que el estado no somos nosotros, sino que nos toca ser administradores del bienestar.

El fin no justifica los medios.

Presupuesto: ¿Qué argumentaron los bloques?

Frente de Todos:

En la distribución de los recursos presupuestados, debemos analizar las siguientes áreas claves que nos permitan interpretar la gestión de gobierno proyectada para el año venidero.

En SALUD la asignación de recursos representa el 35% del total presupuestado con un monto de $ 1.097.215.461,18. Este bloque se pregunta si este 4% de incremento en relación al presupuesto anterior será suficiente para cubrir las falencias que se vienen sucediendo sin solución de continuidad año tras año en materia de infraestructura e insumos en general; más aún en este contexto de pandemia tan incierto y que sigue acechándonos. Este bloque propone un recurso extraordinario para atender una posible crisis ante las nuevas variantes del covid 19, que no lo vemos previsto en este presupuesto.

Para los pueblos no hay inversión presupuestaria para tener médicos. Se anuncia la atención primaria en salud como medida y le sacan un presupuesto total de 3 millones de pesos entre FONACI y La Trocha. Se habla de descentralización pero se termina sacando dinero de la atención primaria, principalmente de los CAPS y se concentra en el hospital. Se hace una desinversión en el Centro Oftalmológico municipal que atiende todo el Partido, se baja el presupuesto de internación, lo cual no se explica en tiempos de pandemia y con la cantidad de fallecimientos que tenemos, aún cuando se anuncia que amplia. El SAME destina solo el dinero a la ciudad cabecera, en los pueblos los traslados se manejan a través de las cooperativas pero tienen un costo para los usuarios.

OBRAS PÚBLICAS:

Un presupuesto que representa el 7% del total. Un punto menos que el año pasado. Y más de lo mismo: falta de planificación, falta de proyectos, y falta de voluntad política para darle solución a tal vez la principal necesidad que hoy atraviesan cientos y cientos de familias. Claramente se sigue con la vieja metodología de desviar los fondos que corresponden a Educación para emparchar alguna vereda.

No hay viviendas proyectadas, solo se destinan 10 millones de pesos, de los cuales 6 millones se destinan para continuar las 15 viviendas de Cañada Seca que fueron iniciadas en el gobierno anterior hace ya más de 6 años.

Las 10 viviendas del Círculo Cerrado, abonadas por adjudicatarios en el 2018 con la promesa de construirlas en 6 meses, presupuestan 4 millones de pesos, es decir, se prevé un gasto de 400.000 por cada vivienda. ¡Se puede terminar una casa con ese dinero? Tampoco se prevé la compra de quintas y terrenos pese a haberse aprobado la ordenanza del Banco de Tierras. Al gobierno municipal no le importa lo que ocurre con el asentamiento llamado la Quinta Escondida, ni siquiera existe un área de vivienda.

No hay cordón cuneta ni mejoramiento de calles para ningún barrio ni pueblo.

Por suerte los vecinos de Banderaló pudieron acceder a cordón cuneta y mejorado de calles gracias al Gobierno Provincial que invirtió 30 millones de pesos.

Y además, contamos con un Estado Nacional presente que va a encarar una obra muy importante para los vecinos del Progreso, por más de 35 millones de pesos, que es la ampliación de la red de desagüe cloacal beneficiando a más de 1200 vecinos.

Resumiendo, del municipio cero obras proyectadas.

DIRECCION DE SERVICIOS URBANOS:

Observamos que el porcentaje asignado (10%) no será suficiente para lograr los objetivos que se propone esta área, claramente expresados en el cuadro de metas; expresados tal cual son, una expresión de deseo más que un objetivo realizable (ciudad limpia, confortable, que valore los espacios verdes), pero este bloque se pregunta si serán capaces este año de concretar algunas de estas intenciones con la misma inversión que el año pasado.

No hace falta ir muy lejos aquí en Villegas para ver cómo están los barrios con el tema de la basura. Ni hablar del basureo a cielo abierto que tenemos.

Con el mismo presupuesto que el año pasado y con las ganas que mostraron este año, no creemos factible que logren las metas expresadas.

DIRECCION DE SERVICIOS VIALES:

Teniendo en cuenta que el presupuesto del año pasado era de un 15% en relación al total, que resultaron insuficientes para arreglar los 2800 kms. de caminos rurales y no pudo menguar el reclamo y el malestar de los productores; como consideran que con 3 puntos menos (12%) este año podrán satisfacer la demanda que la producción requiere.

No pueden justificar en el Ejecutivo que sean los propios productores una vez más los que deban arreglar los caminos habiendo pagando sus tasas como corresponde.

Para el mantenimiento de caminos rurales provinciales tienen previsto percibir $275.986.260,00 por coparticipación, pero solo estiman un gasto de 21.467.516,66 con la siguiente particularidad, de esos 275.986.260,00 hay 76.151.760 que prevén que la provincia gire por inmobiliario rural afectado. De acuerdo a la ley 13.010 debería utilizarse sí o sí para la reparación de caminos rurales provinciales. No llega al 30% (28.19%) de lo afectado lo que presupuestan para tal fin cuando deberían prever ejecutar el 100%.

EDUCACIÓN:

Contamos para el año 2022  con un monto de $109.545.336. Luego de casi un año y medio de no presencialidad en las escuelas, llama la atención que todavía no se hayan reparado los baños de las mismas, siendo una de las condiciones fundamentales para el regreso seguro a la presencialidad; teniendo especialmente en cuenta que desde Provincia se asignaron partidas extraordinarias de dinero que aquí no se utilizaron o se sub ejecutaron. En municipios vecinos, aún del mismo signo político que el local se inauguraron decenas de escuelas realizadas a nuevo, baños, comedores, techos; no quedando ninguna escuela en la región con riesgo de inicio para el 2022. Esta descripción alude a que lo presupuestado en el 2022 apenas podrá resolver el atraso estructural que ya debería estar solucionado. General Villegas es el único municipio de toda la provincia de Buenos Aires que no terminó una sola obra en los 6 años.

¡Si, escucharon bien, somos el único municipio en toda la provincia! Esta es la gestión Campana.

PROMOCIÓN:

Tal como expresamos en el dictamen del presupuesto 2021, este año no se registran avances en la creación de nuevos puestos de trabajo genuino y siguen ausentes los créditos para emprendedores y ningún incentivo para impulsar la industria. Esta situación no es nueva; sino que se repite desde el inicio de la gestión del intendente Eduardo Campana y seguirá sin miras de cambio ya que sigue siendo el 1% de presupuesto; no se generó nada y no se generará nada.

DEPORTE:

Del análisis de este presupuesto se deduce que el importe asignado es totalmente insuficiente para sostener planes y programas que puedan volcarse a la sociedad. Casi el 80% se destina a gastos fijos quedando únicamente 10.000.000 de pesos para compartir con mantenimiento. Se observa que se destina la mayor cantidad de recursos a la gestión administrativa (32%) y la menor partida de dinero se destina a programas propios de la actividad deportiva.

Eventos y actividades deportivas (14.74%); en actividades propias deportivas del parque (10,33%) quedando aproximadamente $2.252.145.7 para acciones deportivas y/o recreativas y para viáticos, traslados de delegaciones a competiciones, becas, campeonatos, torneos, etc para todo el año. Lo que representa el 4.41%  del total del volumen del dinero presupuestado para la Secretaría ($51.000.000).

Como antecedente y solo como ilustración el siguiente dato; municipios como Lincoln y Trenque Lauquen invirtieron solo en un deporte $1.000.000 durante el 2021. Y no desatendieron ningún deporte competitivo.

Las características propias del distrito de General Villegas son distintas a los municipios mencionados; pero claramente no se dan condiciones igualitarias entre personas que practican deportes de la ciudad cabecera y las personas residentes en los pueblos. Si vemos durante los fines de semana algo de acción deportiva, eso es solo en la ciudad cabecera. Los pueblos, o sea casi la mitad de la población, no están incluidos dentro de los programas municipales.

Por suerte los pueblos cuentan con sus clubes y asociaciones, pero de ninguna manera es aceptable tal discriminación por parte del Ejecutivo.

CULTURA:

Esperemos que las actividades culturales previstas para este año se lleven a cabo tal cual lo expresa este presupuesto; rescatando las tradiciones, los valores de nuestro acervo cultural, etc. Es nuestro deseo que esta gestión de gobierno municipal logre los objetivos propuestos, que pueda concretar estos proyectos. Democratizar la cultura significa que llegue a todos por igual, por ello es importante que el Estado esté presente como garante y no delegando o tercerizando la organización de los eventos.

Y menos aún, sacando rédito publicitario del esfuerzo y trabajo de vecinos que desinteresadamente ponen de su tiempo para realizar las festividades que debería hacer el gobierno municipal. Es una constante de este gobierno: trabajan los otros pero las fotos son de ellos. Se autodenominan “Sponsors”. Es la forma que encontraron para trabajar menos.

MEDIO AMBIENTE:

Analizadas las buenas intenciones de la Dirección de Medio Ambiente debemos preguntarnos qué logros se evidenciaron en los años pasados. Teniendo en cuenta los magros resultados obtenidos en esta área durante los últimos años y encontrando casi idénticos los proyectos para este año, concluimos que con solo el incremento de un 1% en el presupuesto; ¿Cómo van a hacer para concretar tantos objetivos?

Debemos pensar que en un área tan sensible gastar poco y mal es gastar muchísimo dinero. Vemos una vez más que los recursos de todos los vecinos de General Villegas son despilfarrados en proyectos que siempre quedan inconclusos tales como: la no implementación de la ordenanza de fitosanitarios como corresponde, no se solucionó el basurero a cielo abierto, no funcionó la planta de reciclado, la ausencia de campañas intensivas de concientización sobre la separación de residuos en domicilios, etc.

Este bloque, preocupado, concurrió en varias oportunidades al basurero municipal, que lejos está de ser un relleno sanitario, acompañados de técnicos idóneos constatando que nada de lo proyectado se pudo concretar.

SEGURIDAD:

Esta Secretaría cuenta con un presupuesto de $189.898.559.94 (6%) algo menos en porcentaje que el año pasado. Es muy importante que se haya designado un secretario de Seguridad; pero con recorte de recursos. En un distrito donde justamente hay una inseguridad creciente, que nunca pudo ser resuelta por esta gestión, claramente se hace evidente implementar proyectos de control de motos, ruidos molestos, tránsito frente a las escuelas en horas pico, vigilancia nocturna en los barrios, políticas educativas de tránsito en las escuelas, controles vehiculares en espacios públicos, pero con menos recursos económicos será un verdadero desafío para el nuevo secretario.

Más aún cuando estamos todos percibiendo un cambio más que preocupante en las conductas ilícitas, impensados años atrás. No quiero dejar pasar que hace unos días, en una calle céntrica de nuestra ciudad, quisieron herir con un elemento cortante a un adolescente cuando regresaba del Gordo de Navidad. Cada vez nos sentimos más inseguros.

DESARROLLO SOCIAL:

Esta Secretaria tiene asignado un 6% del total presupuestado, un 2% menos que el año pasado. No se observan políticas, ni estrategias para el abordaje de soluciones estructurales; solo la asistencia a las familias con planes insignificantes, que no solucionan, solo postergan y siguen marginando a los sectores más vulnerables. No hay ideas, solo parches y no se cuidan los escasos recursos que esta Secretaría dispone. El Estado debe estar presente, pero no con asistencialismo, sino con políticas claras, superadoras, con proyectos concretos para que las familias logren autonomía y puedan gestionar sus propias necesidades. Desarrollo Social debería articular acciones con Producción, Medio Ambiente, Obras Públicas, etc. y poder cortar definitivamente con la eterna dependencia de las dadivas de esta gestión de gobierno municipal, que en esta área en particular no tiene un rumbo definido ni claridad en sus objetivos.

Necesitamos más trabajo y menos planes.

PRENSA Y COMUNICACIÓN:

Para esta área se destinan  $13.267.297,21; 32.77%, más que el área de vivienda. Estas son las prioridades de este gobierno: ¿Se gasta en comunicación para difundir qué cosa? Evidentemente no para la construcción de viviendas, ni reparación de esquinas, o asfalto en frío para el bacheo, ni tampoco para reparación de calles, acceso o cordón cuneta, porque se le destina cero pesos. Por si no quedó claro: cero pesos.

 

Por todo lo expuesto, la gestión de gobierno proyectada para este 2022 va a ser la misma que la que viene llevando adelante desde Diciembre de 2015: nada de política habitacional, sanitaria, cultural, deportiva, ambiental, social, educativa y tampoco nada de obra pública, transparencia y/o seguridad.

A pesar de ello, este bloque opositor debe aprobar este presupuesto porque no podemos aumentar la ineficiencia de este gobierno condenándolo a un presupuesto desactualizado y perjudicando a la comunidad de General Villegas. Atento esta situación, vamos a acompañarlo votando positivamente y esperamos que haya un cambio de actitud del bloque oficialista y podamos trabajar los temas legislativos que demanda la sociedad en estos tiempos difíciles. Esta oposición madura y responsable interpela a este Concejo a trabajar acuerdos políticos que trasciendan intereses partidarios y puedan redundar en beneficios para nuestra comunidad.

Villegas Avanza:

El presupuesto como una herramienta de planeamiento y gestión, debe indicar la distribución de recursos y el saneamiento del gasto.

Comprendemos que aún no está establecido el coeficiente de coparticipación y tampoco el fondo de infraestructura.

Esto significa que cada una de las secretarías o áreas de la municipalidad, debieron establecer su estrategia y parámetros de trabajo para todo el 2022,con una base incierta, y considerando entre ello, que aún es un año de pandemia.

La política presupuestaria de cada una de las áreas, dista mucho de lo que se ha llevado a la práctica en el transcurso de los años. Se plantean acciones que son vagas y no se determina exactamente la acción a realizar. Consideramos la necesidad de ser más específicos al momento de establecer formas de gestión y objetivos a alcanzar.

Así mismo, consideramos escasa las actividades a desarrollar en el área de discapacidad.

Mayoritariamente el presupuesto hace referencia a salarios, hay muy poco de inversión y sin embargo hay creación de nuevos puestos medios de trabajo, para áreas ya existentes.

No vemos el impacto de la planificación en acciones que mejoren el bienestar general, solicitamos revisión íntegra del sistema de salud y acción social.

Secretaria de Cultura, dentro de los 98 millones de pesos que gasta dicha área, se hace mención a servicios técnicos y profesionales para las Casas de la Cultura de cada uno de los pueblos y la ciudad cabecera, en dicho rubro observamos que General Villegas tiene un gasto estimado de 2.77 millones, Banderaló 908 mil pesos y el resto rondan entre los 500 mil a 409 mil pesos. No está establecido el por qué de la disparidad de gastos y qué actividad es la programada para que genere una diferencia del 50% aproximadamente entre los pueblos.

La Secretaria de Deportes, en reiterados ítems, aparece gastos en personal, la suma de los mismos es de 40,7 millones de pesos, pero declara en recursos humanos por jurisdicción y cargo, 30 personas, cuyo costo anual en pesos es de 25 millones. Lo que genera una diferencia de 15 millones de pesos. En la memoria de dicha Secretaría está declarado que torneos juveniles es sostenido con transferencias de provincia, pero no está declarado de esta manera en la programática, dado que figuran 11 millones, de los cuales solo el 39% es cubierto de esta manera. Adicional a ello, se menciona el trabajo con las organizaciones intermedias, pero no hay especificidad de ningún tipo, ni qué erogaciones puede llevar ello a la práctica.

Turismo está dentro de dicha Secretaría, en la misma no figuran gastos en personal, pero fue creado un puesto de coordinación para ello, que no se encuentra detallado.

El Fondo Educativo es uno de los puntos a los que invitamos a rever. Se está destinando en un 19% a solo una escuela, y desconocemos el motivo, dado que la matrícula de la misma es de 153 alumnos. Adicional a ello, la programación física o metas, muestra que la obra será realizada un 50% en 2022 y el otro 50% en 2023. Hay escuelas que necesitan reparaciones, las mismas se solicitaron desde mitad de año, y no están contempladas en lo presupuestado, por ejemplo: la filtración de los techos de la EES N2, y el riesgo que presentan los mismo en los baños de la planta baja.

Sería relevante que se generen escuelas inclusivas, ya que muchas no tienen rampas, y dentro del edificio, hay escaleras con escaso o nulo acceso para personas con dificultad motriz.

La Dirección de Servicios Viales es quien maneja los recursos de la tasa con mayor impacto en la distribución de ingresos presupuestarios. La tasa vial, es aplicada en un 38% de su recaudación estimada a la afectación específica para la que fue creada, pero dentro de ella está el Consorcio Vial que representa el 35%, de ese 38% declarado. Es decir, que un 62% de la tasa se utiliza para afectaciones a gastos de otras partidas, se comprende la solidaridad de la tasa, pero no así su baja incidencia en los caminos reales.

Secretaría de Seguridad, si bien en memoria descriptiva, está planteado el manejo del tránsito para reducir las infracciones, no está detallado en ningún lugar de la programática, las campañas de concientización para evitar accidentes. Consideramos que prevenir y mejorar el tránsito en la ciudad, permitirá afectar partidas de dinero a otras áreas para  desarrollar potencialidades productivas, en lugar de ser destinadas a salud.

Solicitamos se revea la Secretaría de Relaciones Institucionales, consideramos que debe formar parte del área de gobierno, dado que las delegaciones son la cara visible de la municipalidad.

La Secretaria de Medio Ambiente, tuvo un aumento de su presupuesto en un 80%, lo que se manifestó que debido a la situación de pandemia del año anterior, las gestiones en este área fueron escasas. La descripción del programa de relleno sanitario, y la política GIRSU, llevada a cabo, no es una manifestación real, al menos, en el interior del distrito, ya que no existe ninguna separación de residuos, como así tampoco ninguna campaña ni acción municipal que lo determine.

También consideramos que las capacitaciones llevadas a cabo para la planta funcional de la municipalidad deben ser gestionadas desde una sola área. La especificidad que se necesita para llevar adelante mejoras en los recursos humanos debe ser concentrada en un área
específica. Están diseminadas en el presupuesto, pero su impacto afecta a la calidad de gestión de toda la planta, es por ello, que es necesario un desarrollo adecuado y concentrado en el área de recursos humanos. Recordamos que en sesiones anteriores  Quedaron pendientes capacitación sobre género y discapacidad.

Hay personal que deben ser incorporados de acuerdo a los perfiles que se necesitan para el puesto a desarrollar, observamos que la planta permanente de algunos sectores es amplia, pero carecen de las habilidades de gestión que los puestos requieren, por ello es oportuno mencionar que se mejoraría la afectación de recursos y la eficiencia económica si quienes toman decisiones o gestionan ocupan sus puestos en base a concursos.

La Ley Orgánica de las Municipalidades plantea el trabajo en comisión, el presupuesto debiera de ser tratado con la severidad del caso, estableciendo previamente los puntos a ser modificados y realizando un trabajo minucioso sobre el mismo, en conjunto de todos los bloques, porque más allá de la discrecionalidad con que se manejen a posteriori las partidas, o los decretos de reasignación que se produzcan en el Ejecutivo, lo establecido como asignación de gastos o afectación de partidas tienen que tener una clara correlación con lo planteado como objetivos de cada una de las áreas. Es por ello que el compromiso asumido de cada Secretaría debiera ser un fiel reflejo de las metas a lograr en cada estrato y nuestra responsabilidad como concejales, sin importar el partido político al que se representa y si de verdad queremos modificar la situación de nuestro distrito, como se dijo en campaña, debiéramos aunar criterios.

Juntos:

La elaboración del presupuesto se ha realizado en forma muy austera. El importe de los recursos y gastos municipales proyectados es de $3.138.232.864,35.

Al momento de la elaboración de este presupuesto se desconocían los recursos provenientes del Estado Provincial y Nacional, que inciden en un 70% del presupuesto municipal, y son esenciales para proyectar un presupuesto que cumpla con las necesidades del distrito de General Villegas.

Seguramente nosotros hubiéramos deseado ver plasmadas acciones que fueron postergadas, ya que los presupuestos anteriores estuvieron atravesados por la pandemia, y por la crisis económica de la República Argentina, que lamentablemente dadas las circunstancias, es probable que se repitan este año.

Este municipio también sufre la inflación, al igual que las familias en sus casas, siendo uno de los rubros que más aumentó en este país el de los insumos vinculados a la medicina, como por ejemplo medicamentos con un aumento superior al 400 %.

Si bien el presupuesto provincial fue aprobado recientemente, aún se desconocen los montos asignados para nuestro municipio, los cuales generarán grandes modificaciones presupuestarias, que como Concejo Deliberante deberemos controlar en la rendición de cuentas municipales.

Desde este bloque aprobamos este proyecto de presupuesto y solicitamos el acompañamiento de los demás bloques, ya que es la herramienta legal y necesaria para llevar adelante el ejercicio 2022.