14.2 C
General Villegas
jueves, 12 diciembre, 2019

EL GRAN MUNDIAL DE ARGENTINA EN BASQUET / ESCRIBE JOSÉ LUIS VÁZQUEZ

Hace poco más de 2 meses se disputó el décimo octavo campeonato mundial de básquet, organizado por la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto), que organizó por primera vez en su historia unas eliminatorias inéditas, en las cuales se dejaba de lado el sistema de torneos pre mundiales, (en la que solo participaban las 10 mejores selecciones de cada continente) y ello permitió que más de 100 naciones pugnaran por 31 boletos (China por ser local tenía el boleto), para ser 32 equipos.

Uno de ellos fue la Argentina que clasificó al campeonato mundial en diciembre de 2018, con victoria ante México de local. Tras ese objetivo comenzó una preparación importante para dicho mundial que implicó amistosos, con equipos como Francia, Brasil y Japón. Además del título de campeón se otorgaban por primera vez 7 cupos directos por región a los juegos olímpicos del próximo año que daremos más tarde los clasificados. A continuación todo el camino argentino en China 2019.

Primera fase: un andar sólido y primer puesto

En el momento del sorteo los 32 conjuntos fueron agrupados en 8 zonas de 4 equipos cada uno y la Argentina recalo en el grupo B junto a Rusia, Nigeria y Corea del Sur. Si bien el grupo podía ser accesible, en este deporte nunca se puede cantar victoria de manera anticipada porque el juego es hasta el final, y entonces cada partido era importante.

Para nuestra selección lo importante era recuperar el protagonismo que había perdido en el anterior mundial y era la hora de resurgir. Wuhan fue la ciudad del grupo B y el 31 de agosto la Argentina debutaría con un triunfo por 95 a 69 ante los sur coreanos, un equipo asiático en desarrollo y que opuso mucha resistencia. Facundo Campazzo fue el destacado, ya que jugo un gran partido y permitió que la Argentina comenzara bien este mundial. 2 días más tarde vino Nigeria, que emulando a los argentinos ya que estaban por no viajar (problema presupuestarios de su federación), y se solucionó 3 días antes de la competencia.

Y fue victoria de los albicelestes por 94 a 81, donde costo mucho ya que este equipo africano tenía más velocidad que los asiáticos, además de contar con jugadores nacidos en Estados Unidos, aunque carecían de practicidad y de tácticas y aun así le jugo de igual a igual y otra vez Campazzo, junto a Luis Scola,  Patricio Garino, y Marcos Delia hicieron posible la victoria.

La primera ronda se cerró con otro triunfo, esta vez ante Rusia por 69 a 61 en un duelo marcado por la fuerza y estatura de los rusos, que como todo equipo del este europeo, eran muy atléticos, fuertes y altos lo cual dificultaba las posibilidades de hacer goles, y allí los argentinos con un juego colectivo muy bueno, se consiguió una victoria que significó el primer puesto y el pase a otra rueda del mundial junto a los Rusos que finalizaron segundos.

Segunda Fase: grandes victorias para llegar a Tokio 2020

Tras la primera ronda, la argentina estaba entre los 16 mejores del mundo, lo que le daba el boleto, como mínimo, a un repechaje olímpico, y más cerca del objetivo, pero no estaba solo: había 5 equipos americanos más que buscaban ir a Tokio 2020: Estados Unidos, Brasil, República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela.

Ahora la argentina ingresaba al Grupo I, (de ganadores) y jugaría 2 partidos más (con los 2 mejores equipos del grupo A, tomándose todos los puntos ganados de la primera fase) para acceder a cuartos de final. El primero fue Venezuela, rival directo del continente americano, que mezcla mucho lo sudamericano con lo atlético del caribe.

Aquí  la Argentina no dejó dudas y ganó ese encuentro 87 a 67 con un gran juego colectivo. 2 días más tarde, y con la clasificación asegurada a playoffs, jugaría ante Polonia, otro equipo del este europeo y nuestra selección jugó un partido increíble y derroto a este elenco de Europa por 91 a 65, finalizando primero en esa zona y esperaba resultados para los Juegos Olímpicos y el objetivo llegaría al día siguiente cuando Brasil perdía con Estados Unidos y así la Argentina clasificaba al objetivo que tanto había buscado. La ciudad de este grupo fue Foshan.

Playos: la consagración

Con la clasificación de la Argentina a cuartos y juegos olímpicos, muchos esperaban (incluido el que escribe) que el techo llegaba a esta instancia, claro que las cosas sucedieron al revés.

En cuartos el rival fue Serbia, otro equipo del este Europeo (N de la R: cuando se habla del este europeo, son aquellos países que cayeron bajo de la ex Unión Soviética y de su sistema político, luego de haber surgido la famosa cortina de hierro que estaría vigente hasta 1989), con jugadores como Bogdanovic, Lucic, y Jovic entre otros y donde nuestra selección en un partido muy bueno, entretenido y de altísimo nivel, derrotó a los Serbios, que eran subcampeones del mundo, tanto en mundial como olímpicos, por 97 a 87, jugado en Dongguan, y así la Argentina llegaba a semifinales, donde en Pekín, jugaría esa fase ante Francia, un equipo europeo fuerte, con buenos jugadores y el triunfo argentino, también fue importante: 80 a 66 y a la final.

Y el último partido sería ante España, equipo conocido para los nuestros, pero que los españoles usaron la misma fórmula de Argentina: cortar y limitar el circuito de Campazzo y Scola. El plan fue tan bueno que los nuestros nunca encontraron la vuelta al partido y perdieron bien el partido por 95 a 75 quedando nuestra selección como el segundo mejor equipo del mundo.

Conclusión: gran trabajo y el futuro

Si bien no se consiguió el título mundial, este segundo puesto da la pauta de que nuestra selección recupero el nivel y se volvió un equipo nuevamente de respeto para el mundo y que seguramente vendrán títulos muy pronto si se mantiene esta ética de trabajo.

Lo más importante de nuestra selección era estar en los juegos olímpicos y lo logró consiguiendo uno de los siete boletos que se distribuyeron así: España y Francia, por Europa, Argentina y Estados Unidos por América, Nigeria por África, Irán por Asia y Australia por Oceanía.

A ellos se suma Japón, como anfitrión y los 4 puestos restantes se definen en pre olímpicos (a jugarse en Junio de 2020), y allí participarán equipos como Serbia, Grecia, República Checa, Polonia, Eslovenia y Croacia, de Europa, Brasil, Canadá por américa.

En total 24 selecciones buscarán 4 boletos más a Tokio 2020 (4 grupos de 6 equipos cada una y solo el primero accede a este evento que ira de fines de Julio a comienzos de Agosto) y es a todo o nada, que por suerte la argentina evitó, porque en caso contrario, estaríamos hablando de una casi eliminación, por ende hay que valorar que si bien no se ganó el mundial, estamos en Juegos Olímpicos y eso ya es mucho. El próximo mundial, de 2023, es en Japón, Indonesia y Filipinas.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.