12.7 C
General Villegas
jueves, 7 julio, 2022

El guardián del primer CAT habilitado en la Provincia: hace 6 años que se ocupa de los envases que recicla el campo

El Centro de Acopio Transitorio (CAT) de envases agroquímicos de Trenque Lauquen es el primero de su tipo en ser habilitado por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y el primero también en cumplir con los requerimientos de seguridad de este organismo de la provincia de Buenos Aires.

Desde hace 6 años funciona en un predio transformado y edificado para su uso exclusivo a la altura del kilómetro 337 de la Ruta Nacional 33.

Pablo “Pablito” Osterrieth, un querido vecino berutense que ya tiene 28 años de antigüedad como empleado municipal, se encarga de las cuestiones operativas y le dedica tiempo a dar mantenimiento al predio y las oficinas.

“En estos días, como para hacer algo especial al cumplir 6 años en el CAT, parte de mi jornada se la dediqué a pintar por completo y acomodar la oficina, aunque siempre estoy haciendo algo como mantener el césped corto y el predio en condiciones”, cuenta entusiasmado Osterrieth en contacto con DataTrenque.

El CAT ha llegado a superar los 125 mil bidones almacenados y entregados en un año, y en este 2023 podría superar su cifra récord, en una tarea que demanda especial atención y un cuidado particular porque se manejan acercar los envases vacíos de agroquímicos que productores o aplicadores entregan luego de realizarles el triple lavado y perforado requerido por la ley.

“Este año ya llevamos unos 100 mil envases, vamos rumbo a superar nuestro movimiento anual”, anticipa el encargado que ya tiene una amplia experiencia y los sentidos adiestrados para detectar la calidad del envase que está recibiendo. “Al principio bochaba muchos porque no venían con las exigencias de la ley y no los podía recibir, en eso somos muy estrictos, y con el tiempo los productores y fumigadores se fueron adaptando y ahora trabajamos muy bien en conjunto”.

Si bien en algún momento Osterrieth recorría los establecimientos rurales para retirar los envases vacíos, lavados y perforados, ahora esa tarea fue delegada y trabaja desde el predio en el horario de 8:00 a 12:00 y de 15:00 a 18:00, de lunes a viernes.

“Llegan bidones de 20 litros, 10, 5 y 1 litro, almacenamos y cuando reunimos la cantidad los cargamos al camión que los traslada para su destino final”, describe el encargado.

La exigencia es extrema porque se trata de envases que podrían albergar una alta toxicidad y está en riesgo la salud humana. Por eso Osterrieth está pertrechado con indumentaria de calidad con las medidas de seguridad que marca la normativa: “Uso un mameluco de primera calidad, calzo borcegos, uso antiparras, guantes, máscara, barbijo y casco”, enumera y subraya: “Hay que ser consciente que esto puede ser peligroso”.

El centro de acopio es un depósito de 100mts2 que cuenta además con una oficina administrativa para el registro y trazabilidad de los diferentes envases. Tiene una capacidad de almacenamiento de 9800 envases en tres celdas. Y cada camión puede llegar a cargar unos 3900 bidones, dependiendo el tamaño.