12.7 C
General Villegas
jueves, 7 julio, 2022

El retorno a la promesa de lealtad y el encuentro

La directora de la Escuela N° 1, Patricia Matilla, dialogó con Actualidad una vez concluido el acto por el Día de la Bandera Nacional.

Matilla se dirigió a los presentes con un discurso, pero además fue el establecimiento educativo que dirige el encargado de la representación alusiva.

«Estamos muy emocionados, porque hemos vuelto a los actos en los que nuestros niños han podido prometer su lealtad a nuestra bandera. Nosotros este año tenemos casi 90 alumnos que prometieron en nuestra escuela la lealtad. Me tocaron a mí las palabras y eso emociona doblemente», manifestó la directora.

Para Matilla, «uno nunca se acostumbra hablar ante tanta cantidad de gente. Es una responsabilidad enorme, porque siempre hay que dar un mensaje conciliador y, en el legado de Belgrano, decir unas palabras es de mucha responsabilidad y de mucha emoción. Uno no deja de recordar cuando hizo la promesa de lealtad a su bandera; y yo soy una persona que inculca mucho el valor por los símbolos patrios. Creo que deberíamos hacerlo un poco más».

La docente mencionó la importancia además de «valorar al hombre como una persona común y corriente, alguien más, inclusive nosotros mismos que, desde nuestro lugar, podemos hacer que las patrias chicas se conviertan en una grande. Nosotros, desde la escuela, trabajamos mucho para eso».

La directora de la Escuela N° 1 agradeció a las maestras que estuvieron a cargo del acto con los alumnos. «Los más chiquitos, de primero 3°. No es casual que ellos también estuvieran hoy emocionados, porque es su primera representación ya que, debido a la pandemia, pasaron de salita de 3 años al nivel Primario, sin actos previos, así que fue doble emoción, para sus familias también», manifestó.

Y es en esta vuelta a la presencialidad que desde la institución «estamos trabajando por volver a lo que se ha perdido, no solamente por las clases, en cuanto a lo curricular, sino también a esto del encuentro, vincularse con el otro, poder festejar cumpleaños, cosas tan sencillas que, a su vez, ayudan a ser un ser sociable».