4.6 C
General Villegas
lunes, 13 julio, 2020

En silencio, una multitud volvió a pedir Justicia por Bautista Gómez

El reclamo no se extingue. Ayer la familia de Bautista «Gomito» Gómez volvió a contar con el apoyo del pueblo villeguense para pedir Justicia por el niño que murió tras ser atropellado por una moto.

«Queremos más seguridad en General Villegas. Sé que no es nada imposible. Uniéndonos todos, como en el día de hoy, tenemos que lograr algo. General Villegas puede. Si General Villegas se lo propone vamos a tener un pueblo mejor», esas fueron las palabras iniciales de Emiliano Gómez al inicio de la marcha que tuvo lugar en la plaza principal.

Una multitud de personas se congregó en el centro de nuestra ciudad para seguir reclamando Justicia por Bautista Gómez, el niño de 9 años que falleciera tras ser atropellado por una moto sin luces, con partes adulteradas y que tenía pedido de secuestro por robo. La gente se encolumnó detrás de la familia de Bautista.

Como en cada oportunidad, el reclamo se hizo sentir de forma pacífica. La columna marchó en silencio, solamente acompañada por el ruido de las palmas. La gente se congregó en la plaza principal, frente a la Comisaría local, y circularon por calle Moreno pasando por la Ayudantía Fiscal. Luego doblaron por Necochea y retornaron al centro por calle Rivadavia, pasaron frente a la Municipalidad y concluyeron la manifestación en el mismo punto de inicio.

El reclamo fue uno solo, el mismo desde que Elías Román -el joven de 18 años que manejaba la motocicleta- fuera liberado por la Jueza de Garantías Anastasia Marqués: Justicia. El fiscal Fabio Arcomano había caratulado la causa como Homicidio Culposo Agravado pidiendo la detención de Elías Román, pero la Jueza consideró que no había agravantes y lo liberó.

En esta oportunidad también se habían sumado los tres clubes de General Villegas, ya que «Gomito», como se lo conocía a Bautista, había jugado con las tres camisetas. «Los tres clubes de Villegas juntos. Bauty también nos unió», afirmaban desde la convocatoria que circulaba en las redes sociales.

Además de servir como punta de lanza para la difusión de la marcha, las redes también fueron la herramienta que utilizaron ciertas personas -presuntamente amigas de Elías Román- para amenazar a Antonela Gómez, la madre del niño fallecido. Resulta inexplicable que alguien pueda hostigar de esa forma a una madre que ha sufrido el dolor más indecible que se puede experimentar: la muerte de su hijo, siendo éste un niñito de apenas 9 años con toda su vida por delante.

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre