26.3 C
General Villegas
sábado, 24 octubre, 2020

En tan sólo 5 minutos la despojaron de la historia de su vida y todo su trabajo

Cuando fue al Jardín con sus hijos, alguien aprovechó que no había nadie en la casa e ingresó para llevarse varios elementos de valor, entre ellos una notebook de marca Banghó que tiene fotos y videos familiares, así como material de trabajo.

Analía Ponce (maestra jardinera del IMI) y sus hijos se estaban preparando para ir al Jardín. Era martes, cerca de las 12.30 horas. Su esposo los llevó en el auto. En esos 5 minutos ?tiempo que transcurrió hasta que el hombre regresó de dejar a su familia en el Jardín- la casa (ubicada en calle Larrea al 500) quedó vacía. Tan sólo esos 5 minutos fue lo que necesitó el ladrón para ingresar en el mencionado inmueble y llevarse la notebook, dos celulares viejos, dos relojes y la mochila que el padre de familia utilizaba para ir a trabajar.

El hecho ocurrió el pasado martes 16 de octubre, pero fue denunciado el miércoles 17. Analía Ponce, la denunciante, dialogó con FM Actualidad y explicó lo sucedido: ?El martes al mediodía nos estábamos preparando con mis hijos para ir al jardín. Mi marido nos llevó en el auto. Cerramos la puerta de adelante con llave y la puerta de atrás también. Sospechamos que ha quedado abierta la ventana de atrás, de la cocina. En esos 5 minutos que mi marido nos llevó al jardín, entraron a robar?.
El hecho no fue constatado de inmediato: ?Cuando mi marido llegó no había nadie adentro, pero no nos dimos cuenta enseguida porque no habían desordenado la casa. Me di cuenta recién a las 21.30 horas, cuando fui a buscar la computadora para ponerme a trabajar y no estaba. Ahí empezamos a revisar y, entre otras cosas, faltaban una computadora, dos celulares viejos, dos relojes y la mochila del trabajo de mi marido. Eso es lo que se llevaron?.
Ponce añadió: ?Esto fue en 5 o 10 minutos, porque después la casa no estuvo sola en ningún momento. Mi marido se fue a trabajar y quedó la alarma puesta. Fue solo en ese momento, no tuvimos el cuidado de poner la alarma y ahí sucedió. Te sentís totalmente vulnerado y observado, porque seguramente estuvieron estudiando los movimientos?.
Más allá del valor económico de lo sustraído, Ponce lamenta todo el material que estaba archivado en la notebook: ?Toda la historia familiar, fotos y videos están guardados en la computadora. También todo el trabajo del Jardín. La computadora es marca Banghó, se usa enchufada porque es muy vieja, tiene 10 años, está con la memoria más que llena, tenía el mouse enchufado y es de color negra. No tiene la batería puesta siquiera. Pido colaboración a la comunidad en caso de que sepan algo?.
Los vecinos no vieron nada raro. ?Tengo vecinos que tienen cámaras y hay una cámara a mitad de cuadra que por ahí puede aportar datos?, concluyó Ponce.
La Policía se encuentra investigando el hecho.