16.3 C
General Villegas
sábado, 4 diciembre, 2021

Gervasio Saenz Valiente: «Cada vez se van sumando más ganas de hacer por el otro»

Gervasio Saenz Valiente, de la firma Saenz Valiente, Bullrich y compañía, es un clásico en el remate del Novillo Blanco; y el 2021 no será la excepción, ya que estará a cargo del evento que se lleva a cabo este viernes 26 de noviembre en el Prado Italiano, organizado por la Sociedad Rural.

El acontecimiento, que a lo largo de los años ha recaudado fondos a beneficio de distintas instituciones de nuestro distrito, como Aderid, Bomberos Voluntarios, el Hospital municipal y en este caso «La Mano Tendida», de Emilio V. Bunge, irá acompañado con su tradicional cena desde las 21 horas, pero también tiene actividades previas durante el día.

El rematador, carismático y con una impronta particular que cosecha cada año muy buenos comentarios entre los concurrentes, habló con ACTUALIDAD y destacó el espíritu que el Remate del Novillo Blanco tiene para los protagonistas y para la comunidad.

«Yo heredé esto», expresó, recordando el primer remate «de la vieja casa Bullrich. Allí compré el primer animal de mi vida y me duró muy poco, porque la fiesta es eso, comprar y volver a donar. Aprendí ahí lo que significaba el remate, que después estuvo mucho tiempo sin hacerse y volvió, de la mano de la Sociedad Rural. El evento significa cargar las pilas de la buena gente, el buen sentido, el buen hacer, el buen compartir algo tan lindo, puro, que está tan arraigado en las raíces de Villegas», sostuvo.

«Y si un día me dicen que lo va a hacer otro, tendré que ir, sentarme y tratar de poner la alegría que tuvo siempre», agregó Saenz Valiente, tan arraigado como el propio evento al remate del Novillo Blanco.

«¿Qué impacto tiene en mí?», se preguntó. «Cargar las pilas para todo el año. Cuando se suspendió en pandemia fue duro», respondió. «¿Qué impacto tiene para la comunidad», se repreguntó. «Creo que tiende a tomarlo como lo que es, el esfuerzo de muchos, el compartir de otros. Esto trasciende lo político y lo religioso», dijo.

«El remate tiene mucho sentido por lo que significa, por lo que significó. No se si hay muchas cosas que lo tienen. Yo quiero a Villegas un montón. Heredé amistad, el compartir, amigos, muchachos que han trabajado conmigo, clientes. El Novillo Blanco me permite hablar, acercarme de otra manera. Me divierto un montón, trato de hacerlo no sólo llevadero, sino con orgullo. Y es indescriptible el entusiasmo que le ponen los que saben que van a recibir algo», agregó Saenz Valiente.

El evento «tiene un solo sentido. Todos los que han sido presidentes de la Rural saben lo que significa esto cuando salen a trabajar. Cada vez se van sumando más ganas de hacer por el otro. Podremos pasar las personas, pero nunca el buen sentir de la gente de Villegas», expresó el rematador.

Si bien la cena y el remate del Novillo Blanco será desde las 21 horas en el Prado Italiano, hay actividades previas que se llevarán a cabo este viernes en el mismo contexto, en el predio de la Sociedad Rural. «La idea fue generar hacienda física, movimiento y poder manejarme económicamente de otra manera. Habrá unas 250 cabezas», comentó Saenz Valiente; al tiempo que mencionó que, por otro lado, «se rematará un lote por streaming. Vamos a abrir el juego para, de esa manera, llegar a más gente».

«Tenemos la virtud de poder ayudar, compartir, divertirnos a la noche. Lo que venga nos sirve. Quien dona mil pesos es tan importante como el que aporta toda la plata que te puedas imaginar. Lo que importa es el espíritu que podemos generar para el futuro. Todos trabajan un día en función de un mismo bien», reflexionó Saenz Valiente.

«Si compran la tarjeta vengan a comer, acompáñennos, diviértanse, aplaudan -recomendó-. Hay que liberarse después de la pandemia, porque hemos liberado el cuerpo pero nos falta liberar el espíritu. Tenemos una bendición muy grande».

También se refirió a «La Mano Tendida», institución beneficiara en este 2021 de lo que se recaude en el evento. «Ha dado tanto, que se acerca a la santidad de la gente de Villegas. Pero todo esto no es cuestión de religión, sino de cómo elegimos caminar en la vida», concluyó.