18.9 C
General Villegas
lunes, 20 septiembre, 2021

Gilberto Alegre: «La gente no entiende que el kirchnerismo es muy dañino para el país»

Tras la elección del pasado domingo 12 de septiembre, Gilberto Alegre visitó los estudios de FM Actualidad para hacer un análisis de las PASO 2021, del desempeño de su espacio Vamos Con Vos («Villegas en Movimiento») y de cuál es el escenario político que se plantea luego de los sufragios.

«Nunca fuimos a esta elección pensando que íbamos a ganar. Nuestro objetivo estaban en poner concejales en el Concejo Deliberante para controlar la función del intendente. El resultado fue abajo de nuestras expectativas, eso es real», fue la lectura inicial del ex diputado nacional.

«Acá en Villegas hubo dos internas. Una es la de Juntos, donde estaba el PRO y la UCR. La UCR iba con Manes y el PRO con Santilli, quien no tuvo referentes en Villegas. El referente debería haber sido Campana porque se afilió al PRO y porque es el intendente. Él tendría que haber asumido ese compromiso. Ahí quedaron flotando 1.500 votos que fueron a legisladores provinciales y nacionales que son del PRO. Lo que queda en claro es que el PRO no puede llegar al gobierno sin el radicalismo. Es una asociación que se ve en la realidad: los radicales son fuertes en el interior y el PRO en el conurbano. Esa alianza les permite aspirar a hacer una muy buena elección en la próxima etapa y también aspirar a la presidencia y la gobernación. Por el otro lado estaba la interna de Sol y Pascual. Creo que era un resultado previsible que iba a ganar Sol Fernández. Nunca me imaginé que Pascual pudiera ganar en el kirchnerismo porque es un espacio que Sol representa desde hace mucho tiempo y, en su medida, lo hace muy bien. Obvio, tiene un apoyo inmenso de una estructura de poder fenomenal: manejan el PAMI, el ANSES, más todas las cajas que mantienen desde los apoyos sociales. Eso le permite tener una presencia importante que ella la utiliza muy bien, porque en toda la provincia de Buenos Aires los referentes del Frente de Todos manejaban las mismas herramientas y, sin embargo, no tuvieron esos resultados. Tampoco tuvieron que enfrentar a un intendente tan ineficiente como es Campana», añadió Alegre.

«Nosotros teníamos dos objetivos: pretendíamos ir contra Campana porque es un intendente ineficiente y, por el otro lado, apostábamos a que el kirchnerismo no gane porque somos peronistas pero no somos kirchneristas. Si se quiere, un objetivo fue cumplido y nosotros colaboramos: a nivel nacional el kirchnerismo no ganó. En Villegas se dio un fenómeno donde ganó el kirchnerismo. ¿Pero el resultado del mes de noviembre va a ser éste? Nadie lo sabe. Hubo mucha gente que no fue a votar y no sabemos cómo va a reaccionar. Sol genera un cierto temor en algunos sectores; y más ahora viendo que a nivel nacional el kirchnerismo perdió. No sé cómo va a reaccionar la gente. Puede que saque más votos o puede que no. Lo que sí sé es que el gobierno oficial, Campana, va a sacar más votos porque se juntarán Manes y Santilli y tratarán de arreglar esa situación para que los votos de Santilli apoyen al gobierno», argumentó el ex jefe comunal.

Alegre contra el kirchnerismo

«No se puede creer que en Villegas, una sociedad muy conservadora, aparezcan estos espacios de socialismo siglo XXI. No entiendo cómo la gente no comprende lo que ha ocasionado el kirchnerismo en este país. Obviamente antes estuvo Macri que colaboró con esta situación, pero nosotros tenemos un nivel de pobreza del 55%. Tenemos el mismo producto bruto de hace 10 años. Y en este tiempo la cantidad de habitantes ha crecido notablemente. O sea, tenemos la misma cantidad de bienes para repartir que hace 10 años atrás, pero ahora hay que repartirlos entre mayor cantidad de gente. No puede ser que la Argentina tenga los niveles de pobreza que tiene. Tenemos el 60% de los chicos bajo el nivel de pobreza y subalimentados. Esto va a traer sus consecuencias. Estamos subalimentando a los abuelos: las jubilaciones que se pagan no alcanzan para sostener una canasta básica. Aumentan la luz y el gas, pero las jubilaciones no. El dinero no alcanza, la gente está muy mal y las fábricas se cierran. La única manera de revertir esto es generando trabajo. Si nosotros creemos que esto va a funcionar cobrando mayor cantidad de impuestos, entonces vamos a seguir teniendo problemas porque va a haber cada vez más desocupación. ¿Esto la sociedad no lo ve? ¿No ve las fábricas que se cierran? ¿No ve lo que hace el kirchnerismo? Nosotros vivimos en una zona rural donde todavía el producto del campo genera algún nivel de reparto de dinero, pero también va a haber problemas con la alimentación de la gente porque hoy en día se sigue sembrando y se siguen consumiendo nutrientes y no se reponen. Estamos desertizando nuestra región por falta de inversión. Aparecen los pool, siembran, se van y se llevan todos los nutrientes. Esto tiene sus consecuencias y las vamos a ver a futuro», reflexionó.

Diario Actualidad: Pero el deterioro de la Argentina viene de mucho tiempo atrás…

Gilberto Alegre: Estoy de acuerdo. Néstor Kirchner tuvo una buena gestión. Él continuó el plan económico que inició Jorge Remes cuando aplica la salida de la convertibilidad, que fue un muy buen período para la Argentina. Hacían hincapié que Kirchner era un almacenero que andaba con una libretita y anotaba la plata que entraba y la que salía. Eso fue muy sano para la Argentina. Había un orden económico. Pero empezó el despilfarro. Este tipo de cuestiones se profundizaron con Cristina. Ella y todo su caudal ideológico del socialismo del siglo XXI, que auspicia La Cámpora y el Instituto Patria, han sido y son muy malos para la Argentina y para el gobierno. Las peleas internas son feroces.

DA: ¿Se arrepiente de no haber participado en las elecciones como precandidato?

GA: No me arrepiento. Creo que hay que darle participación a la gente joven porque sino vamos a estar en un partido viejo que no puede renovar personas ni ideas. Probablemente si yo hubiera estado hubiéramos sacado algún voto más, pero no mucho tampoco. Tenemos un problema de base muy fuerte que es que el caballo que nosotros montamos no salió de las gateras, es muy difícil competir de esa manera. Randazzo sacó menos del 4%. Hubo más votos en blanco que los votos que sacó Randazzo. Obviamente entrar en competencia con una lista de esa naturaleza no ayuda para nada. Si nosotros hubiésemos tenido un candidato potente, el resultado probablemente hubiera sido otro. Randazzo sacó menos del 4 y nosotros el 10%. Y las pretensiones de Randazzo eran el 10%.

La realidad es que las expectativas no estaban puestas en ganar las elecciones, las expectativas eran crear un espacio nuevo, tener una nueva alternativa que supere al kirchnerismo, que en algún momento se va a disgregar. Lo que se pensaba era construir un nuevo espacio para contener esa explosión que puede existir en algún momento. La gente no lo ve de esa manera, pero hay que esperar. El político tiene que mirar más allá, tiene que tener la capacidad de prever lo que puede pasar. Lo que sí tengo claro es que yo no voy a jugar con el kirchnerismo porque me den un cargo. No soy kirchnerista. La gente no entiende que el kirchnerismo es muy dañino para el país.

Soy un hombre más tirado al pensamiento conservador que al progresismo. Nos falta definir qué país somos y qué país queremos ser. Nosotros somos un país de occidente, tenemos que ser un país de capitalismo moderado. Pero hoy tenemos tendencias socializantes que hace que sea más importante distribuir que producir. Para distribuir primero hay que producir; sino terminamos distribuyendo pobreza. Lo que vemos en la Argentina es que se distribuye pobreza. Hoy hay 21 millones de subsidios. ¿Cómo puede vivir un país así? Esta elección fue un cachetazo muy firme para el kirchnerismo.

El campo, la producción y los planes sociales

«El campo, nuestra zona, aporta a la formación del PBI mucho dinero. Ese dinero no lo vemos porque se reparten en planes sociales. El plan social es algo que está mal. Tiene que durar 5 o 6 meses para paliar una circunstancia, no puede durar 20 años y que crezca como está creciendo. Hace 10 años atrás teníamos 100.000 planes y hoy tenemos 21 millones. Y seguimos apostando al plan social. ¿Y de dónde sale la plata? Del que produce. El campo sigue produciendo porque no tiene otra alternativa, pero las grandes empresas se van. Cerraron aerolíneas, se fueron empresas. ¿Qué país queremos? Si cree la gente que votando al kirchnerismo vamos a solucionar esto, se están confundiendo. ¿Cuánto hace que está este gobierno y no pudo resolver nada? Estamos cada vez peor. ¿Quién va a venir a poner plata en el país? Nadie. Tenemos que pensar que somos un país capitalista, que necesitamos del capital para producir. Producir significa generar empleo. Si no generamos empleo cada vez estamos peor. No hay plata para distribuir», expresó Alegre.

«Hay que mirar el mapa bonaerense. Alguien está cometiendo un error y no son los 130 distritos de la provincia de Buenos Aires: el error lo estamos cometiendo en Villegas. Yo tengo un compromiso muy fuerte y sigo trabajando por Villegas. Estoy colaborando con un grupo de jóvenes, un grupo muy lindo. Hoy se trata de levantarles el ánimo porque esto no es un partido de fútbol, esto es política. Para los peronistas primero está la patria y tenemos que luchar para mejorar el estado de vida colectivo. Tengo infinidad de amigos en el kirchnerismo y me han llamado, pero no voy a ir. Voy a morir feliz con mis convicciones. No voy a ceder. En algún momento se abrirá un proceso democrático dentro del kirchnerismo y podremos discutir esas cuestiones. Pero hoy no están dadas las condiciones», concluyó.