10.3 C
General Villegas
domingo, 16 mayo, 2021

Hernán Marrafino, un todoterreno de los deportes

Natación, tenis, fútbol, voley, básquet, karting, automovilismo, squash, boxeo, golf, si se trata de deporte seguro que Hernán Marrafino lo practicó. Un auténtico todoterreno que no le hace asco a nada.

«Todo lo que sea deportes me gusta muchísimo. El año pasado me invitaron a jugar a Tiro y Karting y lo disfruté muchísimo. El contacto con la gente es muy lindo. El deporte te relaciona con mucha gente, conoces y aprendes un montón de cosas. Son vivencias que aprendes para toda la vida. El deporte te ayuda y te nutre para la vida», reconoce Marrafino.

Arrancó jugando al fútbol en Atlético, pero la exigencia del DT y la tentación de salir a divertirse con los amigos pudo más. Hernán tenía apenas 16 años y no se quería perder esa etapa única. Sin embargo, algunos años después, tuvo revancha.

Cuando llegó Hugo Déboli a Atlético decidió volver, pero tenía un problema: pesaba más de 100 kilos.

«Empecé caminando 5 minutos y corriendo 5 minutos. Corría por afuera de la cancha. Hugo me gritaba ‘Vamos gordito’. A los 6 meses jugaba en primera», cuenta Marrafino.

Atlético sale campeón en el año 2000 y el «Pato» Dalmasso le dijo que estaba pensando en armar un equipazo en Juventud, que necesitaba a alguien como él en el banco para hacer relevos en distintos puestos de la cancha y que pueda cumplir varias funciones. Así fue como llegó a Juventud.

«Iba a ser suplente, pero jugué todo el año y al año siguiente salimos campeones», recuerda.

Luego del fútbol empezó su capítulo más exitoso, con el karting y las carreras. «Cuando estaba la categoría en Villegas hice algunas carreras. Yo soy muy amigo del ‘Pato’ Vicentin y él corría en moto. En alguna carrera me armaba una moto a mí y yo me sacaba las ganas. El deporte motor lo llevo en la sangre. Mi viejo siempre con los autos, escuchando y viendo carreras», comenta Marrafino.

«Yo sé de mis limitaciones y por eso las exprimo al 100% para lograr lo que logro. Hay pilotos que son rápidos pero no son inteligentes. Yo de todos fui sumando para sacar lo mejor de mi y logré lo que logré», añade.

Ganó el campeonato pampeano de karting en 6 oportunidades. «Hace poco la Federación Pampeana hizo un reconocimiento y yo era el único que tenía 6 campeonatos en La Pampa, entre todas las categorías yo era el máximo campeón», cuenta con orgullo.

Actualmente está retirado de todo. Si corre lo hace solamente para sacarse las ganas y disfrutarlo desde otro punto de vista, no ya desde lo competitivo. «Lo que me quedó es haber conocido muchísima gente y aprender que sin sacrificio no se logra nada», concluye.