13.7 C
General Villegas
jueves, 6 agosto, 2020

Hugo «Canino» Pérez, un campeón bien de barrio

Como muchos de los ex futbolistas de nuestra liga, Hugo «Canino» Pérez comenzó a jugar al fútbol en la cancha del Cura, en la Escuela 3 y en cuanto potrero había. De chiquito supo que el arco era lo suyo: le gustaba tirarse y revolcarse. Con el tiempo terminaría defendiendo el arco de Eclipse Villegas.

En la Maquinita tuvo grandes arqueros de los que fue aprendiendo los secretos del puesto: José Damiani y el «Flaco» Arriarán son algunos ejemplos. También tuvo férreos defensores que le hacían el trabajo más fácil, como «Pele» Ruiz, «Catola» Barrios, «Gatica» Maldonado y Suárez.

«Canino» se caracteriza por ser uno de los jugadores que más campeonatos barriales ganó. Con Juventud Trocha logró la friolera de 87 títulos barriales. Allí jugó desde los 18 a los 46 años. «Se hacían en la cancha vieja de Sportivo o en la de Eclipse. No había 3 o 4 equipos, sino que entraban 15 o 20. Además no jugaba cualquiera, entraban todos jugadores de primera», recuerda.

En Juventud compartió equipo con jugadores como Torrillo, Ledesma, los tres Gómez, el «Perro» Ruiz y Jorge Bruvera, entre otros.

Allí no solo ganó campeonatos, también anécdotas. Como aquella oportunidad en la que fueron a Santa Eleodora a jugar contra Molino Roto, equipo que tenía fama de pegador y que, como local, ganaba «de prepo». «Era alevoso cómo pegaban. En un momento se viene uno en una pelota larga y me levanta el pie, pero yo lo levanté más y lo mandé a la Clínica Modelo», recuerda «Canino».

Otra anécdota surge jugando un clásico entre Eclipse y Atlético Villegas. Ganaba la Maquinita 3 a 0, pero la Academia lo empató. Sin embargo, fue un gran partido de «Canino», que sacó pelotas claves. «Me acuerdo que Miguel Álvaro cabeceó una pelota y yo me tiré y la saqué con lo justo. Fue un terrible cabezazo. Se me acerca y me dice ‘¡Qué pelota me sacaste, animal!», cuenta.

«Era otra época, otro fútbol», se despide Canino, no sin antes sacar pecho diciendo que le atajó un penal a Morel Bogado, el paraguayo que salió campeón de América y jugó con Maradona.