18 C
General Villegas
martes, 24 noviembre, 2020

Joaquín Labarta sobre la interna del peronismo en General Villegas: «El problema no es político, es de vedettismo»

El abogado, escribano y político villeguense jugó un papel preponderante en el armado de la lista del Frente de Todos de General Villegas del 2019. Consultado sobre las críticas de los concejales César Julián y Verónica Zallocco hacia Sol Fernández, Labarta disparó munición gruesa: «De un día para el otro se piensan que son Perón y Evita, cuando son cachorros de De La Rúa e Inés Pertiné».

En el marco del Día de la Militancia Peronista -se recuerda el regreso a la Argentina de Juan Domingo Perón, el 17 de noviembre de 1972, luego de años de exilio-, Actualidad dialogó con Joaquín Labarta, director general de Administración para la Logística en el Ministerio de Defensa de la Nación, para hablar de la realidad del peronismo villeguense y los roces que se han producido en el bloque de concejales del Frente de Todos a menos de un año de haber asumido.

Actualidad: ¿Qué pasa en el peronismo villeguense? ¿Hay una interna o cuál es el problema?

Joaquín Labarta: Es público y notorio que ha habido rispideces entre algunos concejales del Frente de Todos, pero me parece que tienen que seguir abiertos los canales de diálogo. Mi tarea fue conciliar las listas en aquel momento (elección 2019). Lo principal que tuvimos en cuenta era construir, dentro del peronismo, un frente lo más amplio posible. Eso requiere esfuerzos, ceder lugares y poner un montón de compañeros de otras organizaciones en distintos lugares. Después está la responsabilidad de cada uno, porque cada uno elige cómo va a ejercer esa función. Una vez que un compañero o compañera asume como concejal, ahí está la responsabilidad individual de cada uno. Yo termino valorando más la coherencia. Escuché opinar al ex intendente Pascual, que el año pasado estaba en otro partido político y su bloque participó de Juntos por el Cambio. Para opinar hay que tener un poco de memoria y coherencia. No todos los que se dicen peronistas la tienen. Nos han tocado momentos muy difíciles y me pasé yendo a Ezeiza visitando compañeros, no me la pasé sentado en el directorio de una empresa cobrando una fortuna. Creo que las decisiones políticas se bancan con el lomo y espero que todos hagan lo mismo, aunque no siempre sucede.

A: ¿Tuviste la oportunidad de hablar con Julián y Zallocco? 

JL: Sí, pero no voy a hacer públicas las charlas que tuvimos. Uno se va agotando de este tema, estoy un poco cansado del cassette de algunos dirigentes. El problema en General Villegas no es político, es de vedettismo. Militamos muchísimos años para que distintos grupos como Nuevo Encuentro, Peronismo Militante o La Cámpora podamos conciliar un espacio común y tener una bancada interesante para llegar a conducir los destinos de nuestro pueblo de la manera que nosotros creemos que es mejor. La escucho a Zallocco decir que el problema es que la conducción de Sol Fernández es verticalista; pero ella, hasta el día antes de asumir, la conocía a Sol Fernández, trabajaba con ella, compartían estudio jurídico. Es un problema de vedettismo. Es mucho más patético lo de este chico Julián. De un día para el otro, al convertirse nada más que en concejales, se piensan que son Perón y Evita, cuando son cachorros de De La Rúa e Inés Pertiné. La verdad es que creo que es un problema de cartel. Los escucho acusándola a Sol Fernández de cogobernar con Campana. Todos han escuchado mis críticas, las de Sol Fernández y las de todo nuestro espacio al gobierno de Campana, pero yo no voy a dejar de hacer nada por Villegas porque gobierne otro partido político. Eso lo van a tener que saber todos los compañeros que estén dentro del Frente de Todos y afuera.

Hace muy poquito tuve la posibilidad de conseguir una importante donación en materia de salud para la protección de nuestras enfermeras y médicos. ¿Qué tengo que hacer ante eso? ¿Como gobierna Campana entonces tengo que dejar que se contagien los médicos de Villegas? Me parece un absurdo total. No coincido en absoluto con la política de salud de Campana y he advertido lo que iba a pasar con el COVID en Villegas. Pero yo no voy a dejar de conseguir todo lo que pueda conseguir para mi pueblo porque el director del Hospital diga que lo mejor es no vacunarse contra el COVID. Yo tengo que pensar en las enfermeras, no en el director del Hospital o el intendente. Me parece muy hipócrita. Todo lo que podamos hacer por Villegas lo vamos a hacer, gobierne Campana o quien sea. Esa tiene que ser la prioridad. Me parece una cosa muy trivial, muy chiquita. Tampoco se ponen de acuerdo, porque por un lado dicen que Sol Fernández cogobierna con Campana y por otro dicen que es tremendamente verticalista y que no se puede hablar con ella. O es dialoguista o verticalista y cerrada. Es un problema de cartel, es un problema de conchero.

Con esta gente teníamos un acuerdo político. Cuando logramos cerrar las listas se sabía quién era la candidata a intendente, se sabía quién era la figura visible del espacio.

A Julián le dije que las decisiones políticas se bancan con el lomo. En mi familia hay tradición de eso. No se puede a la mañana decir estoy con el Frente de Todos, a la tarde hacer labor parlamentaria con el Frente Renovador y a la noche salir a trotar con la UCR. No se puede hacer eso. No podés estar todos los días criticando un espacio político en el cual estás. Además, la gente de Villegas que nos votó, que fue mucha, votó a un candidato a presidente, a un candidato a gobernador y a una candidata a intendente, con una lista de concejales, en el marco de un proyecto político. Es lamentable que a las 24 horas te conviertas en otra cosa. Es un problema de cartel y es lo que más dolor me genera. Si la política llega a ese grado directamente dediquémonos a otra cosa.

P: Pero esto sucede solo a nivel local, porque a nivel provincial y nacional no sucede lo mismo con el Frente Renovador, Nuevo Encuentro y Movimiento San Martín…

JL: Yo hablo con todos los referentes, provinciales y nacionales. Cuando hablo con los referentes del Frente Renovador en la cuarta sección y a nivel provincial no entienden lo que pasa en Villegas. Ni hablar del presidente del partido Nuevo Encuentro. Por eso digo que son cuestiones de cartel, son cuestiones muy de cabotaje que no están en línea política con lo que sucede en Provincia y Nación. En Movimiento San Martín tampoco entienden lo que sucede en Villegas y te piden disculpas todos los días. Tenemos que dejar de discutir esto, tenemos que empezar a discutir qué Villegas queremos. Nos tenemos que hacer cargo. Si estos concejales se sienten más representados por Horacio Pascual, perfecto; tienen toda la libertad de acción, pero que lo banquen con el cuerpo. Si no quieren estar más dentro del Frente de Todos, ningún problema. Eso sí, dejen de pedirle explicaciones a Sol Fernández. En este caso las deslealtades son de estos concejales, la responsabilidad no es de Sol. Hay que pedirles explicaciones a ellos. Si ellos están incómodos en el Frente de Todos, tienen libertad de acción. Hay que seguir trabajando para conformar cada vez mayor unidad en el peronismo. Es lo único que tenemos que hacer para gobernar nuestro distrito.

¿Cuántos años hace que Pascual está sentado en el directorio de ABSA y no consiguió una canilla para Villegas? Viven en un universo paralelo. Ni a Sol Fernández, ni a mi, ni a nadie del Frente de Todos nos va a importar quién esté gobernando si podemos conseguir cosas y soluciones para Villegas. El día que podamos gobernar Villegas lo vamos a hacer de la manera que pensamos que es la mejor posible: haciendo asfalto, cloacas, trabajando en serio la cuestión ambiental. No nos vamos a quedar en la oposición tirando piedras. Eso es para algunos partidos de izquierda que saben que no van a gobernar nunca. Nosotros sabemos que vamos a gobernar Villegas y mientras tanto seguimos buscando soluciones. Pronto va a haber una gran solución para Villegas, que es algo que necesita mucho la Municipalidad, y con Sol la venimos gestionando. Quién se lleva los laureles me importa poco.