12.7 C
General Villegas
viernes, 7 octubre, 2022

JUICIO ORAL FEMICIDIO DE MILAGROS ROBLEDO: El lunes 29 de agosto, el Tribunal dará a conocer la sentencia | por Celina Fabregues*

En la mañana del miércoles 10 de agosto tuvo lugar en el Tribunal Oral Criminal N° 1 de Trenque Lauquen, la tercera jornada del juicio oral por el homicidio de Milagros Robledo, de 17 años, hecho que ocurrió en General Villegas, el 13 de noviembre de 2019.

El Tribunal está conformado por la jueza María Gabriela Martínez y los magistrados Marcelo Centeno y Javier Pablo Heredia.

Durante la jornada, se escuchó el testimonio en forma virtual, del testigo presente en el lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida de la joven. Inmediatamente a eso, tuvieron lugar los alegatos de cierre del fiscal Fabio Arcomano y del Defensor Oficial Mariano Iribarren.

Tribunal Oral Criminal N° 1 de Trenque Lauquen en jornada de alegatos de cierre.

FEMICIDIO U HOMICIDIO SIMPLE

El Fiscal Arcomano pidió la pena de Prisión Perpetua por el delito de Homicidio Calificado en los términos del artículo 80 inciso 11 del Código Penal (Femicidio) en concurso real con Hurto y Estelionato y planteó una serie de agravantes.

La Defensa de Cristian Adrián Almirón, único acusado en la causa, hizo en primer lugar un planteo de nulidad porque «decidieron llevarlo sin consulta y sin leerle los derechos» y «sacarle información coactivamente y agregó que «no importa el delito, importan las garantías.»

El defensor oficial Mariano Iribarren alegó que «no existe la violencia de género» y planteó que el hurto se encuentra prescripto, además de que comprar un teléfono por redes sociales no es fraude. De esta manera, la defensa barrió con la acusación de femicidio, de hurto y estelionato y acabó pidiendo una pena de 10 años de prisión por Homicidio Simple.

Tras los alegatos de cierre y las réplicas, la jueza Martínez preguntó al imputado si quería decir algo, a lo que Almirón respondió que no.

LUNES 29 DE AGOSTO: VEREDICTO Y SENTENCIA

Al cierre de la jornada, el Tribunal dispuso la realización de la audiencia para conocer el veredicto y lectura de la sentencia, para el lunes 29 de agosto a las 13.30 horas.

LOS ALEGATOS

Durante la media hora que tuvieron Defensor y Fiscal para presentar sus alegatos de clausura, extractamos parte de los argumentos presentados por ambos.

Alegato del Fiscal Arcomano

FISCAL ARCOMANO: «El lugar sigue siendo hoy depósito de basura y la trasladó como eso, como a una bolsa de basura»

Arcomano afirmó que «Milagros no fue la excepción en el marco de estas últimas causas que nos ha tocado intervenir en el marco de la actuación ante este Tribunal» y recordó los casos de «Ema Piorno de Galé (América), Luisa Decaillet (Piedritas) y Rosa Moreno (Timote), cuyo juicio se llevará adelante a la brevedad.»

«Ninguno de estos casos son ajenos a lo que comúnmente llamamos violencia en género», en las que se ven como figuras reiteradas «la cosificación del otro, el estado de vulnerabilidad, la violencia extrema.», indicó.

«Lamentablemente, Milagros no pudo llegar a decir ¡basta!» y también «engrosó la estadística de femicidios que según la Corte Suprema de Justicia de la Nación, acumuló durante el año 2019 un tristísimo número de 252 femicidios; en 2020 con 251; en 2021 se hubo 231 femicidios.»

Arcomano agregó que en lo que va del año, hasta el mes de julio, la estadística indica que son de 114 a 155, de acuerdo a distintos organismos.

«Milagros tenía 17 años. Era una hija que colaboraba con sus hermanos y en las tareas de la casa y que, como cualquier niña, miraba facebook acostada con su mamá. Un compañero de Rotary y de running», dijo que era «divertida, alegre y solidaria» y que «llevaba adelante una vida como la de cualquier adolescente», indicó.

«Ahondando en la causa» uno de los testigos indicó en relación al vínculo con Almirón que «se los solía ver juntos» y su mamá «nos hizo saber que se escribían» por Facebook.

Arcomano señala que «había una vinculación, tenían una relación» y «claramente se verificó que había un incipiente noviazgo o relación de pareja que intentaban llevar adelante» y compartían la «pasión por el running.»

Según se desprende de lo relatado por el Fiscal, el 13 de noviembre del año 2019, Almirón y Milagros acordaron salir a correr. Mili lo hacía en bicicleta y Almirón trotando. Ese día llevaba la mochila de cuerina beige con tiras rojas. Dentro de esa mochila, llevaba su teléfono y el de su mamá, porque solía quedarse sin crédito. Casi como una ironía, tenía un trébol tatuado en el brazo izquierdo.

El resto de la historia se resume en un encuentro a unas 25 cuadras del parque municipal, en las calles Derqui y Ochoa, de acuerdo al análisis de las cámaras. En el parque se encontraron con dos personas. Siguieron hacia el cementerio, cruzando la ruta 188, hasta que a unos 500 metros de la entrada, en una calle transversal, se produjo el ataque.

La Fiscalía entendió que Almirón «la emboscó» y en un «intento de ataque sexual, con el cordón de su propia mochila, la ahorcó y le provocó la asfixia por ahorcadura.»

Arcomano enfatizó en que «la maneó y logró trasladarla como un objeto hacia abajo de la cina cina, puesto que esta planta tiene unas espinas muy importantes» y para poder «sacarla de ese lugar, hubo que cortar algunas ramas.»

«Esa calle -refirió el fiscal- se utiliza habitualmente para tirar basura», cosa que comprobó el día del hallazgo del cadáver de la adolescente y además «el viernes pude comprobar que sigue siendo un depósito de basura».

Tras darle la muerte, «trasladó a la niña como un objeto, como una bolsa de basura», sostuvo.

En el alegato, Arcomano indicó que tras matarla y abandonarla en ese lugar, Almirón volvió a hacer su vida normal. Regresó a la ciudad con la bicicleta de la víctima, que abandonó en un local comercial. Volvió a la casa que compartía con su pareja y en la casa atrás, vivía su ex pareja con su hijo, a quien le regaló uno de los celulares de la víctima. Publicó el otro en redes hasta que lo vendió por 8 mil pesos.

Lo cierto es que Cristian Almirón vivía normalmente y viajó «mientras Milagros se pudría debajo de la cina cina», manifestó.

Análisis de circunstancias agravantes

  • Valorar la edad de Milagros: 17 años, con toda una vida por delante.
  • La nocturnidad del hecho, que se produjo entre las 20 y 21 horas del 13 de noviembre. Esta circunstancia le permitió manejarse con comodidad en la noche.
  • La peligrosidad del acusado, verificada por los distintos peritos.
  • La falta de arrepentimiento de Almirón, quien nunca dijo nada hasta el momento. Se mostró siempre altanero, como ajeno a un hecho que lo tiene como principal actor.

«Por eso, señores Jueces, la Fiscalía, advirtiendo que se encuentra acreditado el delito de Homicidio de una mujer, cometido con un hombre mediante violencia de género, de conformidad con el artículo 80 inciso 11 del Código Penal en concurso real con Hurto y Estelionato», es que «voy a solicitar la pena de Prisión Perpetua», finalizó su alegato el Dr. Fabio Arcomano.

Alegato final Defensor Oficial

DEFENSOR OFICIAL, MARIANO IRIBARREN: Mariano Iribarren: «No podemos dejarnos llevar por una situación porque el hecho tiene cierta gravedad»

El Defensor Oficial hizo inicialmente un planteo de nulidad, basado en la forma en que Almirón fue trasladado hasta el lugar del hecho.

«No se puede llevar a una persona sin leerle los derechos, sin saber que él tenga un derecho a participar o no, a tratar a sacarle información coactivamente», señaló Iribarren, ante la duda de si fue llevado o no esposado hasta el sitio del hallazgo.

El defensor agregó que «el artículo 209 del Código Procesal Penal, establece la libertad probatoria. La libertad probatoria tiene un límite y tiene un marco que son el derecho a las garantías constitucionales. Por eso el artículo 211 excluye del proceso, todo acto que haya sido en contra» de esas garantías.

«No importa el delito que sea, lo importante son los derechos y garantías que tenemos que respetar para que las conclusiones a las que se arriben sean justas acorde a derecho», explicó.

«No podemos justificar la imposición de una condena porque se hayan visto unas imágenes de Milagros corriendo con el señor Almirón» y agregó el abogado que «no podemos dejarnos llevar por una situación porque el hecho tiene cierta gravedad, porque el hecho tiene repercusión pública, porque hoy la sociedad demanda castigos y sanciones.»

Como tal, por esa exclusión probatoria que incluyó en su argumento, el defensor dejó solicitada «la absolución» de Cristian Almirón.

Subsidiariamente de entender que «mi asistido habría sido el autor de ese hecho», no hay una sola circunstancia que hable de lo que exige el inciso 11″ es decir, «que mediare violencia de género.»

«En ningún momento hubo un ataque sexual, en ningún momento se le imputó que estamos en el marco de una violencia de genio, porque hubo un principio de noviazgo y no habría querido consentir una relación» y «por eso se la ahorcó», expresó.

«De lo que se lo acusa no tiene ninguna significación ni descripción en el tipo acorde con el inciso 11, a una mujer y mediare de violencia de género» por lo que «debe ser condenado mi asistido por un homicidio simple», señaló Iribarren.

Asimismo, añadió que el hecho de «que exista el fallecimiento de una mujer, tampoco convierte al acto en violencia de género.»

«El señor agente Fiscal dice que había una relación asimétrica, estado de vulnerabilidad, incipiente noviazgo, había un ataque sexual. Sí, son palabras lindas que encuadran en la nueva situación social», pero «estamos en un proceso penal, estamos en la determinación y en la asunción jurídica, somos profesionales en derecho y debemos hacer interpretaciones de normas y de tipos penales.»

El abogado hizo mención a que no hubo contra Almirón ninguna denuncia previa de violencia de género ni perimetral, por lo que «no podemos decir que porque murió una mujer, es violencia de género. Murió una mujer, nada más.»

Es lo que respecta al delito de hurto, la atribución «se encuentra prescrita, ya que el último acto acto interruptivo de la la prescripción es el 18 junio del 2020″ por lo que la pena que tiene, que son dos años, estaría prescripta», apuntó.

En cuanto a la defraudación, la defensa expresó que no hay indicios de que haya existido ya que «el error o engaño por comprar un teléfono sin chip en redes sociales» expone a la víctima y «es conocido de que esos objetos no sean de quien le dicen que son.»

De manera, el defensor entendió que Almirón no debe ser condenado ni por femicidio, ni por hurto ni por defraudación. Incluso, expresó que en cuanto a la pericia psiquiátrica «la personalidad tampoco es un agravante», porque «no porque sea más o menos violento, eso puede ser concertado para la imposición de la pena.»

Finalmente, el Defensor Oficial solicitó «que se imponga la pena de 10 años de prisión para Cristian Almirón por el delito de homicidio.»

La espera del veredicto

A la espera de la justicia

Después de presenciar las dos últimas jornadas del juicio oral por el femicidio de Milagros Robledo y con la consternación que genera el detalle del horror por una muerte en estas circunstancias, pienso en su mamá. En su familia. En Germán sentado en la puerta del Club, desesperado. Si hablamos de derecho, hablemos de ellos.

Milagros era una adolescente. Tenía proyectos. Una familia con características muy especiales que la necesitaba. Milagros tenía sueños. Amigos. Milagros quería enamorarse. Quería crecer.

Pero Milagros no puede nada. Almirón mató su futuro. La correa de su mochila la ahogó hasta terminar con su aliento. Unió el cuello al tobillo y la dejó tirada como a una bolsa de basura. Tirada entre espinas hasta pudrirse, como un trozo de carne al sol.

Si ese desprecio demostrado hacia una mujer que tiene derecho a vivir no es femicidio, entonces ¿qué lo es?

Almirón es un asesino. Aunque tiene todo el derecho de negarse a hablar, sus ojos lo hicieron por él durante todas las jornadas en que estuvo presente durante este juicio oral.

El lunes 29 de agosto, el Tribunal nos dará la respuesta. Mientras tanto, la comunidad de General Villegas exige justicia. Pedimos justicia. Como rogó el atleta José Luis Azurmendi al Tribunal: «que se resuelva, por favor.» Justicia para Milagros, por favor.

Milagros Robledo

*Celina Fabregues es periodista. Conduce Cuidarte Más por FM Villegas, los sábados de 9,30 a 12 horas, programa que se repite a las 19 del mismo día.