11.4 C
General Villegas
viernes, 4 diciembre, 2020

La Academia Mascherano se traza una meta exigente: ser el Barcelona de la región

En diálogo con el diario juninense Democracia, el entrenador Marcos Stella compartió la actualidad de la institución ubicada en Lincoln. «Queremos que los jugadores crezcan con armas de cara al futuro. Vamos a salir de la idea de que el fútbol es vida o muerte», dijo.

Para muchas personas e instituciones, la pandemia significó la cancelación o el impedimento para realizar sus proyectos. Para tantos otros, fue un factor que condicionó la «normalidad» que se conocía hasta marzo del 2020. Sin embargo, también existen vivencias de instituciones que venían realizando un arduo y silencioso trabajo desde hace varios años y pudieron terminarlo en el contexto pandémico. Tal es el caso de la Academia
de Javier Mascherano (AJM), institución que fue oficializada por el mismo jugador a través de sus redes sociales y que comenzó hace algunas semanas con los entrenamientos en Lincoln.

En diálogo con Democracia, el director técnico Marcos Stella compartió los inicios de la entidad deportiva y su alegría por el presente que goza el club. Sobre la actualidad de la AJM dijo: » Íbamos a dar comienzo en abril y lo tuvimos que postergar. Finalmente, comenzamos con los entrenamientos el 5 de octubre, obviamente que con todos los protocolos que hoy son de público conocimiento. Iniciamos el trabajo con nenes de 4 a 12 años que no estén federados en ninguno de los cuatro clubes».

«Dimos el puntapié inicial a un gran trabajo y estamos con 160 nenas y nenes. Hemos implementado el fútbol mixto en esas edades, así que estamos muy contentos. Ilusionados con este inicio de la academia», contextualizó sobre la labor que desarrollan en el predio de 12 hectáreas que está ubicado sobre el kilómetro 222 de la Ruta Nacional 188. Si bien la actividad oficial en la academia se dio con el panorama de la pandemia, también piensan lo que será el trabajo en diciembre y el 2021.

«Tenemos pensado junto con el cuerpo técnico y el equipo deportivo las pruebas para el mes de diciembre, si todo va bien y la pandemia no causa inconvenientes», proyectó. Y adelantó en diálogo con este medio: «A mediados de diciembre haremos una prueba de chicos de 13 a 16 años que ya estuvieron siendo preseleccionados por los scouting en todo el país, los cuales son siete».

Pese a la compleja situación en el interior del país, desde la institución comenzaron con los trabajos en la región para no exponer a los deportistas a potenciales contagios de Covid-19. Por ello, señaló: «Arrancaríamos con chicos que estén a un radio de 200 kilómetros de la ciudad por una cuestión de logística y por el contexto actual». Para ello, indicó: «Estamos trabajando en la edificación de una pensión para que se alojen 48 chicos».

En torno a la planificación realizada, comentó: «Haremos una evaluación por la mañana y por la tarde para que cada jugador tenga un análisis de lo que nosotros vimos».

«La idea es arrancar el 2021 con toda la temporada anual, si es que se puede, y traer a los chicos. Va a ir de la mano con lo que digan las autoridades sanitarias», sintetizó. Y añadió: «En un principio vamos a participar en todos los torneos de la liga y nos vamos a centrar en la formación de futbolistas con vistas a la proyección. Apuntamos al primer nivel que es Europa y, si no, veremos para qué está cada uno de los jugadores».

La filosofía deportiva

Stella también brindó detalles acerca de cómo surgió esta academia en el interior de la provincia de Buenos Aires. Al respecto, consideró: » Hay un gran caudal de futbolistas en esta región, de jóvenes que tienen entre los 15 y 18 años y que se empiezan a perder porque no se les da la proyección adecuada. A eso vamos a apuntar: a la formación».

Sin embargo, no obvió la realidad del fútbol en el país y reconoció: «Hay un gran problema cultural y nacional, porque se prioriza más el resultado numérico que el crecimiento del futbolista. Hay una terrible locura por el resultado, en edades muy tempranas hacen cosas increíbles desde los entrenadores hasta los padres».

Por ello, la filosofía de la AJM tiene que ver obviamente con los fines, pero también
prioriza el lugar del medio, de cómo lograr los objetivos propuestos. «Queremos que los jugadores se dejen ayudar y crezcan con armas de vista al futuro. Vamos a salir de la idea de que el fútbol es vida o muerte. Tenemos que ser coherentes con los mensajes. Se dice que ´ganar no es lo más importante, sino lo único´; son mensajes que pueden llevar a lugares oscuros a los jóvenes», reflexionó.

En tal sentido, expuso: «Que el resultado sea una consecuencia del juego y que lo más importante sea el crecimiento individual y colectivo de los chicos que pasen por la academia». Asimismo, destacó el lugar de la institución linqueña y valoró: «Vamos a ser bien federales. Sabemos que en Buenos Aires se les cierran muchas puertas a los jóvenes ya sea en Boca Juniors, River Plate, San Lorenzo, Racing, Vélez o Lanús, tienen un nivel muy alto, queremos ser un lugar para que busquen sus ascensos, intentaremos hacerlo muy cálido y familiero».

La importancia de Javier Mascherano

Respecto a la importancia del futbolista surgido en River y con destacados pasos por la selección, dijo: «Tenemos charlas con Javier (Mascherano) por Zoom y con otros profesionales para ir cerrando todos los lugares a cubrir en el predio, ya sean nutricionistas, médicos, asistentes sociales y demás».

Mascherano aún no ha podido asistir al predio de la AJM, pero su asistencia allí es inminente. Sobre esto señaló: «Seguramente lo hará de una forma privada y reservada teniendo en cuenta su perfil. Quiere venir a conocer las instalaciones y la metodología de entrenamiento».

«Estamos muy ilusionados y esperemos seguir recibiendo chicos. También queremos estar a la altura de la circunstancia porque la academia va a tomar trascendencia a nivel internacional y hay que estar listos para cuando llegue ese momento», resaltó Stella.

En torno a la figura de Mascherano, valoró: «Gracias a las posibilidades brindadas por Javier, estuve capacitándome un mes en La Masía, ya que nuestro estilo de juego va a ir orientado hacia ese lado».

«También he hablado con Coqui Raffo, que estaba en el Real Betis, Oscar Hernández que está en Japón, con Gabriel Milito, con Gabriel Heinze, para que nos vuelquen sus experiencias y poder aplicarlo en la academia», afirmó.

Los inicios

Stella también recordó los inicios de la AJM y contó:»Tengo una gran relación con Walter Tamer, que es el representante de Javier (Mascherano), y en el 2006 habíamos iniciado un proceso de formación de futbolistas en El Linqueño, que por cuestiones políticas no pudimos terminar».

«Queríamos hacer un trabajo a largo plazo, con tranquilidad y apuntando meramente a la formación de jugadores; pensamos en formar algo privado, un club propio. Era una loca idea en su momento y le empezamos a dar forma», contextualizó.

«Hace seis años se compró un predio de catorce hectáreas, que tiene acceso por la ruta y se empezó a trabajar en la obra. Se le puso el nombre Academia Javier Mascherano y se pudo afiliar en la liga de deportes de Lincoln», recordó.

Y agregó: «Hubo una inversión importante por parte de Walter y de gente de su confianza, que compraron el espacio y dieron comienzo al trabajo de infraestructura. Javier, a través
de su nombre y prestigio, nos puede encauzar a nivel nacional e internacional».

«Son tres mil metros cuadrados en construcción, hay tres canchas auxiliares, una cancha principal, una de 11 de sintético», describió sobre el predio. Como todo equipo, la AJM también tiene unos colores que los identifican como institución. Acerca de ellos, dijo: «Serán blanco y negro dispuestos en rayas verticales». «El nombre nos demanda una gran responsabilidad deportiva y nos lleva a un nivel alto», concluyó.

La Academia Javier Mascherano ya está en marcha. El propio futbolista fue quien lo anunció al subir un video en sus redes sociales. El ambicioso proyecto que apunta a la formación de jugadores, futbolística y humanamente, comenzó a escribir su propia historia. (Diario Democracia)