29.8 C
General Villegas
miércoles, 20 octubre, 2021

La Voz del Campo: «El gobierno tiene que generar un escenario de previsibilidad»

En la inauguración de la 95° edición de la Exposición Agrícola Ganadera de Santa Rosa estuvieron presentes el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto; el presidente de CARBAP, Horacio Salaverri; y el presidente de la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa, Marcelo Rodríguez. En esa ocasión, Salaverri aprovechó el momento de su discurso para efectuar un fuerte reclamo en torno a las restricciones a las exportaciones de la carne, que incluyen cuotas e intervenciones por parte del Estado. Entrevistado por «La Voz del Campo», el dirigente rural remarcó que la Argentina necesita un escenario de mayor previsibilidad y superar las rencillas en el gobierno.

«Hay una mirada muy cortoplacista y no hay una mirada de largo plazo. Esa mirada a largo plazo es la que le hace falta a la Argentina», comenzó diciendo Horacio Salaverri, presidente de CARBAP.

Y añadió: «En el caso de la liberación de la vaca con destino a China uno ve que esto termina el 31 de diciembre. ¿Qué pasa después del 31 de diciembre? ¿Qué certezas hay de que las exportaciones se liberen en su totalidad como nosotros entendemos que debería darse? Es preocupante la situación que se puede dar. Parecería que hay que esperar qué pasa con el tema eleccionario. El gobierno no habla de un escenario previsible para  después de las elecciones y eso es muy complejo. En el punto de vista de la carne no hay ninguna certeza. El ministro habló de que no se puede exportar más del 24% de la producción, lo que habla a las claras de limitaciones a la exportación. El escenario no es para nada previsible».

La foto del ministro Julián Domínguez junto al jefe de Gabinete, Juan Manzur, el ministro del Interior, Wado de Pedro, y cinco gobernadores (Omar Perotti de Santa Fe, Axel Kicillof de Buenos Aires, Sergio Zioliotto de La Pampa, Gustavo Bordet de Entre Ríos y Gerardo Zamora de Santiago del Estero) recibiendo a los referentes de la Mesa de Enlace (CRA, Sociedad Rural Argentina, Coninagro y Federación Agraria Argentina) podría leerse como una apertura al diálogo. Sin embargo, Salaverri planteó sus dudas al respecto: «El ministro Domínguez siempre ha sido un hombre de diálogo. Lo que pasa que a los diálogos hay que entenderlos desde el punto de vista de que no sean estériles. Uno puede sentarse a conversar y buscar soluciones. Ahora si el interlocutor solamente lo sienta a uno para entretenerlo y no para tratar de modificar cosas, entonces directamente ese diálogo es totalmente estéril. Esperemos que el diálogo al cual ha convocado el ministro Domínguez sea un diálogo eficaz. Por el momento las cosas que se les han planteado no fueron tomadas en consideración y han tomado una medida de muy corto plazo», argumentó.

Otra cosa que generó «ruido» entre los ruralistas fue la afirmación por parte del ministro Domínguez acerca de que el maíz, el trigo y la carne son «bienes culturales»: «Claramente son bienes transaccionales. Yo no sé si lo hacen por una cuestión de índole semántica o por entender que esos productos deben tener un control por parte del Estado, un control o una restricción respecto a su comercialización. Por eso no se entiende cuál es la posición que tiene el ministro respecto a esas cuestiones culturales», enfatizó Salaverri.

Por último, el presidente de CARBAP hizo un análisis del escenario político de cara a las próximas elecciones del 14 de noviembre y el impacto que podría generar en el sector agropecuario: «El gobierno tiene que dedicarse a gobernar porque tiene dos años más para gobernar. Tiene que tomar en claro la problemática que tiene el país y tomar en claro que no puede haber rencillas dentro del poder una vez que se pierde una elección. Tiene que generar un escenario de previsibilidad. Por supuesto que con un resultado adverso es más difícil, pero hay muchos gobiernos que han pasado las elecciones intermedias de mala manera y se han tratado de recomponer. Argentina tiene una inestabilidad muy fuerte y necesita previsibilidad hacia el futuro. Si la elección no es buena, este gobierno va a tener la obligación de realizar un esfuerzo, tratar de abroquelar a toda la coalición gobernante y trabajar», concluyó.