16.9 C
General Villegas
lunes, 18 enero, 2021

La voz del campo: «No hay nada más poderoso que un joven empoderado, con muchos sueños para cumplir»

Como cada miércoles, la Sociedad Rural del Partido de General Villegas tuvo su espacio en Actualidad. En esta oportunidad dialogamos con Valentino Costamagna, presidente del Ateneo Juvenil, para hablar de lo que fue un año atípico por la emergencia sanitaria y de las actividades que se vienen.

La pandemia y la cuarentena complicaron las actividades que a principios de año tenía previstas el Ateneo Juvenil de la Sociedad Rural del Partido de General Villegas. Como el resto de las instituciones, los jóvenes tuvieron que adaptarse a la nueva realidad para seguir en movimiento.

El Ateneo es un grupo de jóvenes creado dentro del ámbito de la Sociedad Rural tendiente a realizar tareas vinculadas, directa o indirectamente, al agro. Su objetivo principal es formar futuros dirigentes sociales. Valentino Costamagna es su presidente y asumió este año, en medio de la pandemia de coronavirus.

«Teníamos un montón de actividades planificadas, pero dado el contexto no nos quedó otra que reinventarnos, rediseñar toda nuestra agenda, supimos adaptarnos bastante bien a la coyuntura. Contamos con la ventaja de la virtualidad. Es mucho más fácil de realizar reuniones: con dos clics podés mandar un link, entrás y ya estás conectado con 50 o 100 personas. Eso nos sirvió para organizar muchísimas reuniones no solo con gente de la zona, sino con gente de todo el país. Hemos realizado un amplio abanico de reuniones, clases y conferencias», comenzó diciendo Costamagna.

«Arrancamos realizando unas clases dadas por los mismos ateneístas. La idea era elegir un área o un tema de interés como ganadería o lechería. Los mismos ateneístas buscaban información, consultaban a profesionales, armaban diapositivas y le exponían a todo el grupo sobre ese tema. Siempre teníamos un dato plus aportado por el profesional invitado: el veterinario Agustín Baiguera fue el invitado en la charla de lechería, Dante Costamagna el de la charla de ganadería. También organizamos una charla de psicología y en lo que es agricultura contamos con varios productores. Si bien no fueron tantas charlas, fueron concisas y un éxito rotundo. Los temas los elegía el grupo: economía, psicología, tambo, ganadería. Llegamos a ver los temas más importantes y que merecían ser vistos. No dejamos nada sin ver», añadió el presidente del Ateneo.

Lo que viene

«Vamos a seguir con la modalidad virtual, aunque vamos retomando la normalidad de a poco. Estamos organizando pequeñas actividades presenciales en base a todos los protocolos. Tenemos planeado visitar la estancia La Marión, conocida mundialmente. Va a ser una jornada de campo con todos los protocolos: barbijo, alcohol y respetando las distancias. Todavía no hay una fecha pero calculamos que va a ser a mediados de diciembre», adelantó.

Y agregó: «El 9 de diciembre vamos a realizar una entrevista virtual con Giselle Llanes. Ella es una ingeniera agrónoma de Córdoba que tiene una empresa hace 7 años en África y nos va a contar su experiencia del mundo agropecuario en África. Va a ser una charla fructífera y amena».

¿Cómo sumarse al Ateneo o participar de sus actividades?

«En estos últimos meses fuimos agregando una gran cantidad de chicos a nuestro grupo. Llegamos a localidades donde antes no estábamos, como Banderaló. En Charlone también sumamos integrantes. Tenemos miembros de todas las edades, desde los egresados a los que están por egresar. Son chicos que van de los 15 a los 25 años», afirmó Costamagna.

«Si a algún chico le interesa conocer y hacer nuevos amigos con los cuales compartir vivencias, anécdotas y gustos por el campo -desde arriar animales, sembrar, cosechar o aprender cómo se administra un campo-, bienvenido sea. El Ateneo tiene las puertas abiertas», subrayó.

Los interesados deben contactarse con los integrantes del Ateneo o a través de las redes sociales (Ateneo Juvenil en Facebook).

La mirada sobre la realidad Argentina

«En Argentina tenés que estar preparado para todo. El argentino es todo terreno y tiene una resiliencia como ninguna otra cultura. Creo que el argentino labura, le mete trabajo sin importar lo que venga, le rinda menos o más. Obviamente que pueden haber condiciones que favorezcan o desfavorezcan. Cuando hay condiciones desfavorables, los frutos del trabajo rinden menos, hay una reinversión menor y eso te empobrece más. En base a esas condiciones favorables o desfavorables está radicado el futuro de nuestra Nación. Cada vez estoy más convencido, dada la gran emigración de jóvenes que deciden irse del país, que la salida no es Ezeiza, como dice el joven empresario Augusto Salvatto. Argentina es un gran país, con mucha tierra para trabajar y con muchas oportunidades. Por eso mismo la juventud debe prepararse, trabajar para algún día cuando la dirigencia política de hoy se tenga que ir la reemplace una dirigencia juvenil apta, preparada, formada en valores para dar la lucha con conocimiento y con ética, para darle condiciones favorables al productor agropecuario e industrial, para que florezca la riqueza en este país», destacó el presidente del Ateneo Juvenil.

«Los jóvenes necesitan educación en valores y en conocimiento. Somos como una planta en crecimiento, a la que tenés que darle agua, fertilizante y todas las condiciones. En determinado momento la planta requiere menos cuidados que cuando es chica. Nosotros estamos en la misma: necesitamos educación no necesariamente escolar, sino en valores por parte de la gente adulta, que den buenos ejemplos, que nos enseñen honestidad, la cultura de trabajo, la importancia del conocimiento, la resiliencia para no dejarse llevar por los obstáculos de la vida, saber que una caída no es el fin de la carrera. No hay nada más poderoso que un joven empoderado, con muchos sueños para cumplir. Por eso agradezco a todas las instituciones que siempre han ayudado al Ateneo: la Rural, las Cooperativas, las Casas de la Cultura y todas las instituciones que le ponen una fichita a los jóvenes», se despidió Valentino Costamagna.