12.7 C
General Villegas
viernes, 7 octubre, 2022

Leyla Bechara, de Santa Regina a coprotagonista de «Argentina 1985», candidata firme a los Oscar | por Celina Fabregues*

“Argentina, 1985” provocó una ovación de casi diez minutos en el Festival de Venecia, una revolución en el Festival de San Sebastián, donde Ricardo Darín es ídolo absoluto y además promete arrasar en la temporada de premios.

Con esta expectativa, ya se perfila como una de las grandes candidatas a los Premios Oscar, pese a lo que el largometraje de Santiago Mitre no se presentará en las grandes cadenas de cine del país, sino que se estrenará en algunas salas más pequeñas e independientes.

Esto se debe a un desacuerdo entre las salas y Amazon Prime Video, respecto al tiempo de proyección en la pantalla grande antes del estreno en la plataforma ondemand.

Generalmente, los cines estrenan las películas con una ventana de 45 días entre el lanzamiento en salas y en plataformas. Sin embargo en el caso de “Argentina 1985”, una película con mucho potencial, ese tiempo máximo es de tres semanas.

Ricardo Darín, como Julio Strassera.

El elenco de “Argentina 1985”

La obra está inspirada en la historia real de los fiscales Julio Strassera y Luis Moreno Ocampo, que en 1985 se atrevieron a investigar y enjuiciar a la dictadura militar más sangrienta de la historia argentina.

El filme cuenta con un elenco encabezado por Ricardo Darín como Julio Strassera y Peter Lanzani como Luis Moreno Ocampo. Además, participan Alejandra Flechner, Carlos Portaluppi, Norman Briski, Héctor Díaz, Alejo García Pintos, Claudio Da Passano y Leyla Bechara, entre otros.

Y aquí nos frenamos, en Leyla. Hija de Vivi y Eduardo. De una enfermera y un médico que llegaron de Buenos Aires a ejercer a Santa Regina y donde, a pesar de no vivir más allí, sigue la casa, lista para entrar a sentarse a la mesa.

Según se desprende de la crítica que la espera en San Sebastián, la obra dirigida por Santiago Mitre «encuentra el punto medio perfecto entre el drama judicial y la comedia con un Ricardo Darín excelso.»

Tal como lo escribe Andy Meeks en Espinof, «decir que Ricardo Darín es uno de los mejores actores vivos (si no el mejor) no es una novedad» y en la película de Santiago Mitre, «Darín hace uno de los papeles más perfectos de su carrera con un personaje, Strassera, que sabe llevar con humor, pero aportando la dignidad que necesita a medida que avanza el film. El actor es consciente de que, por mucho que la película nunca abandone la comedia del todo y su personaje tenga una ironía vital, es necesario que no sea un payaso. Su monólogo final en el juicio es impecable, una torre interpretativa, una absoluta obra maestra ante la que dan ganas de aplaudir literal y figurativamente.»

Leyla en su reino

Leyla, de Santa Regina a ser una de las más grandes influencers y…

El sábado pasado, en el programa Cuidarte Más (sábados por la mañana en FM Villegas), mucho más de un año sin poder comentarlo públicamente, conversé al aire con Leyla sobre este trabajo en el que nada tuvo que ver la casualidad ni el azar. Siempre se trata de trabajo.

Como me escribió hace años en su nota Antonio Carrizo, «no basta con querer, hay que trabajar mucho en lo que se quiere.»

Es una joven politóloga, pero además una genia en las redes sociales, una influencer que creció muchísimo en los últimos tiempos, lo que provocó la convocatoria a la película de Mitre.

A principios del año pasado, durante la segunda ola de la pandemia, fue convocada por la directora de casting a través de un mensaje de instagram. Ella ya había visto el perfil y los videos Leyla hacía y le gustó su onda.

Cuando se contactaron, solo pudieron decirle que estaban armando una película y, que para contarle más «tenía que firmar un contrato de confidencialidad», desliza.

Fue después de aceptar cuando «me contó más que nada. la historia» y cómo iba a ser su personaje: parte del equipo de la fiscalía que lleva adelante la investigación.

«Mitre es un director que siempre me ha gustado mucho», dice Leyla. Dirigió otras películas como «El estudiante», con Esteban Lamothe y «La Patota».

«Hice el casting desde casa, un casting muy mal hecho, en plena mudanza, con la casa casi vacía y había un eco terrible», relata, aunque pasó ese primer filtro y la llamaron para hacerlo de manera presencial.

«Antes de que me dieran la noticia que había quedado, el director ya me había empezado a seguir en Instagran -cuenta sonriendo la joven- y pensé: parece que hay noticia. Ya está. Hay cosas que valen más que una respuesta.»

Trabajar con Darín

No es cosa de todos los días incursionar en el cine y trabajar al lado de uno de los mejores actores contemporáneos, que ya ha traspasado las fronteras argentinas.

El personaje de Leyla se llama Isabel, y es una de las siete integrantes del equipo de la fiscalóa. «Laburamos mucho en invierno, se grabó desde junio hasta septiembre del año pasado en la locación de lo que sería la oficina de la fiscalía y grabé muchas escenas con con Darín», relata.

«Grabamos muchas escenas en el Tribunal donde ocurrió el Juicio», explica y continúa como pensando en voz alta que «hay gente que tiene en la mente grabada estas escena porque  la tele pasaba estas audiencias, y yo estaba muy nerviosa todo el tiempo. La verdad que nunca actué en mi vida. Nunca hice teatro, siempre me dediqué al deporte y toda la experiencia fue una locura.»

«La peli va a estar tres semanas en cartelera y después ya se va a poder ver desde la plataforma, desde Amazon», porque debido al conflicto con las grandes cadenas de cines, se va a proyectar en pequeñas salas.

Bromeamos sobre la cantidad de personas que van a sumarse a la plataforma solo para ver Argentina 1985 y ella bromea diciendo que si alguno no puede acceder a Amazon «me pide el usuario y les comparto, porque quiero que todo el mundo vea esta película.»

Para redactar el guión de una película sobre una historia real, hay detalles y escenas que son ficcionadas. Eso es «una cosa que siempre nos dijo el director, comprender que es una película de ficción, un thriller basado en hechos reales. Hay una ficción creada en torno a ciertos hechos», aclara.

El juicio está basado completamente en los testimonios y en el archivo., pero la perspectiva del film apunta al valor y la decisión de llevar adelante este juicio y plasmar la situación en la que la sociedad argentina atravesaba en ese momento.

«La democracia se había recuperado hacía muy poco y los milicos tenían muchísimo poder todavía», dice Leyla.

Ambas coincidimos en que había una palabra que primaba toda la situación y era miedo. Miedo y poca confianza en una democracia que recién comenzaba. Miedo a que la historia se repitiera.

Fue un momento bisagra en la historia argentina, hubo una decisión de seguir adelante, de formar la Conadep y de decir Nunca Más. Palabras que para los argentinos, ya son un mantra.

Lo que dejó el personaje

Sobre lo que esta experiencia le dejó para siempre y la marca de su personaje, Leyla señala que «levantarte temprano, ir al rodaje, conocer gente increíble.»

El equipo, el elenco con el que me tocó colaborar. Nos hicimos muy amigos», pero específicamente sobre la película, «hablo en plural, porque lo hablamos mucho con los chicos, es la sensación de ser unos niños de veinte y pico de años en ese momento, con un compromiso posta con la democracia del país.»

Para crear los personajes y el entorno, tuvieron varias reuniones con los verdaderos ayudantes de la fiscalía, «que hoy son personas que siguen aportando a la justicia de la memoria y de la verdad desde sus trabajos», marca.

«En un tiempo tan difícil de nuestro país, este grupo de pibes se la jugó, tuvo la voluntad, tuvo el compromiso, enfrentó al miedo y eso es lo que me parece que reflejan nuestros personajes. Es lo que más nos llevamos. En momentos como los que vivimos ahora, donde todo está tan frágil, tener la voluntad de hacer las cosas que se tienen que hacer y defender lo que lo que tanto costó construir.»

«Somos muy jóvenes e hijos de la democracia, porque nacimos con democracia, nacimos con políticas de memoria, verdad y justicia. Fue como representar lo que significó construirla», concluyó.

Leyla Bechara, joven que creció en su pueblo, Santa Regina y se formó en General Villegas. Es una de las protagonistas del joven equipo jurídico que acompañó a Julio Strassera, Luis Moreno Ocampo y que se atrevieron a hacer justicia, contra viento y marea.

Dice el sitio español sobre el thriller argentino: «Cuesta no deshacerse en halagos ante un reparto perfecto en estado de gracia, con el gran Darín a la cabeza, con una dirección y edición perfectas sobre un hecho histórico que en España no se conoce lo suficiente y que puede que en Argentina ya se esté olvidando. Por supuesto que habrá gente en contra de que se recuerden estos hechos, pero, aunque suene a manido, no es menos cierto: olvidar el pasado es condenarse a revivirlo.»

 

*Celina Fabregues es periodista. Conduce Cuidarte Más por FM Villegas, los sábados de 9,30 a 12 horas, programa que se repite a las 19 del mismo día.