12.2 C
General Villegas
miércoles, 21 octubre, 2020

Manuel Lucero: «Más que un plan agropecuario es una zanahoria para que se venda la soja que todavía no se vendió»

«Los grandes ganadores de estos anuncios son exportadores y aceiteras. No es un plan agropecuario», analizó el presidente de Federación Agraria Argentina Filial General Villegas.

Para Manuel Lucero, presidente de Federación Agraria Argentina Filial General Villegas, los anuncios del gobierno -la quita de los 3 puntos porcentuales de los derechos de exportación de la soja por el mes de octubre- no benefician al pequeño y mediano productor, sino a los exportadores y aceiteras.

La batería de medidas anunciada por el ministro de Economía Martín Guzmán afecta al sector industrial, al minero y, por supuesto, al sector agropecuario. El objetivo es intentar que ingresen divisas al país. En lo que respecta al agro, lo que se anunció es una disminución de 3 puntos por el mes de octubre, aunque luego el porcentaje de retención de la soja se seguirá elevando hasta retornar a los 33 puntos en enero.

«Nos parece muy poco. Más que un plan agropecuario es una zanahoria para que se venda la soja que todavía no se vendió. El pequeño y mediano productor tiene muy poca soja almacenada. La mayoría fue vendiendo para pagar los compromisos. La mayoría de la soja ya está vendida y está en manos de los exportadores, que son los que se van a llevar este beneficio que para el campo no es tan grande. No vemos medidas importantes. Sentimos que es una zanahoria para que exporten la soja que queda y así el gobierno se hace de 6.000 o 7.000 millones de dólares. Esto beneficia al complejo exportador y al aceitero porque son los que tienen la mayor cantidad de granos. Ellos ya tienen un diferencial arancelario: en vez de exportar el grano sin procesar exportan el aceite y la harina y tienen otro 3%. Así, se van a una ventaja del 6%. Ellos son los grandes ganadores de estos anuncios del gobierno», señaló Lucero.

Y añadió: «Otro anuncio que esperemos que se cumpla es que van a reintegrar un diferencial de retenciones al productor que produjo hasta 1.000 toneladas de soja. Pero eso se anunció en marzo y todavía no ocurrió».

«Se habla que hay un 36% de soja que no se ha vendido. De ese 36% calculo que habrá un 15% en el campo, el resto está en las exportadoras. A ese porcentaje el pequeño y mediano productor lo usa como moneda de canje a medida que se van asumiendo los compromisos: es una forma de defenderse de la devaluación, es un recurso de subsistencia y autoprotección que tiene el productor. Se vende a medida que se van asumiendo compromisos como pagar los insumos o pagar los alquileres. El productor vende a medida que lo va necesitando, no creo que cambie la decisión de vender porque tenga un diferencial de 3 puntos. Además, no son muchos los pequeños y medianos productores que todavía tienen soja en su campo», manifestó el presidente de FAA General Villegas.

Por último, en su balance de estos 10 meses de gobierno, Lucero remarcó que «no hubo medidas importantes que impacten en el productor, en cuanto al tema financiero o impositivo. Se siguió la inercia, pero no hubo un plan para el campo. Se lo dejó trabajar en la cuarentena como sector esencial, pero no hubo medidas para potenciar la actividad agropecuaria».