25.6 C
General Villegas
sábado, 24 octubre, 2020

Mario Jaurena: «Estamos organizados y pasamos la tormenta»

En su nuevo rol como miembro del Directorio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), Mario Jaurena sigue -y seguirá- apoyando a la Cámara de Comercio de General Villegas que está en plena transición hacia la renovación de autoridades.

Mario, quien fuera presidente de la entidad desde hace años, celebra el acercamiento de nuevas caras a la Cámara de Comercio. «Esta pandemia hizo que la necesidad comercial movilizara a un grupo de comerciantes. Estábamos totalmente de acuerdo con ellos, los entendíamos, estábamos en la misma problemática y buscábamos vía institucional solucionar estos temas, a través de notas y a través de caminar y caminar la calle. Les dijimos que no los íbamos a poder acompañar a la plaza ni al hall de la Municipalidad porque representábamos a una institución, pero sí los apoyábamos», dijo Jaurena recordando aquella iniciativa de los comerciantes autoconvocados, quienes se manifestaron para presionar a las autoridades municipales y pedir que se abra la actividad comercial cuando aún Villegas atravesaba fases más restrictivas de la cuarentena.

«Tuvimos un llamado de ellos, coordinamos y los chicos se dieron cuenta que la institución estaba trabajando bien. También la movida de ellos fue eficiente y efectiva. A veces tenés que hacer ruido, sino no llegás a nada. Lamentablemente es así», añadió Jaurena.

Soledad Frey ya es virtualmente la nueva presidente. Se están realizando todos los trámites, papeles y formalidades para darle un marco formal al cambio de autoridades. No estará sola, sino que contará con un grupo de gente que, según palabras de Jaurena, «viene con ganas de trabajar y con mucho empuje».

Cámara saneada y abierta

«En la Cámara teníamos una deuda impositiva que se fue creando porque en la cobranza no daba ningún lucro. Pensamos en saldar las deudas, hacer la liquidación y no abrir nunca más. Para mi era una gran decepción tener que cerrar. Llamé al presidente de FEBA y le dije lo que íbamos a hacer. ‘Ni loco se cierra la Cámara de Villegas’, me contestó. El municipio nos dio una gran mano para poder solucionar los problemas institucionales. Desde ahí arrancamos de cero, con cobranzas que son eficientes y efectivas, nos pagan en tiempo y forma. Además seguimos cobrando los impuestos municipales y OSDE», explicó Jaurena.

«Se han logrado muchas cosas, pero no lo supimos transmitir. Nuestra premisa fue no cerrar la Cámara de Comercio. Venimos trabajando en silencio desde hace mucho tiempo», agregó.

La pandemia trajo muchas cosas negativas, pero fue una oportunidad para que los comerciantes autoconvocados se acerquen a la Cámara.

«Hoy somos muchos. La tarea se distribuye y se puede cumplir. Es un buen grupo. Ahora nos está sobrando gente. Estamos organizados y pasamos la tormenta. Yo voy a seguir participando, aunque no esté en la comisión», concluyó Jaurena.

FEBA y CAME

Integrar la comisión directiva de FEBA (Federación Económica de la provincia de Buenos Aires) y de CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) le permite a la Cámara de Comercio de General Villegas, ser parte con voz y voto en las decisiones de ambas entidades.

Esto significa que General Villegas forma parte de las dos instituciones empresariales y comerciales más importantes del país y de la provincia.

La Federación Económica (FEBA) es la más antigua institución gremial empresaria a nivel provincial; la de mayor representación territorial con 250 cámaras asociadas en las que se integran todas las actividades productivas: la Industria, el Comercio, los Servicios, la Construcción, las Producciones Regionales, las Mujeres y Jóvenes Empresarios. Promueve la implementación de políticas públicas en pro de un desarrollo productivo con identidad nacional.

La Federación está adherida a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Ambas entidades están íntimamente ligadas al destino de la Nación, a la defensa del mercado interno, la soberanía territorial y la defensa de la cultura nacional, todos elementos esenciales que las convierten en entidades comprometidas con el país y su gente.