40.3 C
General Villegas
domingo, 24 enero, 2021

Mercedes Lalor: «Este tipo de medidas las hemos visto muchas veces y siempre han fracasado»

Actualidad dialogó con la productora agropecuaria que forma parte de la comisión directiva de la Sociedad Rural del Partido de General Villegas. Lalor analizó el cese de comercialización de granos horas antes de que la Mesa de Enlace diera por concluida la medida de fuerza (que estaba prevista hasta las 24 horas del miércoles). El gobierno nacional dio marcha atrás con el cierre a la exportación de maíz y el campo levantó el paro.

El cese de comercialización de granos de 72 horas concluyó este miércoles antes de tiempo. La medida fue adoptada por tres de las cuatro entidades que conforman la Mesa de Enlace (Coninagro no adhirió) en respuesta a la restricción dispuesta por el gobierno nacional para la exportación de maíz. Si bien desde un primer momento el Ejecutivo había manifestado que no daría marcha atrás a la medida, finalmente sí lo hizo y es por eso que la Mesa de Enlace se reunió y dio por finalizado el paro a través de una conferencia de prensa.

Horas antes de que esto suceda, Actualidad dialogó con Mercedes Lalor, quien forma parte de la comisión directiva de la Sociedad Rural del Partido de General Villegas. La productora hizo un balance del paro a nivel local y, al mismo tiempo, pidió abrir un diálogo directo con el gobierno nacional, dando a entender que Basterra es un ministro sin poder y sin capacidad de toma de decisiones.

«Todo lo que pasó es un despropósito. Es increíble que prohíban las exportaciones de maíz cuando el país necesita las divisas. Con el desbalance comercial que hay, el país precisa desesperadamente los dólares que genera la exportación de lo que sea: del maíz, de la soja, de la carne, de lo que sea. Hay que tratar de exportar todo lo que se pueda porque es donde entra el dinero que le hace falta al país. Prohibir exportar maíz, cuando hay stock suficiente para el consumo interno, no tiene ningún sentido. Había 8 millones de toneladas, el país para consumo interno necesitaba 3 y quedaban 5 disponibles hasta la otra cosecha. ¿Por qué se prohibió? Es incomprensible. Se supone que para beneficiar a algún grupo de los que precisan maíz o pensando que así bajaban los precios de otros productos que necesitan el maíz. Realmente la incidencia del maíz en el precio final de productos como el pollo y el chancho es muy bajo, es del 10%. Es más el daño al cerrar el mercado que el beneficio. Es una medida evidentemente política, pero bastante poco lógica», analizó Lalor.

El sistema de cupos generó mayor malestar en el sector rural

Antes de dejar sin efecto el cierre de exportación de maíz, el gobierno nacional probó un sistema de cupos, pero eso generó mayor malestar entre los ruralistas.

«Es un disparate. Igual quedaba un montón de maíz en stock sin vender. Lo malo de todo esto es que habíamos hecho todas las cosas bien, durante la pandemia el campo había podido seguir produciendo, había podido cosechar, trasladar, cargar barcos y vender. Éramos un vendedor confiable en medio de este desastre mundial que es el COVID y donde el mundo necesita los alimentos. Este tipo de medidas nos resta credibilidad, es poco inteligente. Y lo de los cupos también porque se acomodan, se dan a algunos sí y a otros no. La cosa tiene que ser libre y hecha con sensatez. Esto ya lo hemos visto, no es la primera vez que pasa. Este tipo de medidas las hemos visto muchas veces y siempre han fracasado, con lo cual no entendemos para qué quieren instrumentarlas de vuelta porque van a volver a fracasar. Cada vez que se tocan los mercados se termina haciendo un desastre», comentó.

«La suposición que había es que esto había sido pedido por algún grupo que quería el maíz más barato y esto hacía que baje el precio. A todo esto se suma el ninguneo a la Mesa de Enlace, que es la que representa a los productores. Y los que generan el maíz son los productores. La reunión donde el gobierno decide levantar la restricción la hacen con el Consejo Agroindustrial Argentino y no con la Mesa de Enlace», añadió Lalor.

¿Existe la posibilidad de que el paro se prolongue?

«Desde el momento en que el gobierno recula en la medida creo que no va a dar para alargar el plazo del paro. Al levantarse la medida que provocó el paro lo más razonable es que el paro se termine este miércoles. Pero lo que hay que pensar es que el paro no se generó por el maíz. Viene habiendo varias medidas que irritan a la producción, que sigue trabajando a full y poniendo el hombro. El gobierno toma ciertas decisiones, por ejemplo cuando quiso expropiar a Vicentín o cuando comenzaron las usurpaciones y no emitió opinión. Además hay impedimentos para la producción: que el Banco Nación no le dé crédito a un productor que tiene soja en un silobolsa no es muy razonable, otra es que tenemos un diferencial del tipo de cambio entre lo que realmente vale el dólar y lo que nos pagan por las exportaciones. Todo eso desmoraliza al productor y genera un conflicto. El gobierno debería tener un diálogo con el sector que más divisas le genera y hacerle ver ante la sociedad que el campo le pone el hombro al país», afirmó.

¿Qué se viene para el 2021?

«Es un año electoral con lo cual nunca se sabe. El hecho de que cuando se equivocan dan marcha atrás es positivo, no siguen adelante. Lo han hecho con Vicentín y ahora con el maíz. Lo mejor sería un buen diálogo con un sector tan dinámico e importante para el país, que no haya este ninguneo. Ojalá se pueda abrir una mesa de diálogo directa entre representantes de la producción y el gobierno. El ministro Basterra pareciera no tener el poder de decisión suficiente. El campo necesita alguien con mayor peso», concluyó.