22.6 C
General Villegas
lunes, 28 septiembre, 2020

Oscar Cortínez, el hombre récord

Oscar Cortínez es uno de los tantos ganadores de la Maratón de los Barrios organizado por Actualidad. Pero lo que lo diferencia del resto de los atletas es que, en estas 20 ediciones, es el dueño absoluto del récord en el circuito, con un tiempo de 29’45».

La fecha de esa carrera histórica fue el 15 de diciembre de 2001. Desde ese momento y hasta el día de la fecha nadie ha podido batir esa marca.

No es para menos, Oscar Cortínez no era cualquier atleta, sino que venía de representar a la Argentina en los Juegos Olímpicos de Sydney (2000).

En diálogo con OVACIÓN, Cortínez recordó aquella mítica carrera. «El tiempo fue anecdótico. La calidad de los atletas que hubo ese día hizo que todos tengamos que poner lo mejor de uno para quedarnos con lo más alto del podio. La sorpresa mía es que todavía no se haya podido bajar esa marca. Para eso hay que lograr que sea un grupo nutrido de atletas, para que el ritmo sea vivo en los primeros kilómetros, con buenos parciales para intentar bajar esa marca. No creo que sea imbatible, pero se tienen que dar las condiciones», comentó.

Cortínez estuvo muy bien escoltado aquel 15 de diciembre, seguido de atletas de la talla de Juan Suárez de Olavarría (2°), Ariel Franzon de Mar del Plata (3°), los hermanos Juan (4°) y Marcelo Castro (5°) de 25 de Mayo, José Luis Mansilla (6°) y Miguel Barzola (7°) de Bragado. Cualquiera podría haber ganado.

«En 100 metros entramos casi los 10 primeros, con una brecha de 5 o 6 segundos entre el primero y el segundo. Después llegó el resto. Era una época donde había muchos atletas que corrían rápido. Si bien ahora hay atletas que corren igual o más rápido, el problema es que no hay cantidad de atletas. Por eso es más difícil que entre todos corran rápido», explicó.

Cuando empezó a ver que su etapa de deportista de elite empezaba a declinar, Cortínez tomó una sabia decisión: estudió una carrera universitaria.

«Estudié kinesiología, pasando los juegos de Río me recibí y hoy sigo ligado al deporte desde la salud. Es un orgullo que yo lo pongo en la misma repisa de lo deportivo. La vida de los campeones se acaba porque vienen otros campeones. Si uno no se recicla, si uno se mira el ombligo, cuando te das cuenta se te pasó la vida y el deporte no te deja más que medallas. El mejor incentivo para los chicos que vienen es decirles que esá buenísimo correr rápido y ser el campéon, pero está mucho mejor estudiar para capacitarte. El triunfalismo de las maratones es efímero, es finito, se acaba. Si vos no tenés una capacitación se te va a hacer difícil para el día de mañana. Si uno no tiene la capacidad de reaccionar para invertir en uno mismo te pasa la ola por encima y no te quedan nada más que medallas. Hay que tener capacidad de reaccionar y no quedarse con la ola del exitismo», concluyó Cortínez.