16 C
General Villegas
viernes, 4 diciembre, 2020

Pedro «Peco» Yeregui: era defensor, pero entró en la historia grande del Fútbol Club Bunge como arquero

Pedro «Peco» Yeregui jugó casi toda su vida de primer marcador central. Sin embargo, quedó en la historia del Fútbol Club Bunge y de la Liga de Fútbol de General Villegas como el arquero que le dio al «Tambero» la clasificación al primer torneo Regional, en el año 1985.

«En el año 70 nos fichan y en el 71 comenzamos a jugar en esa segunda que ahora es tercera. Yo arranqué jugando de 3 y luego jugué de 6. Salimos campeones en segunda», cuenta «Peco»

En 1974 casi todos los que integraban esa segunda subieron a primera. Al año siguiente, el 2 titular se lesionó y Yeregui se convirtió en primer marcador central, posición que ocupó hasta su retiro.

Su momento consagratorio llegó en 1985, en esa recordadísima final contra Atlético Villegas donde se definía quién se quedaba con el pasaje al primer Regional.

La primera final fue en Bunge con empate 0-0. La revancha en el renovado estadio de Atlético Villegas. El local ganaba 1-0, cuando lo expulsaron al arquero, el «Negro» Ledesma. Los jugadores de Bunge se iban de la cancha, furiosos, pero surgió un caudillo que tomó la decisión de ir al arco y convenció a todos sus compañeros de seguir en cancha. Ese caudillo era Pedro «Peco» Yeregui. El encuentro continuó y el «Tambero» llegó al empate. Fue 1 a 1 y hubo que jugar un tercer partido en cancha de Eclipse.

«El equipo estaba que se iba. Yo les decía ‘Vamos, hay que seguir’. Mucha euforia, mucha adrenalina. Ya en el tercer partido se me vinieron las pulsaciones abajo. Me hacía el que estaba bien, pero tenía mis miedos», afirma Yeregui.

En el partido desempate Atlético fue más en los 90 minutos, pero erró 3 goles increíbles.  «Peco» Yeregui se destacó en el arco, atajando pelotas importantes. Terminaron los 90 minutos, terminó el alargue y nadie pudo romper el cero. Llegó el momento de los penales y ahí la figura de «Peco» se agigantó hasta alcanzar la talla de héroe.

«En el primer penal fui a un lado y la pelota fue al otro. En el segundo penal, lo mismo. En el tercer penal de Atlético tuve la suerte de que la decisión que tomé fue la correcta. Llegué porque justo volé a ese lado. Fue la suerte que me ayudó para atajar el tercer penal. Bunge metió todos los penales y así nos convertimos en el primer representante de la Liga de Villegas en los regionales. Fue una experiencia muy linda», relata Yeregui.

Ese día la cancha de Eclipse desbordó de gente. Esas 3 o 4 mil personas nunca se olvidarán de ese defensor que entró a la historia grande de la liga debajo de los tres palos.