24 C
General Villegas
miércoles, 20 enero, 2021

Pocho Abbiatti: el Correcaminos de la Maquinita va por más

Que Lucas Maldonado fue la gran figura de la goleada por 8 a 2 de Eclipse frente a Ingeniero no hay quien lo dude. Hizo siete de los ocho.

Pero que Luis Abbiatti fue decisivo para eso por su trepada constante por la banda derecha, libre como el viento, para asistirlo, no le fue en zaga.

En un partido extraordinario, fuera de lo común no tanto por el juego pero sí por los goles, el lateral volante de la Maquinita se mostró en su máximo nivel.

Campeón de todo en Ingeniero en 2010, pasó luego por Sportivo -donde también dio una vuelta olímpica- y Santa Rita para recalar finalmente en Eclipse, donde volvió a festejar en grande.

Autor de una jugada de área a área en cancha de Bunge, con la camiseta del Pulpo, cuando su gol llegó incluso a las pantallas de Crónica TV, Abbiatti demuestra que todavía tiene mucho por delante.

«Nunca jugué tan libre como con Ingeniero. Hasta tuve dos situaciones claras. Fue muy raro», dijo del partido del último domingo, donde generó múltiples avances.

«La base está. Habíamos arrancado mal, pero la peleamos porque sabíamos que teníamos equipo para salir adelante. Tenemos claro que Santa Rita es un equipo duro, que tiene una base de muchos años y que va a ser un lindo partido», adelantó lo que viene.

Vuela por la derecha, al punto de confundir al hincha común sobre su punto de partida. Volante o defensor, su cancha es vertical. «Si me das a elegir me siento más cómodo de marcador de punta porque tengo la cancha más de frente», dejó en claro.

Se siente cómodo en Eclipse, y se nota: «Tengo muy buenos compañeros y por suerte me salen todas. Hay que seguir mejorando, porque también ganando se cometen errores. Va a ser un lindo partido porque los dos vamos a intentar jugar al fútbol. Y hay que ganar los dos próximos partidos, quedar libre y esperar a ver qué pasa».

Las dos derrotas iniciales quedaron atrás y Abbiatti se ilusiona. Ganar, esperar y ver. Sabe que el resto también va a ceder puntos y se ilusiona.