12.7 C
General Villegas
miércoles, 17 agosto, 2022

Proyecto Briquetas, el trabajo made in Rivadavia que une género y ecología

La iniciativa tiene más de cien beneficiarios en el distrito y es realizada por mujeres de nuestra ciudad. Busca amplificarse a otros municipios. De qué se trata y cómo se hace.

El municipio de Rivadavia puso en marcha el Proyecto Briquetas, una alternativa ecológica para calefaccionar los hogares de adultos mayores y personas con algún tipo de discapacidad. La propuesta de este producto, hecho a base de materiales naturales desechables, tiene más de 100 beneficiarios en el distrito y busca expandirse no sólo en el territorio bonaerense sino a provincias vecinas.

“Este invierno más de 110 familias de América pudieron calefaccionar sus hogares con las briquetas, un producto ecológico, hecho enteramente en Rivadavia, a partir del aprovechamiento de materiales desechables”, señala el comunicado difundido en las redes sociales del municipio de Rivadavia, distrito conducido por el cambiemista Javier Reynoso.

Lorena Argüello, secretaria de Desarrollo Humano; David Bertero, Coordinador del proyecto, y las mujeres encargadas de su realización, cuentan a lo largo de un breve video cómo es el proceso de producción y quiénes son los beneficiarios de este programa, que, agregan, “ya es modelo en la región”.

La briqueta es un tipo de bloque sólido que en contacto con el fuego combustiona y genera calor; un sustituto ecológico de la leña destinado a estufas, chimeneas, salamandras, hornos y calderas.

Argüello explica que el proyecto tiene como objetivo “solucionar el problema de la leña” en los hogares de los adultos mayores o de las personas con problemas de salud o algún tipo de discapacidad que no pueden manipular por su peso troncos de leña o que no les resulta económico. Además, destacó que, dado que es desarrollado por un grupo de cuatro mujeres que fueron capacitadas por el municipio, la tarea “las empodera”.

“Son mujeres que trabajan todos los días con el compromiso diario, y para poder solventar” la economía de sus hogares, explicó.

“La recepción superó nuestras expectativas”, dijo la funcionaria y agregó que con el proyecto en marcha se sumaron muchos vecinos interesados en ser beneficiarios.

Bertero, señaló que los bloques están hecho a base de residuos. En este sentido, el proyecto reutiliza hojas de poda, recolectadas por Servicio Urbano; aserrín, viruta y polvillo, donado por las carpinterías de la ciudad; piña y hojas recogidas del vivero; papel viejo, rescatado del municipio y cenizas de asados, extraído de parrillas de distintas instituciones.

Cada briqueta, según precisó el funcionario municipal, dura encendida 1 hora 40 minutos. Bertero indicó que la diferencia con un tronco de leña es que éste al ser encendido llega a un tope de calor y luego caes. La briqueta, por su parte, si bien tiene un tope más bajo se sostiene a lo largo de todo su tiempo de duración.

El proyecto, además, cuenta con la única máquina prensadora del país. El artefacto, que tiene capacidad para ocho bloques y produce alrededor de 150 unidades diarias, fue diseñado por una metalúrgica local.

“Es un programa que cierra por todos lados”, señaló el Bertero.

Argüello, agregó que la idea es que este proyecto se replique en otras localidades del distrito y destacó que, ante la inquietud de otros municipios, podrían avanzarse con capacitaciones en otros municipios de la provincia de Buenos Aires y de La Pampa, lindante con el distrito. (MasterNews)