22 C
General Villegas
miércoles, 22 mayo, 2024

¿Qué es la Ludopatía?, el nuevo fenómeno adictivo de los adolescentes | por Santino Andreoli*

Estar preocupado por apostar, cómo planificar actividades con apuestas constantemente y cómo obtener más dinero para apostar. ¿En qué consiste el fenómeno de la ludopatía?

«Una actividad de esta característica se puede volver una adicción cuando se convierte en un factor de sufrimiento tanto para la persona que lo vive como para su entorno», dicen los especialistas.

Desde 1992 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la ludopatía como una enfermedad muy importante.

Aunque no existen cifras oficiales al respecto, se estima que entre el 1% y el 3% de la población mundial es adicta al juego. De esta población, entre 5 y 20 millones viven en América Latina.

¿Qué es la ludopatía?

La ludopatía es un trastorno psicológico reconocido en el ámbito de la salud mental que involucra una tendencia de comportamiento compulsivo y descontrolado hacia el juego de azar. Esta condición puede afectar gravemente la calidad de vida y bienestar de una persona en general.

No se trata simplemente un hábito ocasional de apostar, sino más bien de una condición caracterizada por una necesidad irresistible de jugar, incluso cuando los resultados no son los óptimos.

Y es que esta enfermedad se considera grave debido a sus impactos físicos, emocionales y económicos. Las personas que la padecen experimentan una fuerte urgencia de jugar, lo que puede llevar a consecuencias devastadoras para sus finanzas, relaciones personales y salud mental.

A medida que el comportamiento de juego compulsivo persiste, la persona se puede encontrar en un ciclo pernicioso de endeudamiento y aislamiento social.

¿Por qué es peligroso?

La ludopatía se clasifica como una enfermedad debido a su naturaleza adictiva y sus efectos negativos a largo plazo.

Al igual que otras adicciones, este trastorno puede reconfigurar el funcionamiento de su cerebro y alterar su equilibrio químico, sumergiendo a una persona en la búsqueda constante de la emoción proporcionada por el juego, sin importar las consecuencias negativas que esto acarree.

Además, este problema puede estar asociado con sentimientos de vergüenza, culpa y ansiedad, contribuyendo aún más a su consideración como una enfermedad.

Hay juegos que de por sí son adictivos, ya sea porque producen grandes cantidades de adrenalina o porque la persona tiene la potencialidad de ganar grandes sumas de dinero haciendo pequeñas apuestas.

La ludopatía puede afectar a diferentes niveles centrales, al contraer dependencia emocional, obsesión y compulsión, deterioro de las relaciones interpersonales, problemas financieros y trastornos de la salud mental.

¿Cómo vencer a la ludopatía?

Es importante señalar que la ludopatía puede tratarse con la ayuda adecuada. Buscar apoyo terapéutico, como la psicoterapia o los grupos de apoyo, puede brindarles a estas personas las herramientas necesarias para enfrentar esta enfermedad y recuperar el control sobre su vida.

Los terapeutas especializados en adicciones pueden proporcionar evaluaciones y orientación adecuadas para manejar la ludopatía. La intervención temprana puede marcar la diferencia en el proceso de recuperación y en la mejora de la calidad de vida.

Todo tiene una solución y la ludopatía no es la excepción. Según los profesionales en el tema, hay medidas que el ludópata puede seguir para dejar la adicción: reconocer el problema, buscar ayudar profesional, unirse a un grupo de apoyo, establecer límites y restricciones, buscar actividades alternativas, manejar el estrés y las emociones, y cuidar la salud mental y física.