29.8 C
General Villegas
miércoles, 20 octubre, 2021

¿Qué fue de la vida de…? / Hoy: Oscar Samiguel

Oscar Samiguel, ex presidente del Comité de la UCR local y de Bomberos Voluntarios de Coronel Charlone, su pueblo, disfruta por este tiempo de esta etapa de su vida como jubilado.

Con dos hijos, una mujer actualmente radicada en la provincia de Córdoba; y un varón que vive en Charlone, en ambos casos con sus respectivas familias, Oscar, o el «Gallego», como sus allegados lo llaman, disfruta también de su rol de abuelo.

El charlonense, a diferencia de otras personas que aún aguardan por su segunda dosis de la vacuna contra el Covid, ya tiene ambas aplicadas. «No te olvides que ya no soy una criatura», expresó entre risas, pero se mostró reacio a delatar su edad. «A las damas no se les puede preguntar la edad», se justificó. Pero rápidamente agregó: «soy modelo ’49 y no estoy en venta», fiel a su estilo jocoso.

Con un look que no pasa desapercibido, Oscar minimizó el aspecto con el que viste. «Trato de estar, dentro de mi pobre economía, vestido de la mejor manera posible. Si puedo ando siempre de saco, porque uno queda bien vestido y por respeto a los demás también. No me gusta cuando veo en televisión que están de remera y mal peinados», dijo.

En una charla con varias aristas, donde fue difícil evitar que hable de política, su pasión, comentó que alguna vez supo jugar al fútbol. «Yo tenía pelo largo. Una vez fuimos a Villegas, sacaron una nota en el diario y decía ‘Samiguel lucía una rubia melena afeminada’. Usaba una trenza», recordó.

Cuando se le preguntó ¿qué es de su vida, alejado del plano político?, inmediatamente se defendió y dijo: «Yo no estoy alejado. No me invitan». ¿Y usted se acercó?, fue la repregunta. «No -contestó-. Yo no tengo sueldo y no defiendo al intendente. Entonces no tenés casi lugar y a lo mejor se sienten incómodos un día si voy al Comité, así que no voy. Pero todos los días de mi vida hablo de política. ¿De qué otra cosa voy a hablar?. A mí me conocen más por radical que por Samiguel».

Y ya no pudo parar. «Estoy muy en desacuerdo con cómo se está manejando la política en General Villegas, hablando de la Unión Cívica Radical. Cuando fui presidente del Comité estaba medio enclenque, lo levantamos no por mérito mío sino de algún otro, pero todos los que estaban en ese entonces no están ahora, es otra gente la que está. Y yo soy una persona que no puede ir al Comité y estar callado, tampoco puedo decir que sí, si no estoy conforme. Pareciera que a algunos les molesta. Cuando digo cosas recibo muchas adhesiones y algunas críticas. En este caso, gracias a Dios, son todas de tipos que tienen sueldo. Entonces no estoy tan errado cuando le hago una crítica a la gestión municipal».

«Campana es el peor intendente que ha tenido la historia de Villegas»

«La gente que defiende la gestión municipal es la que tiene un sueldo. Nadie que no lo tenga puede defenderlo. Yo creo que Campana es un flor de tipo y un magnífico médico. Ahora, como intendente, no se qué calificativo ponerle. No sabe, no quiere. Yo creo que es el peor intendente que ha tenido la historia de Villegas. Que me digan por qué es buen intendente. ¿Qué hizo?», se preguntó.

Y se contestó también: «Trajeron los caños de gas a Villegas, que ahora los irán a poner para las próximas elecciones. No se puede hacer política así, la política se hace haciendo cosas. Nos estamos copiando de Provincia y Nación; y nosotros somos otra cosa. Hacen falta decisiones políticas, no hace falta dinero. Entonces, yo no puedo estar en el Comité avalando esto. Por eso no estoy».

«Para tener lindas las instituciones hace falta que la Municipalidad les de algún peso. Si en otras épocas se les dio. Lo hicieron Ballari, Alegre, por qué hoy no. ¿Cuál es la diferencia?. ¿Le va a echar la culpa otra vez a la inundación?. No, ya se fue. ¿A la pandemia? No terminamos de echarle la culpa a otro. Mañana no se qué va a pasar. ¡El asunto es que hace seis años estamos durmiendo!», siguió.

¿Oscar Samiguel candidato?

Nunca se me cruzó por la cabeza hacer una lista, porque yo tengo mi partido, ¿por qué tengo que hacer otro?. Hay muchos en el Partido de Villegas como yo, pero si hacés una lista sería entorpecer.

¿De qué vive actualmente?

De la jubilación. Mi señora también es jubilada. Y vivimos felices en Coronel Charlone. En los pueblos vivimos gracias a las Cooperativas Eléctricas. El intendente tiene que ayudarlas en lo que les haga falta, no por capricho sino por necesidad. Si a nosotros nos faltan las Cooperativas, desaparecemos como pueblo. Falta la presencia física del intendente y a los concejales no los conocemos. Acá se entregaron las viviendas que habían empezado hace mucho gracias a la presión de los vecinos, que al principio fueron criticados y hoy la gente está viviendo en las casas. Las demás casas, porque nadie hizo nada, están sin terminar. Hacen falta decisiones, estar en la calle, conversar con la gente, ir solucionando los problemas. ¡Pero salir del municipio!

¿Cómo ve la pluralidad de espacios políticos frente a las PASO?

En Villegas los conocemos a todos y podemos elegir a quien querramos. Pero en Provincia y Nación vos te acostás a dormir y decís: ‘estos hdp adónde nos llevaron y todavía siguen los mismos’. Y fijate dónde estamos; y cada vez peor. Estaba de Presidente Raúl (Alfonsín) y Menem era la solución, fuimos peor. Después la solución era De la Rúa, fuimos peor. Después era Duhalde, Kirchner, fuimos peor. Para salir de todo esto fue Cristina (Fernández), fuimos peor.

¿Cómo salimos de esto entonces?

Yo creo que tiene que entrar un gobierno que a ciertas cosas le diga que no. Si en tu casa gastás más de lo que ganás, estás muerto. Los planes no son reales. Hay gente que le das plata y no le tenés que dar. La mitad de los planes se los comen los planeros, los que dan la ayuda. No puede ser. Acá tenemos peruanos, uruguayos, paraguayos y les tenemos que dar todo. ¡Eso lo pagamos nosotros!. La mitad son indocumentados. Mi viejo vino de España en 1920 y lo mandaron a San Luis, porque hacía falta gente allá. Acá están todos en el Conurbano agrandando los bolsones de pobreza, pero ¿sabés qué pasa?, te sirven para votar.

Está muy quejoso…

Lo que pasa a muchos cada vez nos queda menos y yo tengo nietos. ¿Qué país les vamos a dejar? ¿Qué éramos en el ’40? La quinta potencia del mundo. Hoy estamos en los últimos tres lugares. Mirá dónde estamos. En un país rico como éste la producción se pudre en los lugares sin llevarla. La riqueza desborda y no somos capaces de aprovecharla. Y hay una cosa que en el país te frena todo: los sindicatos. Si no se hace una reforma laboral estamos listos, nadie va a venir a invertir acá. ¿Cuántos camiones tenés en Villegas parados porque no podés poner un chofer?. Hay camioneros extraordinarios, pero tenés los que hacen el negocio del juicio. Entonces no vamos a avanzar. ¿Cuánta gente hace falta en el campo? Y quién te va a llevar un muchacho, si después ya casi son socios. Hay gente dentro del mismo partido peronista que ya está pensando en la reformar laboral, porque sabe que es la única salida que puede haber para que haya trabajo. El 40/50 por ciento de los trabajadores está en negro. ¿Por qué? Por algo lo está. Volvemos a lo mismo. ¿Cómo le vas a dar un plan a un tipo que puede trabajar? Terminamos pagando los sueldos los privados, el Estado no sirve para eso, porque no está hecho para eso. Está para ayudar a la gente mayor, al discapacitado, al que no puede, pero no está para ayudar a un pibe de 30 años. Estamos listos. Si a ese pibe no le enseñamos a trabajar, estamos mal.

¿Por qué no pensar en conformar una lista para pasar a la acción?

Yo hago una especie de escuela de esto todos los días. Pero si uno se prende en un partido ya sonamos, porque la política está medio devaluada. Uno lo ve en Villegas. Hay concejales que vuelven a ser concejales. Cada uno debería publicar en el diario lo que trabaja, los proyectos que presenta y lo que cobra. Si no es la muerte de nadie. Ahora si cobran y no trabajan, son ladrones de sueldo. Si laburan todos, algo tendrán que hacer. Algunos no han hablado nunca y van a volver a ser concejales. Yo no me puedo mezclar ahí, tengo otra forma de ver las cosas.

¿Usted sería un político de la vieja escuela, fuera de circulación?

A lo mejor en eso tenés razón. Yo cuando escucho a los políticos que dicen ‘estamos articulando’, ‘estamos discutiendo’, ya no sirven para nada. ¿Qué están articulando y discutiendo?. No sirve. Terminás por no meterte porque si te metés, te termina haciendo mal. Yo ya miro poca televisión, porque los políticos son los mismos y se pelean entre ellos por el sueldo. En Villegas, ¿qué renovación ha tenido el municipio?.

Cuesta conseguir candidatos para integrar las listas…

¿Pero por qué tienen que entrar para no hacer nada? Tienen que tener dignidad. Decir: ‘yo voy a ser concejal para hacer esto y esto’. Para no hacer nada, me voy a mi casa y no voy a ser candidato a concejal. No hay que ir a levantar la mano para pedir un café. ¿Para qué quieren ser concejales? El Concejo Deliberante tiene una función importantísima en el Partido de General Villegas. ¿Por qué no publican lo que ganan? ¿Cuánto gana un concejal? ¿Cuánto un secretario? Ponele que gane 80 mil pesos. ¿Qué han hecho para ganar ese dinero por mes? Van a decir ‘estoy articulando con…’. ¡Nada articularon!, si no se ha hecho nada. Hemos estado durmiendo 6 años.

Hoy como jubilado, ¿qué hace en su vida diaria? ¿Qué música le gusta escuchar por ejemplo?

En mi casa son todos músicos. Mi señora toca el órgano, la guitarra, canta, sabe de todo. Diego (su hijo) también. A mí me ponés música y un coche con el escape roto y es casi igual. No tengo oído.

Pero habrá algo que le guste hacer…

Yo soy un agradecido a la vida. Reniego contra las cosas que tienen solución.

¿Disfruta de su jubilación?

Yo si me jubilo y me quedo sentado en mi casa, me tengo que ir al Asilo y decirle que me preparen una pieza que en cualquier momento voy. Tengo una vida muy activa, familiar. Tengo una hija que está en Córdoba, vive allí, camino a Río Ceballos, en un barrio que se llama Villa Catalina. Tiene dos hijos, uno de un año y medio y otro de seis. Ella tiene 45 años. Y mi otro hijo es Diego y su mujer Mariana, que viven en Coronel Charlone. Y mi nieto, Fausto, que hace prácticamente lo que quiere y un poco más en la casa de sus abuelos. Y tengo mi parte activa trabajando por las instituciones del pueblo.

Y por el pueblo seguramente llegarán los precandidatos en esta época de campaña…

Yo no creo que vengan a los pueblos. No tienen vergüenza. No han venido nunca. Van a venir ahora ¿a prometer qué?. No vinieron en ningún momento y ¿van a venir ahora en campaña? Sería triste para la política.

¿A quién va a votar?

A nivel local al vecinalismo (su nuera es la precandidata a concejal en primer lugar). Ni se pregunta. Al Partido le ha salido un nuevo diente. Y arriba votaré a Manes, qué se yo. Fijate lo que digo. Es que no nos tienen respeto. Se están peleando por un lugar. Son todos iguales.