17.1 C
General Villegas
sábado, 4 diciembre, 2021

Sandra Butvilofsky: «El Novillo Blanco no es un evento más; ayuda a las instituciones a llegar a objetivos que de otra forma serían incumplibles»

El 26 de noviembre tendrá lugar el tradicional Remate del Novillo Blanco a beneficio de La Mano Tendida (la cena y remate será en el Prado Italiano a las 21 horas). Por eso, durante este mes, la columna La Voz del Campo estará dedicada al Novillo Blanco. La propuesta es hacer una cuenta regresiva recordando viejos eventos y las instituciones que fueron favorecidas. El objetivo es entender qué significó este remate para la vida de esas entidades y, a su vez, cómo impactó en el bienestar de toda la comunidad. En esta ocasión dialogamos con Sandra Butvilofsky, presidente de la Cooperadora del Hospital Municipal de General Villegas.

Durante toda la larga y rica historia del Novillo Blanco, la Cooperadora del Hospital fue beneficiada por muchos remates. El objetivo de esta iniciativa solidaria siempre fue colaborar con las instituciones vinculadas con la salud, y el nosocomio de General Villegas fue, como es obvio, uno de los más favorecidos.

En el 2016 la Cooperadora del Hospital había recibido el Novillo Blanco para hacer refacciones edilicias en el viejo sector de internación de agudos. Pero Sandra Butvilofsky, actual presidente de la comisión directiva de esa institución, recordó particularmente el último Novillo Blanco celebrado antes de la pandemia: fue el 10 de mayo del 2019, año del Centenario de la Sociedad Rural del Partido de General Villegas, y también fue para la Cooperadora del Hospital. «Fue un doble festejo. Una cena muy emotiva que tuvimos el privilegio de que nos haya tocado», recordó.

¿Cuál era el objetivo que buscaba la Cooperadora?

Sandra Butvilofsky: En ese momento esta comisión que presido arrancaba hacía muy poco. Surgió esta posibilidad del Novillo Blanco y empezamos a averiguar en la Sociedad Rural cómo podíamos hacer. Hacía algunos años que no se le otorgaba al Hospital. El remate del Novillo Blanco fue una idea de Noel Emerson cuando creó la Sociedad Rural para que se diera a las instituciones que tuvieran que ver con la salud, particularmente al Hospital. Logramos que nos den el Novillo Blanco a nosotros y se trabajó con el objetivo de poder contribuir con la compra del tomógrafo que en ese momento se encontraba roto. La verdad que fue espectacular. Para nosotros fue una novedad, algo que nunca habíamos hecho y lo llevamos adelante con muy buenos resultados.

Y finalmente la compra del tomógrafo se pudo concretar…

SB: Sí. La idea era poner un objetivo que se pudiera cumplir. Había muchas cosas para comprar en el Hospital en ese momento y apuntamos a lo más alto y lo más caro. Este evento era para contribuir y llegar a la compra del tomógrafo que era un equipo de un costo muy elevado. Lo último y lo mejor en el mercado. Solos no podíamos afrontar esos costos, ni como cooperadora, ni con el evento puntualmente. Entonces nos asociamos con el municipio. Tuvimos muchas charlas previas para hacer entender que el objetivo debía lograrse y nos comprometimos que eso se iba a realizar. Y así fue.

¿Recordás cuánto se recaudó?

SB: La recaudación fueron un poco más de $2.800.000, cuando el tomógrafo valía 8 millones. Contábamos con fondos propios de la Cooperadora y pudimos llegar al objetivo. En ese momento la recaudación fue muy buena, mucha gente colaboró. Estos eventos son muy importantes para ayudar a la comunidad a conseguir cosas que por otro medio no se pueden conseguir. Por eso el Novillo Blanco es tan renombrado. No es un evento más. Es un evento especial que ayuda a las instituciones a llegar a objetivos que de otra forma serían incumplibles.

Pensando en el Novillo Blanco del 2022: ¿Cuál sería el próximo objetivo de la Cooperadora?

SB: La Cooperadora es una institución sin fines de lucro que busca el bien común del pueblo del partido de General Villegas. Nos abocamos a la compra, refacción o reparación de equipamiento, siempre apuntando a que topo el equipo que se compre sea el de mejor tecnología y lo último en el mercado. Hemos cambiado equipos obsoletos. Los nuevos generan otras prestaciones. La idea es que el Hospital tenga los servicios básicos bien cubiertos para los habitantes del partido de General Villegas y de la zona. A eso nos abocamos estos años: hemos comprado equipos de punta, hemos equipado muchos servicios. La idea es seguir con esa impronta. Con la pandemia nos quedó un proyecto muy importante para el Hospital que es la refacción y ampliación de la sala de Terapia Intensiva. Cuando ya se estaba por comenzar con la obra se desató la pandemia y eso se tuvo que postergar. Hasta el día de hoy no se pudo comenzar. Es un proyecto para el 2022. Todo el equipamiento que se ha comprado con las campañas de recaudación de COVID no entra en la Terapia actual. La ampliación del edificio es un proyecto para hacer en conjunto con el municipio. Tenemos comprado el piso especial que lleva, están las camas, los monitores, las bombas, todo el equipamiento que lleva la sala de Terapia, o sea que lo único que habría que hacer sería la refacción edilicia.

Habíamos mandado una carta para la ampliación de la Terapia, pero consideramos que es muy importante que La Mano Tendida pueda tener su casa y no dudamos en que también ese es un muy buen objetivo. Nosotros como Cooperadora vamos a colaborar con La Mano Tendida para que puedan cumplir su objetivo.