9.8 C
General Villegas
lunes, 21 junio, 2021

Santa Rita cumplió 67 años: una historia de esfuerzo y amor que sigue escribiéndose año a año

En el marco del 67° aniversario de Santa Rita, Daniel «Nano» Ponzi fue entrevistado por OVACIÓN. Si bien no se llevó a cabo la tradicional raviolada, la fecha no pasó desapercibida por la parcialidad albiazul.

El coronavirus volvió a arruinar la fiesta, tal como sucedió en el 2020. Daniel «Nano» Ponzi -presidente de Santa Rita, ex jugador integrante del plantel campeón del 83 y alguien para quien el club es su segunda casa- es uno de los que más padece esta pandemia. “La verdad es que se extraña y mucho el fútbol. Se extraña ir al club a comentar el partido, la noche infaltable del jueves o viernes donde plantan el equipo que va a jugar el domingo a ver quién está, quién no. Uno que vive el fútbol lo extraña mucho, lo extraña porque lo lleva adentro. Estos dos años que estábamos por comenzar el torneo el equipo estaba muy afinado, muy bien para arrancar. Me tenía mucha fe. El plantel estaba por las nubes anímicamente y muy bien preparado físicamente. Lamentablemente no se pudo jugar”, expuso.

En lo que respecta a los últimos logros deportivos, Ponzi afirmó: “Los chicos no caen en lo que han logrado. Uno que ha sido jugador sabe lo que nos costó para dar una vuelta olímpica. Después pasaron interminables 29 años de buscarlo y las cosas no se daban. Hasta que logramos esta década de estar en casi todas las finales. Los chicos no caen en eso. Irán a caer de acá a un tiempo, cuando recuerden estos momentos”.

Amor por el club

“La gente lo quiere al club. Gente de distinta posición económica que se acerca para donar una lata de pintura, una bolsa de cemento. La historia del club nació desde muy humilde, haciendo todo a pulmón. Hoy es igual, pero el club se ha hecho más grande. Se han hecho muchas obras porque contamos con el respaldo de los socios que son incondicionales. Todo el mundo que entró en Santa Rita entró para poner el hombro, para laburar. Uno quiere que Santa Rita sea una institución cómoda, que eduque, tratamos que el profe que viene de afuera sea buena gente. A Santa Rita lo quiero así, más allá del resultado deportivo. Incluso tenemos pensado, cuando esto se normalice, hacer clases de apoyo para los chicos atrasados en la escuela. También damos la copa de leche. Ayudamos en lo que podemos”, concluyó el presidente del club.