11.4 C
General Villegas
viernes, 4 diciembre, 2020

Se realizó la jornada virtual “Eco Encuentro con el Aguará Guazú” junto a la Fundación Temaikén

Participaron más de 50 familias de niños del Nivel Inicial y Primario de la localidad de Cañada Seca, junto al acompañamiento incondicional de sus familias y docentes.

Se llevó a cabo la charla-taller virtual «Redes Sustentables – Eco Encuentro con el Aguará Guazú», organizada por los Puntos Digitales de General Villegas en conjunto con la Fundación Temaikén.

Disertaron miembros de la Fundación Temaikén, Paula González (Bióloga) y Cristian Gillet (Médico Veterinario).

La jornada comenzó con la presentación del Aguará Guazú, sus características, cómo es su hábitat, alimentación y demás información específica.

Y luego, llegó el emotivo relato de cómo fueron sucediendo los hechos desde que se encuentra el Aguará Guazú en el establecimiento “María Eugenia”, pasando por su recuperación y momento de liberación en una reserva natural.

Roque, el puestero de la estancia de la zona de Cañada Seca, encontró el ejemplar de aguará guazú en el campo, lejano al hábitat natural de la especie. De acuerdo a lo contado por el propietario del establecimiento, Diego Beccar Varela –quien compartió el encuentro virtual-, Roque reconoció rápidamente a la especie porque lo había estudiado en su escuela primaria, en Corrientes.

A partir del aviso, el equipo de Fundación Temaikén junto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación, mediante la Dirección de Inspecciones, activaron el operativo de rescate que llevó toda una jornada y más de 900 km recorridos.

Luego de ser rescatado, el ejemplar fue trasladado al Centro de Recuperación de Especies de la Fundación Temaikén, donde el equipo de veterinarios y cuidadores le realizaron, en el marco de un protocolo de acción nacional, los controles necesarios para saber si requería algún tratamiento clínico y evaluar su estado sanitario y comportamental. El animal quedó alojado en un espacio aislado de contacto humano y ambientado con vegetación para que mantenga su comportamiento silvestre y pueda así reinsertarse a su medio natural.
Se desconoce la razón por la cual llegó a esas latitudes. El desvío del animal de su entorno natural de distribución puede deberse a las graves alteraciones que el ambiente está sufriendo, aunque también se considera que pudo haber sido víctima de tráfico ilegal.

Dicho rescate tuvo un final feliz, ya que “Eugenia”, así la llamaron por el lugar donde fue encontrada, fue llevada a una reserva natural en la provincia de Santa Fe.

“Emocionados fue la palabra que resumió el encuentro. Encuentro en el que lanzamos nuestro Programa de Educación Ambiental de la mano de la Fundación Temaikén. Por lo tanto, el cierre fue un ‘hasta la próxima’. Tenemos una nueva amiga que se llama Eugenia, y juntos asumimos el compromiso de ser cuidadores de la naturaleza, nuestra casa común. Gracias a las familias y a los docentes, a los niños –los verdaderos protagonistas- quienes con sus preguntas construyeron nuevo saber y nos emocionaron con su propia emoción. Gracias Temaikén, celebramos el inicio y seguimos en este camino” expresó Maricel Mangas, directora de Educación del Municipio.

¿Qué es un aguará guazú?

El aguará guazú (Chrysocyon brachyurus) es una especie única y endémica del continente sudamericano. Su pelaje es más bien largo, de color rojo, y en la nuca tienen una especie de crin oscura. Es omnívoro y caza de manera oportunista ratas, armadillos, cuises, aves, pequeños vertebrados e insectos, complementando su dieta con frutos silvestres.
Su área de distribución está en las provincias de Corrientes, Formosa, Chaco, norte de Santa Fe y Córdoba y este de Santiago del Estero. También es probable su presencia en el norte de Entre Ríos. La especie está sujeta a amenazas como la pérdida y/o degradación de sus hábitats óptimos, atropellamientos, persecución directa, captura y caza ilegal.